Las obras podrán verse hasta 24 de febrero. Sin poesía, no hay ciudad.

El 12 de mayo de 2016, Virginia Kelle entregó a la Galería Benlliure la primera obra de la exposición Looking-off que se inaugurará el 18 del presente enero de 2018. Es pues, año y medio de minuciosa creación para la propuesta de la artista, que en cierta manera, justifica la idea de exposición individual de la galería, que acostumbra normalmente a programar colectivas, pues su especialidad es buscar piezas de artistas concretos como Miquel Barceló, o Manolo Valdés, por ejemplo.

Virginia Kelle en la galería Benlliure

La mirada de Virginia delega en el temple de un microcirujano. El acabado no miente. Es un trabajo muy minucioso, se aprecia uno por uno en los 15 cuadros (técnica mixta sobre aluminio y metacrilato), en su mayoría de gran formato cuya realidad compositiva agrupa elementos humanos con perspectivas urbanas o arquitectónicas y graffitis de cuidada estética. Aunque para Kelle el color tiene mucho protagonismo, pues en algunas de las primeras piezas se aprecian tonos azules, verdes y mostazas, que destacan sobre tonos grises, en su argumentario pictórico, los mencionados tonos recuerdan la estética de las antiguas fotografías retocadas y coloreadas de otros tiempos. En las últimas piezas realizadas,el color va en aumento y toma protagonismo. En cuanto a la composición de las piezas, aparecen muchos escaparates, efectos visuales que plantean miradas desde el ventanal de un establecimiento y que permite ver a la gente de fuera. Podríamos decir que algunas piezas nos sitúan en el interior y permiten ver el exterior, otras en cambio, nos sitúan en una vía urbana como espectadores de un escaparate.

Virginia Kelle

En las piezas finales, Kelle da protagonismo al graffiti llevándolo a sus piezas. Para ella, el graffiti es un lenguaje poético muy bien diseñado que atrae la atención del que camina o del que pasa veloz. Le faltaba esta grafía deslumbradora, con algo de pimienta y sal, para sazonar la vida que se corre entre nuestros abrevaderos insomnes.

Carrer de Cirilo Amorós, 47 Tel. 963 52 30 84