blue jeans

Blue Jeans habla de su nuevo libro »Los crímenes de Chopin»

autor-noticia-icon

COMPARTIR

Se dice que cada vez cuesta más conectar y entender a los jóvenes, que la brecha digital y los nuevos términos y formatos están alejando a las generaciones de boomers de aquellas cuya denominación ya viene dada por una de las ultimas letras del abecedario. Aunque este no sea el caso de Blue Jeans. Después de 15 novelas que lo han convertido en uno de los escritores de referencia en la literatura juvenil, el autor de Canciones para Paula vuelve con Los crímenes de Chopin para hacernos participe de una investigación en donde todo, puede ser posible.

¿Cómo surge la idea de utilizar un seudónimo para firmar tus novelas?

Pues al contrario de lo que mucha gente pensará, mi objetivo no era crear misticismo alrededor de la figura del autor de los libros ni nada de eso, creo que fue más una formula para sentir que podía escribir con libertad más allá de mi persona y tener la sensación de poder conectar con mi publico de manera transparente. Elegí este seudónimo de una canción, de un grupo que se llama “Squeezer” que no conoce nadie y cuyo videoclip es vergonzoso, pero no se porqué, el nombre en sí me gustó. Luego llego la editorial Planeta y terminó de asentar el seudónimo.

Echando la vista atrás… después de 15 novelas, ¿cómo crees que Blue Jeans ha evolucionado a lo largo de sus libros?

Pff… piensa que yo empecé a escribir en los famosos blogs de hace ya unos años porque no encontraba ninguna editorial para mis libros –se ríe– y mira ahora…creo que al igual que mis libros, ambos hemos acabado madurando en muchos aspectos sin perder la chispa del principio, ya no sólo en la forma de escribir ni en mi escritura –se ríe–, sino a la hora de pensar situaciones que pasan, la soltura a la hora de plantear personajes, darles forma o vida e incluso a la hora de pensar nuevos libros, mi cabeza nunca deja de funcionar. Al final, como cualquier trabajo, la práctica hace al maestro y en el mundo de la literatura, el constante hábito de leer y escribir te hace aprender y crecer día a día, tengas la edad que tengas.

Y ¿cuáles son tus referentes literarios a la hora de escribir?

Creo que una de mis grandes referentes y fuente de inspiración ha sido Agatha Christie, su forma de establecer esas formas tan características suyas de la novela negra… o Raymond Chandler, Dolores Redondo, Michael Connelly… Sin olvidar claro está, el auge e importancia que han cogido estos últimos años los autores suecos –se ríe– no se porqué se les ha dado tan bien, pero es algo digno de reconocimiento.

¿De dónde vino la idea para escribir Los crímenes de Chopin?

Pues no sé si por fortuna o por desgracia he entrado en la dinámica de sacar todos los años un libro, incluso en pandemia dos –se ríe– es algo que no puedo controlar, como te decía, tengo muchas historias en mi cabeza y me paso el día pensando y adquiriendo otras nuevas. Los crímenes de Chopin surge en un día de insomnio en el que no podía dormir y me ponía música clásica con mi pareja, Esther. Cuando estaba dormida ya sonaba la música de fondo y me vino a la cabeza Los crímenes de Chopin sin más y, de repente, las ideas empezaron a acumularse en mi cabeza.

¿Y qué se va a encontrar el lector en esta novela?

Pues en comparación a otras novelas, en esta dejo un poco, y solo un poco, de lado el tema del amor y centro el eje principal ahora en una investigación policial con muertes y asesinatos, pero con protagonistas jóvenes con sus problemas y líos. En resumidas cuentas, es una historia complicada con un final feliz.

En esta novela vuelves a tu ciudad natal, ¿cómo ha sido reencontrarte con esos lugares de tu infancia? ¿Te habrás ayudado mucho de tu memoria, no?

Creo que una de las herramientas más potentes de un escritor es la memoria, el poder volver a recordar lugares, personas, sentimientos para poder plasmarlos y llevarlos a tu terreno literario. En mi caso, el poder volver a recorrer (virtualmente ya que estábamos con covid) las calles de Sevilla, el recordar anécdotas con mis padres y obviamente el tirar de recuerdos de la infancia ha sido algo que ha hecho que este libro tenga un toque más especial y único.

Trastornos alimenticios, bullying, problemas de identidad sexual… Como narrador omnisciente de una juventud latente, ¿cómo ves su evolución y el papel de las redes sociales, las enfermedades mentales…?

Al escribir durante tantos años, he podido ser testigo y quizás cronista de los cambios y la evolución de los jóvenes. Algo muy importante y que a día de hoy tiene un peso en la sociedad es el poder de las redes sociales, derivando del mismo todos los discursos de libertad e igualdad que a día de hoy se están promoviendo de una manera global y sobre todo eficaz. Al final, al escribir tienes que hacer un diagnóstico o análisis de la sociedad para poder perfilar bien a tus personajes. La literatura te permite hablar de ciertos temas más tabúes o comprometidos a través de la ficción y de personajes que sienten y padecen todo aquello que en la vida real vivimos.

He visto que en tu propia web ofreces el formato del audiolibro, ¿crees que es una herramienta que poco a poco le ganará terreno al papel? ¿Serán más los ebooks? ¿O hay sitio para todos en un futuro?

Creo que al final el lector debe encontrar aquello que mejor le funciona. Obviamente, hay un auge inmenso de los audiolibros que ha facilitado Spotify; pero luego, por ejemplo, está Wattpad funcionando también fenomenal o los clásicos y tradicionales libros del papel (que tienen curiosamente unos seguidores muy fieles). Por ejemplo, si te vas de viaje, en vez de ir cargado con los libros que quieras leer y su consecutivo peso, el libro digital te permite llevarlos todos en un dispositivo que pesa la mitad de lo que lo haría uno en sí.

La chica invisible que escribiste el año pasado se ha convertido en una producción que se podrá ver el año que viene ¿Cómo ha sido el proceso? Pues se está rodando ya la serie de La chica invisible en Carmona, una producción de Morena Films y pronto sacaremos nota de prensa con más información. Confío mucho en ellos, ya que sé que son unos profesionales y, además, ya he podido leer el guión.

TAGS

COMPARTIR