Alta costura a precios low cost, ese es el objetivo de la nueva colección cápsula de Giambattista Valli x H&M.

Giambattista Valli, reconocido internacionalmente como modista de algunas de las estrellas más glamurosas del mundo —tales como: Rihanna, Amal Clooney, Ariana Grande o Emma Stone—, es el último diseñador que ha colaborado con H&M.

La colaboración Giambattista Valli x H&M ha dado lugar a una colección de lo más romántica y espectacular donde el tul y la seda son los protagonistas de estos vestidos de ensueño. La joya de la colección es un vestido rosa chicle asimétrico con larga cola que ya ha lucido la modelo Kendall Jenner.

En sus diseños para H&M, Valli ha acercado su visión única de estilo a una audiencia más amplia; en esta ocasión, y por primera vez, incluye una colección para hombre. Todo el mundo tendrá la oportunidad de vestir como una superestrella con la mezcla ecléctica de elegancia y volantes de Valli.

La colección verá la luz el 7 de noviembre de este año.

Giambattista Valli x H&M

 

VALLI GLITTERING

Giambattista Valli nació y se crio en Roma. Su primera experiencia laboral y formativa fue junto al maestro costurero Roberto Capucci, un artista en el manejo del tejido; seguido de una larga temporada en Fendi, donde trabajó como director creativo para la influyente colección Fendissime.

«Aspiro a crear una silueta distintiva, ya que eso será lo que perdure en el recuerdo»

A continuación, Giambattista se trasladó a Milán para trabajar en Krizia hasta que, requerido por Emanuel Ungaro, se fue a París a finales de los años 90 donde forjaría una singular trayectoria con la célebre casa parisina. Finalmente, se embarcó en la apertura de su propia firma de alta costura: Giambattista Valli, y en el año 2005 lanzó su colección homónima.

En la actualidad Valli dice que París es su hogar, aunque aún sigue fiel a sus raíces romanas. Costurero y sibarista, rodeado por un creciente séquito de «chicas Valli» aristócratas, Giambattista es muy reservado sobre su vida personal, aunque sumamente expresivo cuando se trata de plasmar su visión e ideas profesionales.

Conocimos a Giambattista Valli en París, en Maison Valli, un lugar que previamente utilizó otro expatriado italiano de gran fama: Jean Baptiste Lully, músico ligado a la figura y reinado de Luis XIV.

«Mi trabajo es la mejor carta de presentación; no añadiría mucho más. Me gusta verme como cómplice de algunos momentos especiales. Mis creaciones son fáciles de llevar y sencillas de interpretar. Más que vestidos, veo cada prenda como una manera de dialogar con el cliente. Cuando diseño pienso en personas, y no en maniquíes»

OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS: BALENCIAGA Y LA PINTURA ESPAÑOLA