Texto Juana Camps

ARTÍCULO BON VOYAGE ENERO

Nuba

Las escapadas exprés a destinos cercanos ganan terreno al clásico viaje de novios de dos semanas

Atención, novios: después de la earlymoon (escapada en pareja antes de la boda), la babymoon (viaje antes del nacimiento del primer bebé) y la solomooning (vacaciones en soledad), llega la minimoon, la hermana pequeña de la honeymoon y la tendencia en lunas de miel del 2021. Se trata de la nueva versión del viaje para novios que apuestan por una escapada corta, pero intensa, en lugar de las tradicionales dos semanas.

¿Te está empezando a tentar la idea de estas minivacaciones? Las ventajas, según los expertos, son muchas. La duración del viaje no te impedirá seguir disfrutando de cenas a la luz de las velas, paseos en moto por paisajes que se os quedarán grabados en la memoria para siempre y brindis frente al mar para celebrar que os quedan por vivir un sinfín de atardeceres juntos. No siempre hay que ir lejos ni montar una producción hollywoodiense para viajar juntos.

La minimoon es una oportunidad perfecta para tomar un descanso tras la boda cuando no dispones de tiempo o presupuesto para organizar un largo viaje. Volver a conectar tras el estrés de la celebración y sentirse ‘novios’ proporciona momentos de gran felicidad. Al ser una escapada más corta, nos permite darnos más caprichos como contratar actividades extra o alojarse en un hotel de lujo callado. Es importante escoger un destino cercano y fácilmente accesible, ya sea con un vuelo corto o en forma de road trip.

¿Destinos? Las posibilidades son infinitas. Un recorrido por la costa gallega, descubrir Formentera o alojarse en un parador en un pueblo medieval podrían ser algunos de los destinos nacionales idóneos para este tipo de viaje exprés. El único requisito es mimarse todo lo posible: masajes en un spa, reservar una mesa privada en una bodega para disfrutar de una cata, una fondue a la luz de las velas… La mezcla del queso y las isoflavonas facilitará que todo fluya.