Máximo Valverde (actor): «Ya no contratan a gente mayor»

autor-noticia-icon

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Texto: Iván Moya.

Con motivo de Amalia en el Otoño, su última película, entrevistamos al experimentado actor español Máximo Valverde. Una charla donde hemos conversado de todo: sus proyectos, su pasado como galán, sus gustos y opiniones, las oportunidades que le brindó Hollywood, la pandemia de la Covid-19 y hasta de la NBA.

Máximo Valverde

¿Cree usted que la llama del amor puede surgir en la tercera edad de la misma forma que en la juventud?
Con la misma fuerza no. Con el mismo sentimiento sí. La juventud lógicamente te da un plus de vigorosidad, fuerza y potencia, que con la tercera edad no tienes. Pero el sentimiento puede ser exactamente el mismo.

 

En Amalia en el Otoño vemos a personas mayores casi olvidadas por sus familiares, ¿usted cree que la figura de la persona mayor está suficientemente valorada y respetada en la actualidad?
No tanto como debería. Cuando los ancianos no son productivos, muchas familias los llevan a una residencia, porque de alguna manera molestan en las casas o tienen menos libertad. Lógicamente si tuvieran el respeto que tienen que tener, pensarían (los familiares) un poquito en todo lo que esas personas han hecho y se han sacrificado por ellos. Seguramente estos hijos tampoco los meterían en una residencia y seguirían atendiéndolos, como hacen muchas familias, porque aún hay personas mayores que mueren en sus casas. Pero sí que es verdad que hoy en día todas las personas trabajan, y las mujeres trabajan mucho más, no es igual que antes. Y estas residencias de ancianos son un amparo, ya que están muy bien atendidos a nivel de médicos y enfermeros. Pero les falta el cariño familiar y eso en una residencia no se encuentra.

 

¿Qué papel tienen las residencias de ancianos en nuestra sociedad? ¿Qué opina de ellas?
Tienen el papel de hacer lo que tendrían que hacer los familiares cuando las personas son mayores, pero lógicamente hoy día, hay muchas personas trabajando, sobretodo mujeres, que eran quien más cuidaban a los ancianos, y ahora no tienen tiempo para dedicarle a estas personas. Ellos (familiares), de buena fé creen que en la residencia van a estar mejor, y lo van a estar a nivel de cuidados médicos, pero les va a faltar siempre ese cariño de la familia. Aunque en la residencia también pueden encontrar, como pasa en la película, una segunda oportunidad para sonreír, ser feliz e incluso enamorarse. Entonces todo no es malo, hay muchas cosas positivas.

 

Usted ha asegurado alguna vez que la mayoría de papeles que le ofrecían a principios de su carrera eran de galán y solían tratar de lo mismo, y después se paso al teatro, aunque en esta película vemos de nuevo un galán pero de una versión más madura, ¿sigue prefiriendo este tipo de papeles o le gustaría cambiar?
Claro que me gustaría cambiar, de hecho he hecho otras películas donde no he hecho de galán, pero de todas formas el galán es un personaje de la historia del cine, a mí me ha tocado y lo acepto. Porque igual si no hubiese tenido esta galanura, no me hubiese metido en el mundo del cine. Al principio de mis películas a mí me contrataban por el físico que tenía, por lo que tengo que estar muy agradecido a esos personajes.

 

¿Qué actores cree que a día de hoy podrían ser los nuevos galanes del siglo.XXI, es decir unos galanes modernos? 

Hay muchos actores jóvenes. El prototipo de galán hoy en día ya no tiene que ser el hombre guapo, tipo Rod Hudson, Dennis Grant, Paul Newman, también se valora que seas un gran actor. Ya no se mira tanto la belleza, y se mira más en el prototipo de hombre interesante, que tiene algo. Hoy en día no se ven grandes galanes que destaquen por su belleza, aunque lógicamente hay algunos que son muy atractivos.

 

¿Echa algo de menos del cine de antes?
Todo. Es el cine que me gustaría seguir haciendo. Ahora no lo hago por la edad, porque ya no contratan a gente mayor, quitando películas especiales como esta de la tercera edad, normalmente las en las películas y series de televisión no hay papeles para la gente mayor. Un médico tiene que tener 40 años, no puede tener 60, un juez lo mismo, todos buscan gente joven. Y hay muchos doctores, jueces, abogados que son gente mayor, y no salen como gente mayor, sino como muy joven y… ¿por qué lo hacen? Yo imagino que será para encantar a la juventud, y yo creo que eso es una equivocación. La juventud hoy día es la que menos televisión ve, la ve más gente mayor que es la que está en sus casas. Pero bueno esto es así, la industria está así montada y eso hay que aceptarlo.

