Desde esta mañana, un numero creciente de bares y negocios regentados por ciudadanos de origen chino en la ciudad de Valencia permanecen sin actividad con el cartel de cerrado «por vacaciones» colgado en sus persianas.

Hoy muchos de los ciudadanos de nuestra ciudad se han encontrado con el bar de su barrio donde cada día se tomaban el café y el almuerzo cerrados a cal y canto. Y es que desde ayer los bares regentados por ciudadanos de origen chino en nuestra ciudad están cerrando sus puertas al público por temor al contagio del Coronavirus o Covid-19.

Este fenómeno ya se había extendido por ciudades como Barcelona o Madrid, donde muchos de los propietarios de bares y restaurantes regentados por ciudadanos procedentes de China se están imponiendo cuarentenas voluntarias como medida preventiva frente al virus que se está propagando por medio mundo.

 

 

BAR VALENCIA

Ni Sanidad y la OMS les obliga a ello. Se trata de un ejercicio de responsabilidad, prevención y solidaridad completamente voluntario. Los empresarios chinos del comercio y la hostelería venían quejándose de una bajada en su negocio de aproximadamente de un 50%. Por ambos motivos, una notable representación de la comunidad china en Valencia ha decido paralizar su actividad temporalmente y cerrar sus puertas durante un tiempo prudencial, colgando carteles de «Cerrados por vacaciones» o «Cerrados por reformas».

Otras noticias de interés:

LOS MEJORES PLANES PARA ESTAS FALLAS