Texto: Alba Fortea

L’ALBUFERA DE VALENCIA HA SIDO EL ESCENARIO PERFECTO PARA DAR LUZ A LOS OSCUROS SECRETOS QUE ESCONDE LA SEGUNDA TEMPORADA DE EL EMBARCADERO, DE MOVISTAR +. EL PARAJE NATURAL COBRA VIDA PROPIA Y SE CONVIERTE EN UN PERSONAJE MÁS EN LA TRAMA.

El actor Roberto Enríquez se pone en la piel de Conrado, un policía con mucho que esconder pero también por desvelar. Hablamos con él para que nos cuente qué nos deparará esta temporada.

El 17 de enero se estrena la 2a Temporada de El Embarcadero, ¿nos sorprenderá?

Yo me atrevo a decir que sí que va a sorprender. En la primera temporada se queda el misterio de que a lo mejor Óscar no se ha suicidado, y en esta segunda temporada veremos el periplo de Verónica y Alejandra, ayudadas por Conrado, para resolver este entuerto. Se van a ir destapando muchas cosas ocultas para ellas de la vida de Óscar y de otros personajes.

Gracias a la dinámica narrativa que tiene la serie, que va viajando del presente al pasado, vamos a enterarnos de muchas cosas que ocurrieron. Va a ser muy sorprendente, ¡sobre todo la resolución final!

¿Esperábais el éxito tan rotundo que está teniendo la serie?

Uno nunca se espera el éxito en una serie, simplemente haces todo con la mejor intención. Pero en este caso, sí que éramos conscientes de que había algo especial en este proyecto. Sobre todo por cómo está rodada, por los temas que se tratan y por el enclave donde se desarrolla, L’Albufera de Valencia. Además, los personajes son muy profundos, tienen doble cara y ocultan cosas. Es una combinación de todo que ha hecho que funcione.

En esta temporada tu personaje, Conrado, cobra protagonismo, ¿qué nos puedes decir de él?

Lo que le pasa a Conrado en esta temporada es maravilloso, porque le han dado la oportunidad de tener más protagonismo. Emprenderá una investigación junto a Alejandra y Verónica, y en ese recorrido se acabará enamorando de Alejandra. Ve en ella un reflejo de lo que le pasó a él, que también perdió trágicamente a su mujer y se queda prendado. Además, veremos como Conrado, que ha dejado de tomar su medicación, subirá hasta lo más alto para luego bajar en caída libre, y nos mostrará cosas de su pasado que arrastra como una bola de preso en su tobillo.

¿Habrá más thriller, acción y sentimientos?

Sí, en esta temporada el thriller tiene más potencia, porque empezamos a descubrir cosas que antes no se sabían, los acontecimientos darán un giro radical. Además, durante todo el viaje que van a hacer los personajes, el thriller se va a entreverar con los sentimientos, la acción… Va a ser muy interesante.

Alejandra y Verónica descubrirán nuevos datos de la muerte de Óscar y recurrirán a tu personaje, Conrado, en busca de ayuda, ¿serás un aliado?

Por supuesto, seré su aliado. Conrado ya estaba investigando junto a Alejandra y después se sumará Verónica y los tres descubrirán cosas muy potentes y a la vez la trama irá avanzando.

En un espacio natural como es L’Albufera de Valencia, ¿los sentimientos y emociones fluyen más y mejor?

Pues no sé si fluyen más y mejor, lo que sí sé es que L’Albufera valenciana es un paraje increíble. Hemos rodado en sitios espectaculares y ha sido un verdadero placer. Estamos contando un historia especial en un lugar especial.

Lo interesante de la serie es la contraposición de dos mundos, uno urbano, centrado en una urbe de arquitectos y otro rural, que es L’Albufera. En esta temporada los personajes van a mezclarse entre los dos mundos. Por ejemplo, Conrado entrará en el mundo urbano, en la ciudad, y estará como un pez fuera del agua.

Entre rodaje y rodaje en Valencia, probaríais la paella…

Hombre, ¡por supuesto que sí! -risas-. El arroz lo probamos en todas sus vertientes, y nos gustó mucho. Tanto en el rodaje con el catering, como fuera del rodaje, comimos paella.

Uno de los puntos fuertes de la serie son la belleza de los planos y la luz, ¿cómo ha sido la experiencia de rodar en L’Albufera?

Ha sido una experiencia increíble rodar en L’Albufera. Es emocionante cómo han quedado los planos, la luz, cómo se mueve la cámara. L’Albufera es un lugar maravillo y era imposible no haberla retratado en los planos.

¿Se podría decir que L’Albufera es un personaje más en la serie?

Claro que sí, hay momentos en la serie donde los personajes están desarrollando una acción y de repente la cámara cambia y el plano se centra en algo que está ocurriendo en directo entre la naturaleza. Es un personaje más en la serie porque L’Albufera tiene vida. Es muy bonito.

¿Nos puedes adelantar algo de esta temporada?

-Risas-. No os puedo adelantar nada, lo que si puedo decir es que yo he visto la segunda temporada y es ¡guau! muy potente. Hay que verla.

Otras noticias de interés:

VERÓNICA SÁNCHEZ: «HE VUELTO ENAMORADÍSIMA DE VALENCIA Y DE L’ALBUFERA»