Yomime ha escogido Valencia, concretamente la calle Sorní 12, para ubicar su tercera tienda, consolidando su andadura de una década repleta de éxitos. Daniel López estudió diseño de joyería en Florencia y vino con la idea “de crear una marca, ya que en España era algo muy incipiente”. Celebrities como Eva Longoria se han prendado de sus joyas, aunque no hay que ser una estrella para lucirlas. Si eres “urbanita, te interesa la moda y buscas expresar con tu imagen”, Yomime se adapta a ti.

¿Cómo fueron los inicios de la firma?

Empecé trabajando para fabricantes valencianos como diseñador. Después me arriesgué con una pequeña colección en plata. Funcionó muy bien y en 2010 abrimos nuestra primera tienda en Zaragoza. Comenzamos a trabajar con editoriales de Madrid y a aparecer en cabeceras de revistas, colaborando con prestigiosas estilistas: con Nieves Álvarez para Hola, o con Eugenia Silva en su editorial de Vogue. Hicimos reportajes con Kira Miró, o Úrsula Corberó, lo que fue un fuerte empujón para nuestra marca. Continuamos abriendo tiendas y otro impulso a nivel empresarial, fue la entrada de nuevos socios como Carlos Gimeno. Yo era un diseñador joven centrado en la creatividad y nos aportaron una visión de negocio.

¿Por qué Valencia?

Surgió la posibilidad de tener un socio local en Valencia y yo había trabajado aquí. Es una ciudad muy cosmopolita, abierta y colorida. Encaja perfectamente el producto que nosotros ofrecemos.

Carlos: A parte está la apuesta por el turismo. Así compruebas que tu colección funciona no solo en una zona concreta, si no en todo el país y también fuera. Nos da ideas de lo que puede ser el futuro.

Vuestras colecciones se adaptan a diferentes perfiles, pero a la vez Yomime se reconoce al instante…

Lo primordial es que Yomime tiene una personalidad propia. En el mundo de la joyería ahora es difícil diferenciar un producto y relacionarlo con la marca. Un básico nuestro es el color y la textura y el toque artesanal que le damos a las joyas. Yo tengo una formación en joyería tradicional y alta joyería y me gusta esa atemporalidad, mezclada con el riesgo de la moda y adaptada a diferentes segmentos de la sociedad, estilos, edades…

 

¿Qué materiales utilizáis?

Trabajamos con plata de ley. Es esencial el tratamiento que le damos a las piezas. Es pura joyería. Además innovamos con nuevos materiales como el cristal cerámico, que tiene un color y un brillo especial, jades teñidos y tratados, piedras tradicionales como zafiro, o agua marina… Siempre yendo un poco más allá, intentando conseguir colores nuevos. El secreto de vuestro éxito podría ser ese ir más allá…

Creo que ha sido no entrar en la línea común. Somos capaces de hacer un producto de diseño, de calidad, a precios muy competitivos. Tenemos piezas desde 18 euros. Además, nuestras joyas son siempre reconocibles, combinables y personalizables, como en alta joyería. Todo lo diseñamos nosotros, se fabrica en España en nuestro taller de Zaragoza. No hay nada de producción exterior.

Carlos: Es evolucionar con la moda, cuando tú mantienes puntos de venta físicos, donde la renovación de las colecciones es importante, debes ser capaz de adaptarte a los ritmos. Los precios vienen marcados también por el modelo de negocio. Nacemos en plena crisis. Cuando todo el mundo desaparece, nosotros crecemos. Eso nos permite no tener estructuras pesadas, ni procesos de producción en otros países. Tenemos gran capacidad de adaptación. El margen de error es mínimo. La idea puede estar hoy, y en 48 horas en las tiendas. Ese límite es el punto débil de las grandes cadenas, que no pueden reaccionar y dar ese tipo de servicios. Es un tipo de venta experiencial, personal, que es lo que el cliente está buscando ahora, f rente las grandes cadenas y la tendencia actual de e-comerce.

 

 

Además de joyas os habéis atrevido con otros complementos como bolsos. ¿Vais a seguir?

Estamos probando cosas nuevas para ampliar nuestra gama, seguramente haremos otro tipo de producto, pero siempre alrededor del accesorio.

Carlos: Apostamos por un punto físico, personal, donde hay una capacidad de intercambio, de asesoramiento, de personalización, de mostrar una colección amplia para todos los perfiles.

Otras noticias de interés:

Arranca en Bonaire la nueva temporada de Las Terrazas: PrimaveraBonFestival