Por Josep Lozano

MARZO

Hay mucha ‘tela’ que cortar en torno a la presentadora y periodista top del canal valenciano ‘À punt’ (el antiguo Canal 9). Su simpatía, madurez, hermosura, oficio, versatilidad la convierten en una de las personas más interesantes n el panorama actual de las ‘’graellas’’ televisivas.

En su Instagram se define como  mujer, madre e hija. Puntualiza que ‘ahora’ trabaja en el medio valenciano, y que su representante –por si a alguien le interesa- es @poplifeagency. Con esta declaración de principios, Carolina deja clarísimo tres cosas: su arquitectura familiar, su temporalidad en el trabajo y su cotización en el mercado de los media. Con lo que solo me quedaría preguntar por su salud, que no me queda duda de la que goza en un estado de permanente felicidad que transmite a todos los que la rodean, y por lo que es querida, admirada y respetada como mujer. En este mes, que además de Fallas y tracas, se homenajea a la mujer trabajadora, la elección de la Ferre para esta entrevista está más que justificada.

Y mi primera no puede ser otra: ¿gana usted lo mismo que Eugeni Alemany en el canal que comparten? Perdón, era una broma, ¿cree que los salarios están equiparados en el mundo audiovisual?

No lo sé, empezamos bien… es un oficio del que dependen muchos factores: si trabajas para una TV pública o privada, para una productora, si tienes una carrera extensa… es diferente, creo que por un mismo trabajo con los mismos años trabajando, en un programa que pretende ser líder de audiencia, cobramos lo mismo, espero… si no, ¡ya me enteraré!

¿Cuáles son sus recuerdos de ‘Tela Marinera’ y del extinto Canal 9? (confundo extinto por exitoso –me traiciona el subconsciente- y nos reímos)

Bueno, ¡exitoso fue! (risas), tuvimos la suerte de compartir una época brillante. De TM tengo muchos recuerdos y todos buenos. Siempre he dicho que es uno de los programas de mi vida, o ‘’el’’ programa de mi vida. Fue donde aprendí todo lo que sé de TV.

¿Y por qué lo abandonó en pleno éxito?

Llevábamos 4 o 5 años, pasó lo de Eduard (Forés), de repente desapareció del programa y yo no me encontraba sin él. Y además me coincidió que apareció Andreu Buenafuente in my life, que él también estaba pasando un mal momento, vivía en Barcelona, hacía ‘La cosa nostra’ y, bueno, decidí marcharme, creo que nos necesitábamos ambos. Todo mezclado, un remolino.

¿Ser madre le ha quitado oportunidades a la hora de trabajar en TV?

Supongo que sí, pero no he sido consciente. También porque me alejé de la TV para criar a mis hijos. Me siguieron llamando, de hecho a mi hijo con 4 meses me lo llevaba a Madrid, me salió un programa en TVE que se llamaba ‘Yo estuve allí’, con súper invitados presentes en los eventos…, después ‘Tu cara me suena’ (donde mi hijo tenía ya 4 años)…, he ido haciendo cosas, pero parece que si no haces un programa diario no estés haciendo nada.

¿Aceptaría un trabajo en una película…?, de actriz, ¡claro!

Ay, sí, yo soy muy atrevida. De hecho hice un pequeño papel en una película de Santiago Segura donde tenía una escena que hacía de madre de un chaval de 20 años. Pero sí, me gustaría, aunque me veo más atrevida que capaz. El trabajo de actor y de cantante son unos de los trabajos más difíciles que hay, porque hay que transmitir. En ‘Tu cara me suena’ me tenía que preparar para interpretar el papel de mis personajes y quedé fatal, muy a mi manera, creo que quedé la antepenúltima, bueno por delante de Francisco (risas), pero me lo pasé pipa.

¿Qué le motiva?

He pasado por muchas etapas a nivel profesional, al principio trabajé sin parar, eran los tiempos de las vacas gordas de TV en los que se hacían programas con buenos presupuestos, y luego yo también he sido muy hormiguita con mis ahorros, porque la gente que ‘damos la cara’ en TV, no está dándola eternamente: pasan de moda, pasan los años, porque ya no les llaman. Tengo 44 años y lo que me apetece ahora es trabajar y aprender. No voy a estar ahí toda la vida, no voy a ser como la Campos (risas)… una retirada a tiempo es una victoria. A nivel personal, estar con mis hijos y seguir enamorándome de las cosas.

¿Qué diferencias hay entre Carolina y la Ferre? Vaya, entre la chica de Cocentaina y la profesional de TV?