 

¿Si usted a día de hoy volviera a ser joven y empezara de nuevo su carrera como actor, qué perfil le gustaría tener, repetiría como galán? ¿Qué cosas haría distintas?
Si echamos la vista atrás, empecé en el mundo del cine debido a que tenía un atractivo físico. En aquella época a mí me cogió el cine del destape. Entonces las películas que se hacían no tenían mucha calidad técnica, con unos guiones muy simples donde lo único que realmente importaba era que la actriz se desnudase, ya fuera Carmen Sevilla, María Jose Cantudo, o cualquiera. Pero si no hubiese cogido esa época a lo mejor hubiese hecho películas muy buenas. Porque hay películas en las que no hacía de galán y fueron películas que tuvieron mucho éxito, como No es bueno que el hombre esté solo, películas donde yo hacía personajes de malo, y fue donde posiblemente mejores interpretaciones hice.

 

¿Cuál es el género cinematográfico que más disfruta Máximo Valverde?
Me encantan las películas de intriga, todas las que son así emocionantes, de no saber lo que pasa. Pero también me gustan mucho las grandes superproducciones. Para mí la mejor película del mundo es Lo que el viento se llevó. Leyendas de pasión es otra gran película, todas esas que te cuentan grandes epopeyas y historias de amor, también me gustan.

 

¿Qué obras recientes le atraen?

Últimamente las películas que veo no me gustan mucho, me tengo que remontar. No hay así ninguna película que te pueda decir que me ha encantado, desgraciadamente no.

 

¿Consume usted cine internacional?
Sí, las películas que más disfruto son las de blanco y negro, con todas las grandes figuras de aquella época. Y dentro de esto, hay muchas de intriga que me encantan, como La mujer del cuadro. Yo soy más del cine antiguo que del moderno. Me gustan las películas que se hacían sin tanto ordenador, sin cosas raras y con un decorado normal. Ese tipo de cine ya no se hace, y es el tipo de cine que me gustaba, el que yo he hecho.

 

¿Qué opina un experimentado actor de cine español de las superproducciones multimillonarias procedentes de Hollywood?
Hay mucha acción en el cine de ahora: coches chocando, disparos… Esas películas yo no las puedo ver, no me dicen nada. Estoy viendo que está todo hecho por ordenador, no hay realidad, ni interpretaciones. Eso bajo mi punto de vista, reconozco que hay mucha gente que le gusta. Las comedias americanas tampoco, muy pocas me sacan una sonrisa. Me gusta mucho más el cine antiguo. Tengo canales de televisión donde puedo ver películas de los 50, 60, 70, 80. Y del cine español, las películas que más me gustaban eran las de toda la vida, de Alfredo Landa, aunque digan que son películas muy malas, las siguen poniendo y la gente las sigue viendo y riendo a carcajadas. Pero las comedias de hoy en día, muchas ni las entiendo. Luego hay otro problema muy grave en las películas del cine español actual, que no se entiende a los actores cuando hablan, no sabes lo que están diciendo. No vocalizan los actores de hoy en día, y me da muchísimo coraje.

 

¿Qué opina de las plataformas como Netflix, Amazon Prime, etc que reúnen cientos de series y películas a la carta?
Me parece fantástico, porque eso quiere decir que hay mucho trabajo para los actores. Pero yo no las veo, no es el tipo de cine que me pueda interesar. Otra cosa que no me gusta son las series, porque te obligan a seguir viéndolas, y tampoco tengo tanto tiempo. Te dejan a ver que pasa con el capítulo siguiente. La ultima gran serie que vi fue Falcon Crest, y porque estaba obsesionado, no había un solo día que me pudiese perder la serie, y desde entonces no he vuelto a ver ninguna serie, excepto las que yo hacía. Pero yo quiero ver cosas que empiezan y terminan, no que me dejen con la miel en la boca.

 

¿Incluso las de estas plataformas que puede ver los capítulos cuando usted quiera?
Prefiero que no porque ocupa mucho tiempo. Son muy interesantes y están muy bien hechas, pero precisamente por eso es por lo que no me quiero meter, porque tengo otras muchas cosas que me gustan. Me gusta mucho el deporte, veo todo, la NBA, el golf, las motos, los coches… y yo prefiero ver esas cosas que una serie, me divierto mucho más, y como la televisión es entretenimiento, cada uno busca lo que más le entretiene.

 

¿A qué equipo apoya usted en estas finales de la NBA?
Yo creo que los Phoenix Suns es el mejor equipo ahora mismo. Aunque están jugando con los Milwaukee Bucks de Antetokounmpo, que es una maravilla. Y me gustaría que lo ganaran, entre otras cosas porque no han ganado nunca la NBA.

