Los parques de la ciudad están plagados de jóvenes rapeando y escuchando este tipo música.

El rap nació como forma expresión en guetos de EEUU. Representa la crítica, la rebeldía, una válvula de escape, sentimiento. Puede que por ello se ha extendido y convertido en un fenómeno social entre los jóvenes. ¿Dónde van? ¿Qué hacen los adolescentes en esta era del ‘postureo’, ‘lo random’, los selfies, spotify y youtube? La mayoría escuchan rap en el parque y bailan trap en las pistas, mientras otorgan sus cotizados likes a sus ídolos. Muchos de ellos, raperos.

Para acercarnos a este universo hablamos con uno de los raperos valencianos con mayor proyección. Su nombre es Nadal. Empezó como casi todos, en el parque de su barrio rapeando para sus ‘colegas’. Al igual que los anteriores, su último video está siendo un exitazo.

 

 

 Los raperos de éxito mundial como Drake, o Eminem son auténticas celebrities. Muchos de ellos junto a sus parejas son estrellas en las redes y el show business. ¿Quién no conoce a Kim Kardashian y Kanye West, sus excentricidades y su vida de lujo?

Sin embargo los reyes de Instagram son Chiara Ferragni y el rapero Fedez, cuya reciente boda de ensueño fue seguida en directo por 3 millones de personas. Las firmas más prestigiosas batallan como gallos para formar parte de sus estilismos: BMW, Alitalia, Lancôme, Dior, Prada, Pomellato, Versace, Diesel, Chopard o Alberta Ferretti, participaron en el enlace. Y no es de extrañar, ya que cada imagen que suben ronda el millón de likes en Instragram. #TheFerragnez son el mejor escaparate, las compañías lo saben y por ello reciben entre 43.000 y 51.000 euros por cada instantánea que suben a la red. Fedez es además productor, compositor de transgresoras letras y tiene su propia compañía musical. Sus canciones como ‘Sconosciuti da una vita’, ‘Magnifico’ o ‘Beautiful Disaster,’ han cosechado grandes éxitos en Italia.

 

 

En España el mundo del rap se ha popularizado a tal nivel, que voces como Arkano colaboran con Melendi y Alejandro Sanz y suenan en las radios comerciales de toda España.

Es lógico por tanto, que l@s chic@s hayan adoptado su jerga, lo reflejen en sus looks y también en su ocio. Los parques valencianos están plagados de jóvenes rapeando y escuchando este tipo música. Todo hit que se precie tiene un momento rapeo, los términos flow, Swag, crew, o brother, se han popularizado. No hay duda de que el rap está viviendo una época dorada y en Valencia tenemos buena cantera.

Nadal es el ejemplo más cercano. Hace nada rapeaba en el parque con sus amigos, (cosa que continúa haciendo en cuanto puede) y ahora sin haber cumplido todavía los 20, le piden fotos cual estrella, su último videoclip tiene más de medio millón de visualizaciones en solo 3 meses y cuenta ya con partners que le apoyan en su carrera.

 

Actúa junto a figuras consagradas y cuenta con miles de seguidores en Instagram. “Subía mis canciones a Youtube sin ninguna intención. Vi que a la gente le gustaban, que me pedían que siguiera y sin casi darme cuenta… imagínate. De todas formas seguiría rapeando aunque fuera para 4 personas. Desde pequeñajo veía las batallas y me gustaba. Poco a poco empecé a escribir, hasta que hoy por hoy se me ha hecho la necesidad. Si no escribo lo que me sale exploto”.

Hace poco se le ocurrió anunciar en redes que iban a rapear en el parque de Cabecera y en un momento se congregaron allí más de 100 personas. Tanto es así que apareció la policía por tratarse de una ‘concentración ilegal’. “Iba andando con más de 100 personas detrás y la policía al lado, estaba alucinando”.

Su trabajo se está profesionalizando cada vez más, dada la repercusión que está alcanzando. Subía los videos a su propio canal de Youtube, pero a partir de ahora lo colgarán todo en el de Stelars Clothing, que le patrocina con la ropa y le está apoyando muchísimo.

El creador de sus videos musicales comenzó a hacerlo gratis, “nos contactó e hizo el primero y quedó genial. Tiene mucho futuro”.

Al principio grababa sus temas en casa de unos amigos con un ordenador y un micro. Ahora graba con su amigo Aspid en el estudio Turias Mood de Campanar.

Ha actuado en la Sala El Loco y comienza a viajar por España. Hace poco compartió escenario con gente que admira como Delaossa y Bathroom Studios, entre otros.

Los raperos saben que sus letras son políticamente muy incorrectas. “Sé a lo que me enfrento, pero es lo que me sale. Es un poco bestia, pero es así. Las letras son autobiográficas No tiene ninguna intención de molestar a nadie”. “Cuando llegas a la gente es cuando escribes lo que sientes. Al fin y al cabo es la esencia del rap. Es subversión con una base musical. “Una base son sentimientos, el sonido también dice muchas cosas”.

Otro de los fenómenos musicales del momento es el trap. Literalmente “lo está petando”. Es una mezcla de rap con ritmos tipo reggaetón. Nadal nos explica que la gran diferencia con el rap son las instrumentales, “cambia el ritmo. El trap es más para bailarlo”. De todas formas “ahora lo defienden todo bajo la idea de trap, se visten raro, hay mucha fusión…”. A veces las líneas entre el trap y el rap son difusas.

Así como el rap va de ‘malotes’, el trap es también cosa de reinas: Karol G es un claro ejemplo. En España se disputan el título de Trap Queen Blondie, Chanel y MS Mina, con su anuncio de Chicfy, ‘claro que sí guapi’ todo un fenómeno viral.

Las grandes del trap que triunfan en España, como Bad Bunny u Ozuna son latinos, pero su origen es norteamericano igual que el rap.

No obstante los chicos como Nadal se decantan más por el rap puro y admiran a los raperos más cercanos y menos comerciales: SFDK, Natos y Waor. En Valencia Hec7or, Niño Estudios, Fiore y Garfio, o Aspid. Los jóvenes raperos sueñan con triunfar con su música y vivir de lo que más le gusta, como han conseguido Denom, o C Tangana (ex pareja de Rosalía la culpable de que tarareemos todos malamente, mu mal mu mal mal), que como todos los artistas actuales, ejercen de “influencers”. “Hay gente que cuando triunfas lo ve como que te has vendido. Lo comercial se asocia a algo negativo, a hacer lo que le gusta a los demás y no lo que quieres tú, pero no lo veo así”. “C Tangana, por ejemplo sabe que ahora mismo es un producto, ha creado su personaje pero el tío es muy bueno”. Los que se han convertido en éxito de masas “se popularizan y ya no pueden decir siempre todo lo que quieren y como quieren, pero están sacando rentabilidad de su música y es normal”.

De hecho que para ser un éxito comercial, tienes que haber llegado primero hasta ahí, “si llegas es porque eres bueno y listo. Es un camino muy largo”.

Nadal comienza su camino ahora. En breve prepara una maqueta con varios temas: “algo de rap puro, otro de rap relajado, otro con una base de música electrónica”… Y estamos seguros que “lo va a petar”.