No la hay, pero igual en la tele te esfuerzas un poco más…, pero claro, las 24h no soy la de la tele, me tendrías que ver por la mañana con mis gemelos, hecha una madraza.

¿Sus placeres en la mesa?

Me gusta comer bien, soy más de cuchara, de caliente, de un solo plato y como mucho un postre, fruta sobre todo, aunque los fines de semana sí que soy de dulce.

¿Y debajo de ella?

(Risas) ¿Sabes que no he hecho nunca ni manitas ni piececitos… Ni tirarme debajo del mantel, claro! (más risas) No sé, igual me hubiera gustado, pero soy muy pudorosa.

¿Cómo vive el momento en su vuelta a la televisión autonómica?

Guardo muy buenos recuerdos de Tela Mariera, de Ferran (Estellés), de Eduard, de Estanis, Gemma, tuyos… de todos, era un equipo muy guay! Pero lo que más me ha gustado de volver es hacerlo con un programa, con un proyecto con un equipo, era lo que más echaba en falta desde TM. El trabajo diario hace que se forme una familia, que es lo que al final somos. Después de Madrid, Barcelona, el Ampurdán, la vuelta ha sido intensa y explosiva, y me he dado cuenta que es donde me gusta estar. Ahora creo que sé valorar más las cosas, agradecida y disfrutando más de todo, viendo la parte buena de las cosas, y eso te viene siempre después de tener momentos duros, malos, entonces valoras más y mejor lo que tienes.

¿Le ha gustado la propuesta gastronómica de hoy? ¿Qué destacaría? 

El O’Donnell es un restaurante muy entrañable, me encanta el ambiente, pero sobre todo que sea tan próximo al mar. El Cabanyal y este mercado que tenemos en frente, es parte de la esencia de Valencia. La cocina me ha encantado, he felicitado a Javier y a Jesús, y si tuviera que destacar algo, las alcachofas de temporada con foie, o el atún a la brasa me han parecido excepcionales.

ESTAS FALLAS EN O´DONNELL CABANYAL…

O´DONNELL CABANYA MENÚ FALLAS

Menú Día de San José en O´DONNELL CABANYAL

 


FEBRERO

Laura Fitera es Fuerte, Inteligente, Teatral, Explosiva, Radiante y Amorosa. La reina actual del couché valenciano, aunque ella se defina como reina del Roscón de Reyes 2019 en sus RRSS, es una mujer tan culta como alegre, educada y grande en todos los sentidos, una ‘nonna’ feliz (de ocio) y una matrona (de oficio).

Comenzar este nuevo formato de HELLO con Laura es toda una declaración de principios. El hedonismo llevado a ‘reality’ sin menospreciar el esfuerzo que le ha llevado a ser una reconocida profesional en su sector; una mujer que conoce a la perfección la red sanitaria valenciana y a quien no le caen los anillos por nada, ni se ‘arruga’ a la hora de sacar ‘pechos’ a la adversidad.

Fitera, Laura que Google coloca en primer lugar (¡inténtalo!), celebra todo lo celebrable y más, siempre dentro de un comportamiento donde eleva su eclecticismo al nivel más clasicista. Una auténtica VIP que acepta con toda humildad las más variadas opiniones que se puedan formar de ella. Si fuera una marca, no necesitaría mejorar su posicionamiento SEO.

Acude al O’Donnell con un look impecable (‘’muy mío’’), vestida por Oscar de la Renta, con zapatos y abrigo de Prada, anillo del turco Sevan Biçarçi, pendientes con piedras con rubíes y zafiros (‘’comprados en Vietnam y montados a mi gusto’’) y bolso de Christian Dior.

O'Donnell

¿Cómo se siente Laura hoy?

‘Me alegro que me hagas esa pregunta’, porque me siento especialmente bien, incluso hasta pletórica y exultante. Creo que la vida me ha dado muchísimas cosas buenas, soy una mujer en equilibrio.

¿Es complicado ser una socialité siendo una reputada matrona?

Sí que es verdad que soy una reputada matrona, y licenciada en Sociología Antropológica. En mi profesión puedo decir sin ambages que he llegado a lo más alto. He pertenecido a la Comisión Nacional durante nueve años de la especialidad que formamos 8 matronas en España, he dirigido la unidad docente de matronas durante un cuarto de siglo, sin embargo no sé si soy una socialité! De todas formas, pienso que somos plurales y hay cabida para todo. Me divierte incluso que la gente pueda a llegar a desconocer mi faceta profesional. Ahora me he jubilado y en la diversidad podemos hacer mil cosas.

