La València de… Sandra Gómez

autor-noticia-icon

COMPARTIR

Vicealcaldesa del Ajuntament De València, portavoz de su grupo y secretaria general del PSPV-PSOE en la ciudad de Valencia.

Sandra Gómez es una abogada joven y sobradamente preparada que se ve al timón del cap i casal en 2023. Entre sus respuestas políticas y su visión progresista de una València llena de talento, vive y disfruta en primera persona de los movimientos asociativos y culturales, desde las Fallas a la Semana Santa Marinera.

Preocupada por los barrios, la igualdad, la generación de empleo o la atracción de oportunidades, trabaja con confianza por una València abierta al exterior, inclusiva con todos sus ciudadanos. 

¿Cómo se siente una abogada en la Corte de València?

Soy abogada por vocación, pero política por pasión. Son dos mundos interconectados, porque al final supone defender lo que crees y las causas justas. Y como abogada, aunque tenía un perfil profesional amplio, siempre me gustó y me impliqué más en aquellas cuestiones y casos que entendía que ayudaban a hacer justicia. 

¿Cómo ve la igualdad de género en las Fallas?

Creo que se ha avanzado mucho en la presencia de la mujer en las juntas directivas, cada vez hay más presidentas de falla, empezamos a ver delegadas del sector… pero todavía tenemos brechas y barreras que romper.

Con respecto a las figuras de las Falleras Mayores se han dado pasos importantes para que sean unas embajadoras de la fiesta con voz propia.

Legislativo, Ejecutivo, Judicial… ¿añadiría algún otro poder?

No, la verdad es que tampoco hay que inventar la rueda. La teoría de la división de poderes de Montesquieu es absolutamente aceptada por las democracias del mundo. Lo que sí que mejoraría es el sistema de contrapesos, que en España queda mucho por hacer, aunque somos una democracia que funciona mejor de lo que nos creemos. 

Hay cuestiones, en concreto de separación de poderes entre el judicial y el ejecutivo, que yo creo que habría que trabajar mejor porque hoy es una obviedad que la justicia está demasiado politizada, sobre todo los órganos jurisdiccionales superiores, y deberíamos mejorar esa separación y los contrapesos. 

¿Le pone fecha a ser alcaldesa de València?

Sí, en 2023.

¿Qué València espera heredar?

Opino que ha cambiado mucho en estos seis años gracias al gobierno progresista y al peso del Partido Socialista, que hemos tenido la responsabilidad de llevar las áreas más importantes de este ayuntamiento: Urbanismo, Hacienda, Desarrollo Económico y creo que se ha notado mucho. Tenemos una ciudad más compensada, donde ya al menos no se trabaja con una València a dos velocidades, sino que se invierte lo mismo o más para compensar a los barrios de familias trabajadoras. Además, es una empresa dinámica que genera empleo y que atrae importantes oportunidades como son la Gala de los Goya, los Michelin, los Gay Games, el Congreso de la Crítica Literaria o la Capital Mundial del Diseño, eventos que nos posicionan en el mapa del talento. Somos una ciudad que ha sabido diversificar su modelo económico e incluso mejorarlo. Hoy somos capital del turismo inteligente cuando en el pasado fuimos capital del desastre turístico en la época de los grandes eventos. 

Somos una ciudad potente e innovadora en el sector de las startups y del desarrollo económico digital, cuando antes éramos inexistentes en ese ámbito. Estamos trabajando para posicionar València como una ciudad abierta, diversa y plural, pero también inclusiva y justa para sus ciudadanos.

Dígame 3 cosas que quemaría en una falla…

Quemaría la violencia de género, la desigualdad social y quemaría la mentira y la hipocresía de la política. Creo que se puede tener un modelo de ciudad, e incluso estar en la oposición, y tener un modelo de ciudad propio y contraponerlo, pero no trabajar siempre sobre la mentira y la hipocresía. 

¿Qué destaca del gobierno de coalición que también hubiera hecho usted?

Como estamos hablando mucho de Fallas, me gusta el frescor que le dio Pere (Fuset) como concejal de Cultura Festiva al mundo de las Fallas, como por ejemplo llevándose la exposición del Ninot a la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

València WDC 2022… ¿el Ajuntament aplicará la teoría de los resultados?

Es un evento muy interesante para la ciudad de València porque es un evento muy transversal. Cuando hablamos de València Capital Mundial del Diseño no sólo nos referimos al diseño gráfico, que obviamente también, sino que hablamos del diseño aplicado a cualquier ámbito. El diseño es lo que nos diferencia, lo que nos posiciona, lo que nos da calidad: diseño del mobiliario, de la ciudad en sí misma, del diseño de cualquier producto, de la gastronomía, de la moda, en el ámbito de la cultura… 

Hablar de diseño es hablar de un posicionamiento que nos diferencia del resto de modelos económicos y del resto de países y eso es tremendamente beneficioso para la ciudad de València, porque los países más desarrollados económicamente en lo que tenemos que competir es en diseño. 

Que València sea Capital del Diseño es una oportunidad fabulosa. Nosotros no vamos a competir por costes, porque tenemos un nivel y defiendo un nivel de vida y unos salarios dignos. Eso va intrínsecamente en nuestro ideario como partido socialista y, si queremos tener una economía competitiva, tendremos que aplicar el diseño y el elemento diferenciador a todos los sectores de nuestro sistema productivo.

¿Qué nos viene que todavía no se ha desvelado? ¿Algún gran proyecto?

Lo dejaremos como sorpresa, pero sí, tenemos algún gran proyecto que va dirigido a diseñar y mejorar la ciudad, para hacerla más verde e inclusiva, y sobre todo a generar empleo y posicionarnos como una ciudad atractiva en la que invertir y generar oportunidades laborales a toda la ciudadanía.

TAGS

COMPARTIR