El grupo YUDesign UPV presenta este año un producto que pretende mejorar la recogida y reducción de los microplásticos del Mediterráneo

Según un estudio de la Universidad de Heriot-Watt, ingerimos 114 partículas de plástico por comida. Y no solo eso, el consumidor europeo medio de crustáceos, moluscos y mariscos puede ingerir hasta 6.400 microplásticos al año, según señala un estudio publicado por la Universidad de Gante en 2016.

YUDesign UPV (@yudesignupv) es un grupo de Generación Espontánea creado en Octubre de 2017, cuyo objetivo es utilizar el diseño como medio de expresión y herramienta para el cambio y que este año se presenta al concurso de diseño industrial Dyson Award con un producto que pretende ayudar con uno de los mayores problemas del mundo contemporáneo: los microplásticos existentes en el mar.

YUDesign

El proyecto, que cuenta ya con el apoyo de múltiples entidades, entre ellas Generación Espontánea, La Marina, La Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana y la Universidad Politécnica de València, propone el rediseño de una boya de fondeo que implementa la tecnología de filtrado del agua para la recogida y reducción de microplásticos. Un producto sostenible y circular, con el que se busca erradicar los microplásticos a lo largo de la costa mediterránea y concienciar sobre la magnitud del problema.

Se trata de una boya cuya forma aerodinámica ha sido inspirada en la antropometría del pez luna, por su fácil adaptación a los flujos de la marea, y que se realizará en polietileno con núcleo de poliuretano, un material de elevada resistencia y cuya degradación no supone una contaminación del medio. Además, su construcción se ha planteado a partir de un solo molde, para abaratar costes y permitir la fácil extracción de los plásticos una vez los filtros hayan recogido su volumen máximo de microplásticos.

El problema: los microplásticos

Según explica Nuria Felis Reig, estudiante de la UPV:

La contaminación plástica del medio marino es una realidad cada vez más alarmante. Se ha constatado la presencia de microplásticos en todos los océanos y mares del planeta. La situación del Mediterráneo como mar cerrado, no es muy distinta de puntos de acumulación plástica de los principales giros oceánicos de los océanos Pacífico, Atlántico e Índico. Los impactos de la presencia de plástico en el medio marino no solo afecta a la macro fauna, sino que debido a la fragmentación de material plástico en partículas de menos de 5 mm, se facilita la ingestión por los niveles más bajos de la cadena trófica.

Otras noticias de interés: JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS DEL BOTANIC DE LA UV