Melomans vuelve con un espectáculo fresco, dinámico y divertido: Se canta pero no se toca. Mientras lo esperas, no te pierdas esta entrevista con Pau Ferrer.

El grupo Melomans ha vuelto con un espectáculo fresco, dinámico y divertido: Se canta pero no se toca. Cuatro voces a capella, con el humor como vehículo, harán un repaso de canciones de hoy y de ayer (y de la semana que viene). No te lo pierdas del 17 de julio al 4 de agosto en el Teatre Talia. Y mientras esperas, no te pierdas en esta entrevista con Pau Ferrer más detalles sobre Melomans (@melomans4) y su espectáculo.

 

Melomans, Se canta pero no se toca

Pregunta: Melomans es una idea algo vanguardista, ¿no? ¿Cómo conseguís hacer humor con música a capella, que parece algo más formal?

Respuesta: Al final la idea de Melomans es encontrar la propia gracia que tiene la música y encontrar el humor en el lenguaje corporal, el guión…, y combinar todos esos elementos.

 

P: ¿Es más un espectáculo musical con toques de humor o humorístico con un toque musical?

R: Es un musical, es un espectáculo musical que está bien condimentado de humor, pero tiene más peso la parte musical que lo humorístico, es decir, vas a ver un espectáculo todo a capella pero con el que además te vas a reír.

 

P: ¿Cómo surge la idea de hacer algo así?

R: Nosotros éramos 4 estudiantes de canto en el conservatorio y quisimos, como grupo, salir de la parte más clásica de la música y buscar una vertiente más teatral, más de espectáculo, y darle un carácter más desenfadado y divertido. Así creamos el primer espectáculo, Desconcierto, en el que hicimos todo música a capella introduciendo el humor, sobre todo mucho humor gestual. Luego hicimos el segundo, que era 004 Licencia Para Cantar, que también iba en esa dirección. Y ahora hacemos este, Se canta pero no se toca, en el que hacemos un poco un repaso de estos años y sobre todo de lo que ha pasado desde que sacamos el disco con este título hasta ahora.

 

P: Claro, porque lo sacasteis hace 5 años, ¿por qué la gira la hacéis ahora?

R: Esa es la pregunta que se va a desvelar en el espectáculo. Vamos a explicar por qué nos ha sido imposible poder presentar en directo este disco hasta ahora, más de 5 años después de su lanzamiento.

 

P: Cuando empezasteis con esto, ¿qué expectativas teníais?, ¿se han cumplido?

R: Nosotros lo montamos como algo entre amigos y a ver a dónde iba, pero es verdad que desde el primer momento esa combinación de venir de lo clásico y salirnos de ahí, incorporar el humor y darle ese toque más divertido y fresco a la música vocal tuvo una acogida genial. Y la verdad es que la proyección en estos 10 años ha sido muy chula, estamos muy contentos con el trabajo que hemos hecho y lo que hemos podido conseguir y el punto en el que estamos ahora, casi a punto de celebrar el décimo aniversario de la compañía, y poder estrenar este espectáculo.

 

P: ¿Nos puedes contar un poco más sobre Se canta pero no se toca!?

R: Pues el punto de partida es ese, explicar qué nos ha pasado durante estos casi 5 años o más que nos ha imposibilitado presentar el disco, en qué hemos estado ocupados. Será un repertorio muy variado, de canciones de diferentes estilos. Además, como ha pasado tanto tiempo, nos hemos dado cuenta de que las canciones que estaban en el disco estaban gafadas, porque ha sido imposible poder presentarlo hasta ahora, así que hemos decidido poder ya por fin presentarlo pero con otras canciones.

 

«El viaje emocional que se puede hacer durante el espectáculo, sobre todo consiste en pasárselo bien y cantar mucho con nosotros, pero también tiene que haber algún momento más dulce y emotivo»

P: ¿Cómo elegís las canciones para vuestros espectáculos?

R: Por un lado, por gustos musicales, de cada uno de los cuatro Melomans. Otro criterio es también por el ritmo del espectáculo, es decir, que no haya dos canciones muy parecidas en cuanto a características musicales seguidas, buscando el equilibrio musical y en el sentido de espectáculo en general. Y también un poco el viaje emocional que se puede hacer durante el espectáculo, que sobre todo consiste en pasárselo bien y divertirse y cantar mucho con nosotros, la gente podrá cantar con nosotros, pero también tiene que haber algún momento más dulce y emotivo.

