Desde Fun-tastik os proponen ésta receta sencilla y muy saludable además de divertida , creativa y rica

Basada en el miso, un superalimento resultado de la fermentación de la soja con sal marina con infinidad de propiedades beneficiosas para el organismo, además de muy ligera y baja en calorías.
Para el cremoso de miso rojo:
– 80 gr de miso rojo
– 80 gramos de azúcar moreno
– 60 gramos de Mirin
– 5 gr de dashi ( preparado en polvo )
– 100 gr de agua mineral
Otros ingredientes:
– 4 Berenjenas rallada
– Fécula de patata
– Queso feta fresco
– Cebollino picado
– Sésamo negro tostado
– Picatostes
Elaboración:
-Disponer todos los elementos del miso en un baso de batidora y triturar hasta conseguir una textura de salsa.
-Por otro lado asar en el horno las berenjenas enteras durante 7 minutos a 150 grados, reposar, pelar y cortar por la mitad transversalmente. Dejar reposar sobre una rejilla con sal para que suelte todo el agua.
-Picar el cebollino fresco minuciosamente .
-Freír la berenjena cortada en 5 trozos salpimentando y pasando por la fécula de patata eliminando el exceso. Freír en aceite de girasol a 180 oC hasta que cojan color. Retirar en papel absorvente el exceso de aceite.
Emplatado:
Disponer los 5 trozos de berenjena apoyados uno sobre otro, salsear con el cremoso de miso rojo, añadir el sésamo negro por encima, rallar el queso feta con un rallador fino, espolvorear el cebollino y los picatostes, acabar con unos brotes de micromezclum y aceite de oliva virgen extra.