Arranca la celebración con la recuperación de su primer espectáculo. 7 Reinas suben al escenario en la piel de siete actores, representantes de tres generaciones de la escena valenciana.

Arrancan las representaciones de 7 Reinas en Sala Russafa. Una década después de su estreno, del 12 de febrero al 14 de marzo vuelve al escenario este espectáculo cuyo éxito de público obligó a prorrogar las funciones y llevó a ampliar la pieza, presentando 8 Reinas en 2012. 

Ahora regresa a la cartelera la versión original, donde siete actores de la escena valenciana de tres generaciones distintas se meten en la piel de siete monarcas, mujeres que ejercieron efectivamente el poder a lo largo de la Historia. Ataviados de traje de chaqueta y sin afeminar su interpretación, estos hombres pasan por la soledad que impone cualquier cargo de alta responsabilidad, sobre todo para quienes están constantemente cuestionadas por su condición de género. 

Chema Cardeña, su autor y director del espectáculo, además de uno de sus intérpretes, escogió esta vía para hacer más explícita la injusticia que a lo largo de los siglos ha tenido que soportar la mitad de la población mundial. «Pensé que si formaba un elenco femenino, algunos se escudarían en que era una obra ‘para mujeres’. Y una década después, estoy todavía más convencido de que es una manera de darle fuerza al mensaje de la obra”, explica el dramaturgo. En su opinión, estos años han supuesto una gran evolución social. “Movimientos como el #MeToo o el calado que ha ido adquiriendo el feminismo ha hecho que lo que antes nos parecía normal, ahora nos chirríe. 

Ficción y realidad conviven en las escenas en que retratan a esta selección de reinas que no fueron consortes, sino que tuvieron que gobernar y defender su trono en un mundo hecho por y para hombres. Momentos íntimos donde el espectador se asoma al alma de cada una de ellas y a los obstáculos que tuvieron que sortear por el simple hecho de ser mujeres. 

Manu Valls, Saoro Ferre y José Zamit se incorporan a un elenco que recupera a Jerónimo Cornelles, Juan Carlos Garés y Juan Mandli, junto al propio Cardeña, como protagonistas del montaje original. Son los encargados de dar vida a María Estuardo, Catalina La Grande de Rusia, Isabel La Católica, Cristina de Suecia, María Tudor, Juana La Loca y Elizabeth I. 

Emotividad, fuerza y toques de humor forman parte de unos pasajes que va enlazando la música en directo de la mano del bajista David Campillos y la cantante Rebeca Ibáñez, con versiones de canciones que incluyen desde Sylvie Vartan a The Beatles, Abba o The Supremes, entre otros. Y se incorpora a la puesta en escena el componente audiovisual para presentar a cada monarca. Un propuesta poco común que hasta el 14 de marzo permanecerá en cartelera. 

Un aniversario agridulce

El regreso de 7 Reinas, primer espectáculo que produjo Sala Russafa en colaboración con Arden, es la manera de celebrar que el centro cultural impulsado por esta compañía valenciana cumple diez años. Aunque en realidad, nació en la cabeza de Juan Carlos Garés y Chema Cardeña hace un cuarto de siglo, cuando empezaron juntos su andadura escénica y soñaban con fundar un espacio de formación y creación, donde programar a otras compañías y crear una oferta cultural abierta a otras disciplinas. Era el germen del teatro de Ruzafa. 

“Para mí, este aniversario llega en un momento controvertido. Me da mucha pena por los espectadores. La gente de la periferia no puede venir al teatro y es el 30% de nuestro público. Y al que nos queda en la ciudad, solo podemos ofrecerles el 50% del aforo”,  explica Cardeña, quien considera auténticos protagonistas de las representaciones a quienes ocupan las butacas. “Ahora somos los actores los que miramos emocionados al público.