¿Piensa que es frívolo ser parte del star system valenciano?

Si vives por y para, y tu única vida es formar parte del star system sea lo que sea, no solamente es frívolo, también aburrido e inútil. Aunque te quiero hacer un matiz: la frivolidad me parece una condición de la inteligencia.

¿Duerme sola?

Pues sí, duermo absolutamente sola. Bueno miento, de vez en cuando mi nieto Carlos me acompaña. Yo no había vivido sola nunca. Me casé casi con 18 años y desde entonces siempre había vivido acompañada. Y por circunstancias que todo el mundo conoce, hace cuatro años y medio que duermo sola. No me importaría compartir cama, pero sería bajo condición.

¿Cocina?

Naturalmente que cocino y además siempre agradezco un montón que la anfitriona haya hecho por lo menos un plato del menú. Me parece un detalle de buen gusto y elegancia. En casa lo hago todo, soy una magnifica ama de casa.

¿Por qué no ha entrado usted en política siendo una mujer tan divertida?

Hubo un momento en que lo pensé pero quizá el sesgo mío tiene mucho que ver con las respuestas anteriores: soy incapaz de tomarme la vida tan trascendentemente, porque la vivo muy intensamente. Soy desde luego liberal, y me resulta muy difícil encuadrarme en un partido político.

Sorpréndame con el último libro que esté leyendo

Estoy leyendo ‘Por amor de mi amor’, de mi hija Gadea Fitera, y además es verdad. Lo había leído ya en ‘galeras’, y ahora que está impreso lo estoy leyendo otra vez.  Yo soy una lectora diaria, cotidiana, impenitente.

¿Cómo es la relación con sus hijas?

Excelente. Pero lo es porque es un trabajo que empecé con ellas desde que nacieron. Me acuerdo cuando eran muy pequeñitas en la guardería hablaba con ellas y les preguntaba ¿Qué has hecho?, ¿Cómo te lo has pasado? Y ellas me contestaban cosas de niñas. Mi madre me preguntaba que cómo aguantaba esos rollos y yo le contestaba que porque cuando mis hijas tuvieran 40 años les siga pareciendo un proceso natural hablar conmigo. Estoy profundamente orgullosa de ellas y creo que son grandes mujeres. Tú las conoces y sabes que son educadas, cultas, sensatas, emprendedoras, buenas profesionales y unos magníficos seres humanos.

¿Por quién perdería usted la razón?

No soy muy de perder la razón porque pienso que si te vuelves loca por alguien es que no estás muy en tu ser. En cualquier caso, perdería el corazón por un hombre que me mirara a los ojos y me atravesara el alma. La vida siempre es mejor compartida.  – (Por sus ojos, creo que ya lo ha encontrado)

Sabemos que es una amante del diseño de moda. Sus preferencias valencianas e internacionales…

Damos una información preciosa a través de cómo vestimos. En Valencia hay grandes y me gusta mucho Juan Vidal, a quien tú me presentaste, me parece un gran creador, tengo mucha ropa suya. Muy interesante Amparo Chordá, sobre todo cuando la dejas ir. Su expo en Nueva York iba acompañada con complementos de mi hermana Blanca. Me gustan también los Savage, antiguos Siemprevivas, por sus líneas minimalistas. Y era también muy fan de Juan Andrés Mompó y, por supuesto, de Álex Vidal, por cierto, ¡cuánto le debemos!, aunque me dejo muchos en el tintero, claro!

En el plano internacional soy fan de la compra por internet: Farfetch, Mytheresa y Vestiaire; y en cuanto a diseñadores, Mary Katrantzou me parece sensacional, y cómo no Prada y D&G… sin olvidarme de las joyas, importantísimas en mi vida, además de Sevan, de mi admirado Vicente Gracia, siempre un número 1.

Cuando alguien le atrae, ¿se fija en cómo va vestido?

Hago un scanner rápido en el aspecto que tiene, en la forma en que mira, en el movimiento, en la ropa, en las manos para ver cómo lleva las uñas y, por supuesto, en el reloj, que dice mucho de un hombre.

¿Cuál ha sido su plato favorito de O’Donnell?

Sin lugar a dudas, las kokotxas en tempura y el marisco en general. O’Donnell me parece un estupendo descubrimiento, no será la última vez que venga.

odonnellcabanyal.com

Otras noticias de interés:

DONES I CIÈNCIA AL BOTÀNIC