El periodista Alonso Caparrós acaba de publicar “Un trozo de cielo azul” un libro donde narra su infierno en el mundo de las drogas. El presentador de televisión desnuda su alma y lanza un mensaje de esperanza de que es posible salir de esa oscuridad.

¿Por qué ese título?

Porque ese trozo de cielo azul hace alusión a la esperanza, que es de lo que habla este libro, de la esperanza.

Te abres en canal para contar tus adicciones a las drogas y el proceso para salir de ellas ¿ha sido difícil sacarlo todo fuera y expresar con palabras tu historia?

Ha sido un camino difícil, largo y complicado pero muy muy satisfactorio con un final feliz que a día de hoy es mi presente.

A lo largo de sus páginas te culpabilizas, te martirizas…¿has conseguido al fin perdonarte?

Sí, me he perdonado en todos esos aspectos. En el libro cuento todo el proceso que he vivido en los 25 años que estuve en ese mundo para que la gente lo pueda entender, desde lo más malo hasta lo más bueno que he me ha pasado.

¿ Y tu familia te ha perdonado?

Sí, ahora mismo tenemos una relación muy buena, no solo nos hemos perdonado sino que hemos construido una nueva manera de entendernos y de querernos.

Describes como con 4 años tu tía te habló de la muerte y ahí empezó tu trauma, ¿cómo lo superaste?

No fue un trauma como tal pero sí que es cierto que ahí empezó mi dilema existencial, eso se quedó en mí. Mi manera de contemplarla durante un tiempo fue errónea y de ahí mi conflicto, pero no tuvo que ver con todo lo que me pasó.

Mientras estuviste en el abismo de las drogas la viste muy de cerca…

Es verdad, porque a lo largo de todo el proceso y de todos esos días hubo momentos que estuvo cerca, por mis excesos de consumó acabé en el hospital. Ese es un capítulo muy especial que está contado en el libro.

Lo perdiste todo, de hecho vivías solo con lo que cabía en una bolsa de deporte, ¿cómo es empezar de nuevo solo con eso?

Pues fue fácil, empezar de cero y volver a tener cosas materiales como trabajo y tal siempre me resultó relativamente fácil, lo peor no fue la pérdida de eso, lo peor fue perder todos mis vínculos afectivos con mi familia o amigos y empezar a volver a construirlos después.

La tuya es una historia con final feliz, ¿crees que contando lo que pasaste puedes ayudar a otras personas?

Esa es precisamente mi esperanza, que el libro y mi historia pueda servirle a alguien que esté viviendo la misma situación. Pero quiero dejar claro que es solo un testimonio, no es una guía, lo primero que hay que hacer si tienes una adicción o una enfermedad mental es acudir a un especialista. 

Personajes televisivos como Kiko Matamoros o Kiko Rivera también han relatado sus historias con las drogas, ¿el primer paso para superarlo es contarlo?

Yo creo que hablar de esto, sea un testimonio de la índole que sea, aunque nos pueda parecer erróneo, sí que es bueno. No deja de ser información y lo importante es saber escucharles.

Alonso caparrós

Cuentas que pese a estar completamente curado aún vigilas la sombra de la adicción, ¿alguna vez se va del todo?

No, eso nosotros lo sabemos, esta enfermedad es para toda la vida, requiere que estemos alerta. No significa que tenga presencia en tu vida, no la tiene, yo a día de hoy vivo una vida totalmente normal, pero sí que es cierto que la presiento y la tengo siempre ahí. La sombra de la adicción hay que vigilarla para toda la vida.

¿Tu vuelta a la tele como concursante de “GH Vip” y posteriormente como colaborador de “Sálvame” ha sido tu tabla de salvación definitiva?

Una de ellas sí porque fue el principio de un camino de salvación. Mi paso por Mediaset me ha ayudado mucho, en primer lugar por la estabilidad económica y luego también porque allí me pude ir liberando y contando en varias entrevistas lo que me pasaba.

¿Te han animado a escribir tus compañeros?

Mucha gente me ha animado a escribir, gente conocida y no conocida, de mis compañeros me ha ayudado mucho Carlota Corredera, me ha tratado con un cariño inmenso, fue la primera que me tendió la mano y me puso en contacto con personas para llevar a cabo mi libro.

¿Y sus primeras opiniones?

Me van soltando poco a poco opiniones conforme se lo leen. María Patiño sí que se lo leyó de una tacada y me mandó un mensaje muy bonito a los dos o tres día de tenerlo en sus manos.

Tú que has vivido la adicción a las drogas, ¿cómo te tomas el éxito de series como “Narcos”?

Me preocupa, sobre todo por el efecto que causa en los jóvenes, el otro día estuve con Jero García de “Hermano Mayor” y me contó que uno de los chavales con los que estuvo quería ser a toda costa Pablo Escobar. ¡Tócate las narices que su ídolo y su meta en la vida sea esa! Esas ideas salen de las series y son peligrosas.