Mad Cool Festival 2019 donará el porcentaje dedicado al “charity” (RSC) de las invitaciones del Festival a la Fundación The Ocean Cleanup.

En su firme compromiso social, Mad Cool Festival 2019 donará el porcentaje dedicado al “charity” (RSC) de las invitaciones del Festival a la Fundación The Ocean Cleanup. Ésta nació en 2013 a manos del activista e ingeniero holandés Boyan Slat. 

El montante de esta dotación es, como en las anteriores ediciones, el 100% del dinero recaudado por las invitaciones de abono y las invitaciones por día. Es decir, 30 euros por cada abono de tres días y 15 euros por cada ticket de un día. La cifra asciende a 12.065 euros.

Esta iniciativa se inscribe dentro de la búsqueda de la sostenibilidad medioambiental del festival, para lo que ha puesto en marcha diversas iniciativas. En primer lugar, su apuesta por la movilidad sostenible, fomentando que los asistentes usen el transporte público. Para ello, se han facilitado autobuses gratuitos de 00.00 horas a 06.00 horas todos los días del evento. En segundo lugar, se ha trabajado en la concienciación del reciclaje con la instalación de contenedores para envases en todo el recinto. Como medida de apoyo, el festival apuesta también por el uso de vasos reutilizables, para reducir así de la generación de residuos. Y por último, un reto para el futuro: sustituir los generadores diesel por energías renovables y facilitar un consumo sostenible de energía.

Desde que comenzó su andadura en 2016, Mad Cool Festival ha querido apoyar solidariamente proyectos como el Semillero Cool, de la fundación para la Acción Social por la Música, y ha abierto bolsas de trabajo en Madrid para apoyarlos económicamente. La aportación es una muestra más de la voluntad del festival por involucrarse en causas solidarias.

El método de limpieza del océano de The Ocean Cleanup, pretende recuperar y transportar fuera del océano la basura plástica a la deriva. Su objetivo es reducir en un 50% el mayor vertedero de plástico más grande del Océano Pacífico en cinco años.

Boyan Slat, de tan solo 24 años, se ha consagrado en cuerpo y alma a la limpieza de los oceános desde que, con 16 años, en una sesión de buceo en Grecia, se topó con más basura que peces. En 2012 presentó la idea de este proyecto durante una charla en Delft y, tras, abandonar sus estudios en Ingeniería Aeroespacial en la Universidad Técnica de la ciudad holandesa, ha dedicado todo su tiempo al desarrollo de The Ocean Cleanup. Su intervención TED se volvió viral tras ser compartida en varias páginas web.

Para más información, visitar la página web de The Ocean Cleanup. 

Entradas a la venta en la página oficial del festival.