 

P: Las escogéis en varios idiomas, ¿no?

R: Sí, en este espectáculo tenemos castellano, inglés y valenciano. Lo hacemos así porque nos gusta. Al final la música da igual en qué idioma se cante, porque es un lenguaje universal. Aunque es verdad que la letra es muy importante, y en muchas canciones es casi más importante que la propia música, no deja de ser un vehículo que te llega al alma aunque no entiendas al 100% a lo mejor una canción que cantemos en inglés. Pero no hay un criterio para elegir un número de canciones en cada idioma, sino que se trata de que nos guste la canción, que veamos que tiene sentido que esté en el espectáculo y adelante.

 

Melomans, Se canta pero no se toca

P: ¿Entonces sois fieles a la versión original de las canciones?

Tenemos dos enfoques. Uno que es intentar imitar al máximo el tema original y ver, por ejemplo, si suena un teclado, cómo podemos hacer eso con la voz. Y el otro enfoque es coger una canción y sacarla del estilo donde está y llevárnosla a otro diferente, de hecho hay una canción que en el espectáculo la pasamos por 4 estilos distintos. Y otra de las cosas que hacemos es el remix, juntar varias canciones en una y viajar por toda la cronología de un grupo.

R: ¿Temas clásicos o más bien actuales?

Ambos. El repertorio va desde clásicos hasta canciones bastante actuales. Todo se puede hacer, el reto de cantar a capella y hacer arreglos simplemente con las voces es ese, transmitir el carácter de la canción quitándole todos los instrumentos a la versión original, pero para eso hay recursos, hay texturas que se pueden crear con las voces, podemos cantar las melodías con diferentes armonizaciones o imitar instrumentos.

 

«Es un espectáculo para todos los públicos»

P: ¿El espectáculo de Melomans es para jóvenes, adultos, niños quizás…?

R: Está enfocado para todo tipo de públicos, yo creo que a partir de los 5 años ya se puede entender y disfrutar, hasta los más mayores. Es un humor para todos los públicos. Para venir en pareja, solo, con los padres, con amigos…

 

P: La gira es nacional, pero ¿habéis pensado en ampliar horizontes internacionalmente?

R: Ojalá. La verdad es que creemos que el tipo de espectáculo de Melomans por ejemplo en toda Latinoamérica se podría hacer perfectamente, porque la presentación la hacemos en castellano y con eso se puede llegar a más sitios. Incluso, en este espectáculo sí que hablamos un poco más, pero en el anterior nosotros no hablamos, solo hay una voz en off que se podría grabar en otro idioma y podríamos llegar a más sitios. Así que sí, si pudiésemos ampliar fronteras sería genial. Incluso a nivel nacional, nos gustaría tener más presencia en más comunidades autónomas.

 

P: Es un modelo de espectáculo bastante original y nuevo, ¿qué referentes tenéis para vuestro trabajo?

R: Es nuevo pero ya hay referentes de música a capella y humor, por ejemplo, nuestro máximo referente a nivel de concepto es el grupo argentino Les Luthiers, que hacen una combinación de música, teatro y humor de un nivel brutal y una ocurrencia y un ingenio brutales. Después, a nivel musical, grupos como Take 6, Pentatonix, Golden Apple Quartet, B Vocal

 

P: ¿Y qué proyectos tenéis de cara al futuro?

R: Ahora que por fin podemos estrenar el directo de nuestro disco vamos a ver qué tal va y esperamos poder hacer una buena gira con este espectáculo. Y sí que además tenemos un par de proyectos más en mente, pero que todavía están por madurar, por asentarse y ver qué viabilidad tienen, pero sí, tenemos ya dos cosas más para después de esto. También seguimos aún de gira con el anterior espectáculo, Licencia Para Cantar. Queremos seguir con todos los proyectos que tenemos en marcha.


OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS: EL BOTÁNICO SE LLENA DE CIENCIA Y MÚSICA