La noticia de salud enero 2020

salud

La salud bucal ayuda a los beneficios cardiovasculares del deporte

Hacer ejercicio de manera constante y habitual no solo ayuda a mantener una buena salud física, sino también mental durante toda la vida. Cada vez hay más evidencias científicas que demuestran que parte de los beneficios para el sistema inmunitario y metabólico que aporta el deporte están mediados por los miles de millones de bacterias que colonizan el tubo digestivo. Pero, además, en los últimos años, se conoce que las bacterias de la boca tienen un papel importantísimo, ya que es el segundo microbioma más complejo del organismo después del intestino.

De hecho, según un estudio realizado por investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya y de la Universidad de Plymouth (Reino Unido) se ha demostrado científicamente el impacto del ejercicio físico en la cavidad oral, sobre todo en la saliva y la microbiota bucal.

Por ello, los profesionales destacan la importancia de:

LA DIETA

Esto ocurre debido a la relación entre el consumo de nitratos y el rendimiento deportivo y salud cardiovascular. Y es que se expone que el nitrato es una molécula que o bien consumimos con los alimentos o bien producimos cuando hacemos alguna actividad física, sirviendo así de alimento para las bacterias de la boca, convirtiéndose en nitrito. Este nitrito se utiliza en el estómago y en los vasos sanguíneos, aumentado, por tanto, el flujo sanguíneo que llega a los músculos y reduce la tensión arterial.

Además, a la dieta se le añade la deshidratación o la sequedad bucal, pudiendo estos afectar a la diversidad y a la abundancia de microbiota oral, reduciendo así la protección de los dientes.

ANTIBACTERINOS (exclusivamente con prescripción médica)

Se ha observado que cuando se utiliza clorhexidina los efectos positivos del ejercicio sobre la tensión arterial disminuyen drásticamente, por ello es importantísimo que se tomen únicamente cuando hay una prescripción médica.

De la misma forma, el litro aproximado de saliva que tragamos a diario contiene una gran cantidad de bacterias orales y aquellas que no son destruidas en el estómago pueden reproducirse dentro del órgano.

LA MASTICACIÓN

Los profesionales resaltan que uno de los factores para cuidar la microbiata oral y mejorar el rendimiento deportivo y la salud cardiovascular es el estimular la masticación, ya que ayuda a salivar, y ésta es esencial para regular el pH bucal y la composición y la actividad de las bacterias de la boca.