Practicar senderismo es una opción muy beneficiosa para nuestra salud mental y física. Aparte de poder contemplar bellos paisajes y vivir aventuras que nos llenen, podríamos enumerar las ventajas del senderismo en las siguientes: 16422900_961514033983060_664421783077938577_o

1) Nos ponemos en forma.

Cuanto más senderismo practiquemos, más fuertes nos encontraremos. Las agujetas del principio aparecerán menos o incluso desaparecerán y nos moveremos con más agilidad. El cuerpo no está hecho para ser sedentario y muchas enfermedades, sobre todo cardiovasculares, se asocian a la inactividad.

2) Mejora nuestro estado de ánimo.

El ejercicio y tomar el sol provocan que nuestro organismo segregue la hormona de la felicidad, la serotonina. Además, se ha comprobado que reduce el estrés y la ansiedad.

3) Conocemos gente con intereses similares a los nuestros.

Compartir viajes y charlar con otros aventureros añaden diversión.

4) El ejercicio cardiovascular moderado y regular previene los problemas con la memoria vinculados al envejecimiento y nos hace más creativos.

CÓMO EMPEZAR 

Antes de lanzarse a largas caminatas, conviene realizar paseos cortos para ir acostumbrando el cuerpo a cada vez mayores esfuerzos. Optar, yendo por libre o con grupos, en un principio por las rutas en un nivel fácil o de iniciación es un buen comienzo. Luego se puede ir subiendo conforme nuestras aptitudes vayan mejorando.

Un primer paso importante consiste en obtener la licencia federativa para disponer de plena cobertura sanitaria en el ejercicio del senderismo. Se puede tramitar a través de la página de la Federació d´Esports de Muntanya i Escalada de la Comunitat Valenciana en este enlace y también algunos clubs de senderismo pueden facilitar la obtención de dicha licencia u ofrecen otros seguros similares en sus actividades.

Mi consejo sería empezar con grupos de senderismo, puesto que se gana en seguridad siendo principiante y donde un guía experto nos llevará por rutas que no conozcamos y ganaremos experiencia. En este blog propondremos cada mes las excursiones más recomendables.

EQUIPAMIENTO BÁSICO PARA SENDEAR

1)  Una mochila es la herramienta más útil para transportar nuestras pertenencias.

2) Una botella de agua u otra bebida debería ocupar un espacio generoso en nuestra mochila. Es realmente una mala experiencia quedarse sin nada que beber en una larga caminata y con mucho sol.

3) Portar algo de comida para reponer fuerzas cuando nos sintamos débiles.El bocata de rigor y frutos secos, que resultan saciantes y energizantes.

4) Un sombrero, preferiblemente de ala ancha y fabricado con un tejido que bloquee el paso de la radiación ultravioleta, impedirá quemaduras en cara y cuello.

5) La crema solar, en especial en primavera y en verano, se puede considerar imprescindible. Hemos de tener en cuenta también: el sol que nos impacta durante el viaje en bus, coche o tren; que en alta montaña la atmósfera nos protege menos de la radiación solar; el efecto albedo de la superficie por donde caminamos rebota la radiación hacia nosotros (especialmente fuerte sobre la nieve). No olvidemos tampoco el protector labial ante el astro rey ni las gafas de sol, que también nos protegerán de la sequedad ambiental y de las partículas del viento.

6) Un paraguas nos permitirá protegernos tanto de una lluvia imprevista como de un sol implacable. Para mayor protección ante un aguacero, conviene llevar siempre impermeable para cubrir todo el cuerpo.

7) Ropa que nos permita la máxima libertad de movimiento y que nos mantenga frescos, que deje que transpire el cuerpo. Además, si es posible, que cubra la mayor parte del cuerpo para evitar arañazos o lesiones con la vegetación y que la radiación solar no impacte directamente sobre nuestra piel.

8) Invertir en botas de montaña. A diferencia de una zapatillas deportivas, las botas, preferentemente impermeables, protegen el tobillo de torceduras y disponen de una suela más gruesa ante un terreno que podría ser más pedregoso y duro de atravesar. Los calcetines deben ajustarse al pie para evitar rozaduras o ampollas.

9) Una linterna se agradecerá si nos anochece antes de lo previsto. Nunca está de más.

10) Nuestro móvil y una batería extra puede salvarnos de más de un apuro. Por experiencia, gracias a que he podido llamar al guía, he podido encontrar la ruta en un momento de estar perdido totalmente.

11) Se recomienda un pequeño botiquín con gasas, esparadrapo, pomada para picaduras, betadine, tiritas, y cualquier medicación crónica que tomemos habitualmente …

12) Un mechero por si nos vemos con la necesidad de hacer fuego.

13) Cuchillo o navaja por si nos enredamos o precisamos cortar algún material.

14) Silbato para ayudar a que nos localicen si nos perdemos

15) Algo de ropa de abrigo y una manta térmica, porque en zonas montañosas puede haber cambios bruscos de temperatura. Además, en caso de pérdida, nos puede salvar de una hipotermia, una de las causas más comunes de fallecimientos.

16) Una brújula, un mapa, un gps bien cargado.

Y ya sólo queda lanzarse a la aventura.

Una selección de artículos que nos animen aún más a iniciarnos en esta sana afición:

Dar largas caminatas es bueno para la memoria. Revista Muy Interesante

Correr en verano por la playa nos beneficia mental y físicamente ABC, 18/7/15

El sedentarismo causa el 10% de muertes en Europa: la propuesta que se debe seguir El Confidencial, 17/7/15

¿Sabías que las áreas verdes tienen la capacidad de generar felicidad? Ecoosfera

Pasar mucho tiempo sentado, ¿es peligroso para la salud? Heraldo, 14/7/15

Adelgazar caminando: ¿a partir de cuántos pasos se pierden kilos? El País, 3/8/15

El riesgo de insuficiencia cardiaca solo se reduce con una actividad moderada. Infosalus, 13/8/15

La razón por la que te sienta tan bien un paseo entre los árboles. Ecoportal, 13/8/15

Cinco buenas razones para empezar a caminar hoy mismo. Levante, 8/8/15

¿Sabes cuántas horas al día pasas sentado? Infosalus, 13/7/15

El ejercicio físico moderado le sienta bien al esperma. Revista Muy interesante

Caminar sí te hace más creativo, confirma un estudio Ecoosfera