Pepe Viyuela, Alberto Jiménez, Juan Díaz, Fernando Albizu y Jesús Lavi protagonizan ‘Esperando a Godot’ en Valencia.

Esta versión de la obra de Samuel Beckett es una producción de Pentación Espectáculos dirigida por Antonio Simón . La representación tendrá lugar en el Teatro Olympia de Valencia del 19 al 23 de febrero.

Pese a publicarse en 1952, nunca hemos dejado de esperar a Godot. Con este clásico del siglo XX, Samuel Beckett consigue eludir los límites del tiempo para crear una obra de importancia universal con un significado aún latente en nuestros días.
La creación más importante del teatro del absurdo incorpora disparate, incoherencia, sinsentido y paradoja en esta representación bajo la dirección de Antonio Simón, con escenografía de Paco Azorín, iluminación de Pedro Yagüe y vestuario de Ana Llena.

Pepe Viyuela, Alberto Jiménez, Juan Díaz, Fernando Albizu y Jesús Lavi unen sus talentos en una representación llena de fuerza, humor, poesía, ternura, dolor y risa que llega al Teatro Olympia de Valencia del miércoles 19 al domingo 23 de febrero en las siguientes horas:

Sinopsis:

La única acción que se desarrolla a lo largo de sus dos actos es la espera protagonizada por Vladimir (también llamado Didi) y Estragón (Gogo) ante la supuesta llegada del misterioso Godot. Una espera que deja entrever una crítica a nuestra sociedad, con hombres cuya inteligencia es más propia de niños y se refugian en la esperanza de una llegada que nunca ocurre. El texto, engañosamente simple, sobrepasa las categorías del teatro del absurdo con sus diálogos carentes de sentido y situaciones que no llegan a ninguna parte.

Esperando a Godot, por Antonio Simón:

Godot es hoy en día más que una obra de teatro, más que un clásico del siglo XX. Es un símbolo universal. Forma parte de la imaginación colectiva. La fuerza, el humor, la poesía, la ternura, el dolor, la risa que nos transmite esta obra, metáfora de la vulnerabilidad, la dignidad, el coraje y también de la irracionalidad del ser humano, siguen vigentes. El público merece ver representada esta maravilla. Una obra que Beckett definió cómo horriblemente cómica.

Godot es también una historia de amor, una historia sobre la obstinación y la duración en el amor de una pareja que se separa y se reencuentra constantemente. Dos amigos íntimos que mientras están esperando, hablan, discuten, juegan, se desafían, se reconcilian, se aman, se repelen. Llega otra extraña pareja, el juego se diversifica. Godot no aparece, envía a un emisario.

Raudales de humanidad en personajes desamparados, errantes, desacoplados, desplazados que nos recuerdan que el ser humano, aun en situaciones muy difíciles, es capaz de levantarse o por lo menos como hace Estragón en el final de la obra, de volverse a poner los pantalones, que, a falta de cinturón, se ata con una humilde cuerda.

Esperando a Godot es un espectáculo fundamentado en la humanidad y comicidad de sus sensacionales actores, en la palabra y el espacio, en la poesía y el humor.

LA CRÍTICA HA DICHO…
Tip y Top esperan a Godot
El País, Javier Vallejo, 30/12/2019
«Un Esperando a Godot ágil, divertido, desentrañado con pericia, encarnado por una pareja de actores perfectamente acordados, que allanan la función sin restarle grosor».

Matar el tiempo mientras el tiempo nos mata
El Confidencial, Rubén Amón, 13/12/2019
“La naturalidad de Alberto Jiménez y el carisma de Viyuela matizan la máscara alegre y la triste. Representan la razón para vivir y para morir. Se los reconoce a ambos atrapados la ceguera del destino, pero las vías del tren que les ha puesto Antonio Simón también les proporcionan la alegoría de la esperanza. Un acto de fe. Un plato y un cubierto en la mesa de los espectros”.

Vladimir, Estragón y otra pareja
El Mundo, Manuel Hidalgo, 2/12/2019
“Antonio Simón, hace una propuesta limpia, ajustada y competente de la obra y los actores –Pepe Viyuela, Alberto Jiménez, Fernando Albizu…– la materializan de forma igualmente clara y con envergadura mantenida”.

Un Beckett humorístico y moral
ABC, Diego Doncel, 2/12/2019
“La adaptación propone una lectura donde más que la vida como un callejón tapiado, se subraya el encuentro con el otro, el valor de compartir un destino en medio de la intemperie. Es el mensaje moral de esta ambiciosa propuesta”.

“Esperando a Godot”: Payasada trascendental
La Razón, Raúl Losánez, 26/12/2019
“La historia de Vladimir y Estragón, dos amigos de aspecto miserable que esperan junto a un árbol a un tal Godot, del que ni el público ni ellos mismos saben apenas algo, está contada en esta ocasión con una acertada mezcla de humor, melancolía y ternura”.

‘Esperando a Godot’, nuestro sentido sin sentido
Huffington Post, Antonio Hernández Nieto, 22/12/2019
«Al final, lo que queda es un producto que, partiendo de un planteamiento comercial, ofrece un hito cultural. Curiosamente lo hace sin aspavientos, sin grandes gestos. El por qué funciona moviéndose entre ambos polos, manteniendo el equilibrio, es un interesante y bello misterio».

Háblame del subsuelo
La Nueva España, Saúl Fernández, 10/11/2019
“Si en Avilés se estilase, los actores hubieran salido a hombros de la escena”.

“Esperando a Godot”, de la provocación a la comedia
El Comercio, Pablo A. Marín Estrada, 9/11/2019
“Una función mayor destinada al éxito que ayer reconoció la ovación del Palacio Valdés”.
Más noticias de interés:

VALÈNCIA QUIERE CONVERTIR SU CENTRO DE INNOVACIÓN LAS NAVES EN REFERENTE EN EUROPA.