 

¿Cree que el cine español necesita de inversiones mayores?
Sí. Si no hay inversiones grandes no se pueden hacer grandes películas, entonces no tendrá tanta calidad. El cine es una industria, y mientras mas dinero haya, mejor va a ser la película, porque hay películas que se hacen con muy poco presupuesto y eso se nota, y la gente también, por eso prefieren ver una película americana donde el presupuesto es muchísimo mayor.

 

Vamos ahora con el tema estrella de la actualidad (la pandemia de la covid-19). El proceso de desescalada de 2020, que coincidió con la entrada del verano, fue muy duro para los cines y teatros, ¿cree que con la entrada de este verano la situación ha mejorado para estas industrias, o sigue en el mismo estado que el año pasado a estas alturas?
Ha mejorado algo, pero no esta ni mucho menos resuelto. Esta habiendo otro rebrote. Cuando a la gente le ‘abres un poquito la mano’, se coge una libertad que todavía no debe tener, ya que lo que hay que tener es cuidado. Hay mucha gente que no está guardando los protocolos. Bien es verdad que hay mucha que ya está vacunada y eso esta haciendo efecto. En el mundo del cine, televisión y teatro estamos viendo que se están empezando a abrir las salas. Yo he estado con mi comedia, Con ganas de reír, en el Teatro Amaya de Madrid hasta el domingo pasado y con mucho éxito, trabajando con Eva Santamaría. Ha sido una obra con mucho público, guardando siempre estas distancias que hay que guardar. Y eso es una ilusión, porque he estado un año y medio sin poder trabajar. Y ahora parece que se esta ‘abriendo la mano’, pero como seamos imprudentes la van a volver a ‘cerrar’ otra vez.

 

¿Qué cosas han cambiado en su vida (rutina) con el mundo postcovid-19?
Muchas. Ahora hay más libertad, pero durante el tiempo que hemos estado confinados imagínate, sin poder salir casi, leyendo mucho, escribiendo cosas, porque las comedias que estoy haciendo últimamente las hago yo, escuchando mucha música, viendo mucha televisión y llevando una vida encerrado. Yo siempre voy con mucha precaución, pero no veo que todo el mundo haga lo mismo.

 

¿Visualiza una retirada pronto o aún le quedan muchas cosas por hacer?
Me quedan muchas cosas por hacer, pero no sé si yo las haré. Desde hace años ya estoy dedicado al mundo del teatro. Esta última película ha sido algo especial, por ser como era, por lo que trataba y por la edad mía. Pero no tengo mucha esperanza para hacer cosas. Sinceramente creo que soy un actor muy desaprovechado, porque podría hacer muchas más cosas. Pero bueno estoy metido en el mundo del teatro y afortunadamente me va muy bien. Hoy en día lo importante es trabajar, y el trabajo no me ha faltado nunca en mi vida.

 

¿El mejor actor con el que ha trabajado nunca?
Como actor de teatro Alberto Closas. Hicimos una comedia llamada Caprichos, que la dirigió él. Estuvimos mucho tiempo trabajando en Madrid, y aprendí una barbaridad con él. Aparte de que era un actor extraordinario, también era un director fenomenal. Te corregía y te enseñaba muchísimas cosas. Para mi fue un placer trabajar con él.

 

¿Y un actor con el que no ha trabajado y que le gustaría hacerlo de cualquier género, y sea teatro, cine o televisión?
He sido siempre un gran admirador de Paul Newman. Y otro actor que no era ni guapo, y te lo pongo por encima es Anthony Quinn, el actor más versátil que he visto en mi vida, con más personajes diferentes y en todos fantásticamente bien.

 

¿Nunca le han ofrecido la oportunidad de cruzar el charco?
Sí, varias veces, incluso a Hollywood, pero nunca me ha tentado irme fuera de España. Me gusta mucho vivir aquí, con mis amigos y mi Betis. Además en Estados Unidos, como no vayas de la mano de alguien muy fuerte no tienes nada que hacer, porque hay 4000 actores que son igual de guapos que tu, igual de jóvenes, y a lo mejor mucho mejores actores que tu, que hablan el ingles mejor. Es una lotería.

 

¿El personaje con el que se queda de toda su carrera?

Damian en Plaza Alta, era un personaje muy humano y con muchos sentimientos. Es un personajeque me llegó mucho. Es el que más cariño le guardo de toda mi carrera.

 

¿Y con qué recuerdo guardará al personaje de Adolfo (Amalia en el Otoño)?
Adolfo es un personaje metido en una residencia y conforme con que es el mejor sitio para estar. No está renegado, lo acepta, y una vez que está allí trata de hacer que la vida, no solo la suya sino también la de los que le rodean, sea lo más feliz posible. Y esa bondad que tiene con sus compañeros, ganas de divertirse, vivir y amar es lo que más me gusta de él.

TAGS

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email