En 2018, La Mutant reabrió sus puertas convertida en una de las sedes principales del I Festival Internacional de Circo de València Contorsions, y con dos referentes internacionales del género -nada menos que Claudio Stellato y Leo Bassi– presentando sus últimos espectáculos sobre el escenario. Un año después, la sala de Joan Verdaguer vuelve a acoger diferentes espectáculos de un certamen que, fiel a su filosofía original, pretende ofrecer al público una visión renovada y sin estereotipos de las artes circenses.

Contorsions desarrollará su segunda edición entre el 25 y el 28 de abril en espacios tan diversos como el Teatre El Musical, la Plaza del Ayuntamiento o el Tinglat 2 de la Marina de València. En La Mutant, el festival programará tres piezas, siendo Nu, de Quim Giron (que el año pasado ya representó con gran éxito su montaje Fang en este espacio municipal), la encargada de abrir las representaciones durante la jornada inaugural. Se trata de una propuesta en la que diferentes artistas nos hablan sobre las relaciones humanas a través de objetos cotidianos, dando pie a una sucesión de  situaciones absurdas, poéticas y divertidas.

Dos días después, el sábado 27 de abril, será el turno de El meu nom és Hor, segundo espectáculo de la compañía PSIRC tras Acometría, que estuvo girando durante tres años por diferentes escenarios de Europa y América Latina. En ella, los artistas circenses Wanja Kahlert y Adrià Montaña se desdoblan en acróbatas, payasos y performers para crear una pieza cómica y surrealista en la que las marionetas y el tratamiento de la iluminación juegan un papel determinante.

Comissura, creado por la directora, actriz, dramaturga y pedagoga valenciana Patricia Pardo, será el montaje que cierre la programación de Contorsions el domingo 28 de abril. La obra se estructura en torno a siete números clásicos de clown sobre el desamor, el pesimismo o la insaciabilidad, combinados con un lenguaje contemporáneo y la música en directo del guitarrista Vicent Grau. Desde su primera representación en 2012, Comissura ha girado por sesenta ciudades y quince países, incluyendo una adaptación para la comunidad sorda estrenada hace dos años.

Más noticias de interés:

Tendencias primavera-verano para este 2019.