La conocida pop-up alcanza su edición número 37 con nueva ubicación en la calle Burriana.

Del 1 al 5 de mayo, Ruzafa Fashion Week celebra su nueva edición como pionera de las pop-ups valencianas y estrenando nueva sede ubicada en el número 30 de la calle Burriana. Un proyecto que nació hace casi siete años -junio de 2012- de la mano de dos emprendedores, Vicente Llorca y Cristina Ordozgoiti, que de la noche a la mañana vieron como las tres empresas de moda para las que trabajaban entraban en concurso de acreedores y ellos se quedaban sin cobrar las comisiones de varios trabajos realizados.

Fue entonces cuando ambos decidieron aprovechar sus treinta años de experiencia en el sector y crear una pop-up pionera en València: «Nunca se había hecho nada de esa envergadura», señala Vicente. «Después de nosotros llegaron otras, e incluso varias que trataron de hacer algo similar, pero sin éxito». El nombre de la iniciativa fue un juego de palabras buscado desde el principio, ya que «no se trataba de una Fashion Week al uso, pero sí se hacía en Ruzafa y estaba dedicada a la moda». Desde aquella primera edición en 2012, el evento ha vivido ya 36 entregas con una media de 5.000 visitantes por cada una de ellas, lo que eleva la cifra global a los 180.000 asistentes y hace muy probable que, durante la próxima cita, se rebasen los 200.000.

La edición número 37 de Ruzafa Fashion Week será la primera que desplace su ubicación hasta L´Eixample, un barrio vecino al que pretenden contagiar «la vida comercial y alternativa» de Ruzafa. «Quisimos dar el salto a un espacio con mayores dimensiones pero buscando siempre algo que nos identificara», comenta su responsable. «En el anterior teníamos una terraza que nos daba un plus especial y aquí nos la hemos sacado literalmente de la manga». Y es que la nueva sede de la calle Burriana también incluirá este elemento tan característico de la pop-up, con degustaciones de cervezas y la presencia de un barbero que cortará el pelo a los clientes.

Dentro del catálogo de firmas presentes en la cita, Munich volverá a ser una de las más solicitadas. Desde la primera edición, la conocida marca de calzado deportivo ha atraído a más de 7.000 personas por cada entrega y se ha consolidado como una garantía de éxito dentro del encuentro: «El deportivo es el tipo de calzado que más se puede encontrar en el zapatero de los valencianos, y está plenamente integrado en el contexto urbano», afirma Cristina Ordozgoiti. «Además, Munich no se reduce únicamente a las zapatillas, ya que ofrece también mochilas, minibalones, toallas, gorras y otros tipos de complementos». Como novedades para este año, Munich añadirá a su imprescindible modelo blanco otros colores muy demandados como el flúor, y ampliará su catálogo (que comprende tallas desde la 18 a la 52) con cuñas, dobles suelas o alzas por dentro.

OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS: