La escritora Eva García Sáenz de Urturi está de enhorabuena, se acaba de proclamar ganadora del prestigioso Premio Planeta 2020. Su novela, Aquitania, es un poderoso thriller histórico que atraviesa un siglo repleto de venganzas, incestos y batallas. Empezó casualmente en la literatura publicando su primer libro en Amazon y a día de hoy es todo un fenómeno en ventas.

Ganadora del Premio Planeta del año de la pandemia, parece el título de un libro pero es la realidad, ¿cómo fue el momento donde pronuncian tu nombre como ganadora?

Fue muy atípico y muy especial, este año era totalmente diferente porque el fallo había sido un día antes por motivos logísticos de la pandemia. Me llamaron por teléfono y me avisaron que había sido yo la ganadora, al día siguiente cogí el avión y fui a la gala. El público eran los periodistas que estaban trabajando y yo era la única que iba con vestido y sin portátil, yo decía: “como alguno levante la vista y me vea se va a dar cuenta 10 minutos antes del anuncio del premio que soy la única escritora que está por aquí”-risas-. Fue totalmente atípico.

Has pasado en pocos años de publicar tu primera novela en Amazon a ser fenómeno de ventas, ¿alguna vez soñaste con este éxito?

Más que soñar yo siempre he dicho que soy más de trabajar. No era un sueño el publicar, yo ya tenía mi carrera profesional, primero como óptica y luego con mi plaza fija en la Universidad de Alicante. Cuando escribí la Saga de los Longevos no tenía intención de saltar al mundo literario, pero gracias a que las novelas han tenido buenas críticas y muchos lectores, poco a poco el fenómeno ha ido creciendo y ha sido cuando después de 12 años escribiendo ha llegado el Premio Planeta y otros reconocimientos.

El thriller de Aquitania empieza en las primeras páginas con el asesinato del padre de Eleanor, la protagonista, ¿el lector se engancha a descubrir quién es el culpable?

Sí, es lo que está pasando con la novela. Tiene la ventaja de que atrapa al lector de inmediato y esa respuesta que buscan no la tienen hasta 400 páginas después. A lo largo de toda la novela siempre hay un interrogante activo. Como novelista te da mucho juego para ir contando y plasmando, en este caso, todo el universo medieval de Aquitania, que era una corte que estaba más avanzada que el resto de Europa.

Eva García Sáenz de Urturi

Has dicho que Eleanor fue la primera influencer de la historia, ¿fue una adelantada a su época?

Yo creo que fue más producto de una avanzadilla cultural como fue el territorio de Aquitania. Su padre la educó para gobernar desde los 8 años. Me encontré con una corte que estaba muy avanzada culturalmente, todas las personas que pertenecían a la clase pudiente eran muy doctas, dominaban 4 idiomas, todos estudiaban. Destacaban mucho en una época que nos ha llegado el sesgo de que era oscura.

Para escribir la novela leíste 150 libros, te estuviste documentando dos años y hasta viajaste a Aquitania, ¿toda esa información cómo se plasma en una novela?

Pues por suerte era la séptima novela que escribía y tenía experiencia, creo que sin esa experiencia previa de años escribiendo narrativa larga no hubiera podido crear algo tan completo como Aquitania. Era difícil de plantear porque por un lado su thriller obligaba a que fuera una lectura ágil y por otro lado el poso histórico tenía que notarse pero no tenía que pesar.

¿Te gustaría verla convertida en una serie a lo Juego de tronos?

Me inspiraron mucho narrativas como Juego de Tronos o El Nombre de la Rosa, pero ya he pasado por la experiencia de ver una de mis novelas llevadas al cine y no quiero volver repetir eso. Es desempoderador, porque eres el rostro visible, es la historia que tu has parido pero es un proyecto que no te pertenece y en el que se toman decisiones con las que no estás de acuerdo.

Eva García Sáenz de Urturi

Cuando acabas de escribir una novela tardas semanas en volver a hablar, ¿cómo es el esfuerzo que hay detrás de crear una historia?

Es equivalente a hacer una tesis doctoral o una oposición, pero en menor tiempo. Vivimos en la época de la inmediatez y eso nos obliga a los escritores a escribir a un ritmo muy acelerado, no tenemos tiempo de reposar, de recargarnos creativamente. Casi se exige que cuando acabas una novela ya te pongas con la otra. Al terminar una novela y descargar esa información tu cerebro se queda con una especie de niebla mental por el sobresfuerzo. A mi me halaga cuando me dicen “¿para cuando la siguiente Eva?”, porque se han leído la novela en 3 días pero a mi me ha costado 3 años escribirla, y en ese tiempo he tenido que renunciar a muchas cosas. Detrás de un producto, que es un libro, hay una persona.

Otro de tus éxitos fue la trilogía que empezó con El silencio de la ciudad blanca, que como has comentado se adaptó al cine. En tu vida diaria, ¿eres más de ver la película o leerte el libro?

Yo siempre prefiero los libros porque me permiten participar activamente y crear el mundo con mi imaginación. A mi me sorprende cuando escucho a mis lectores la inmensa variedad de lecturas que ha habido de mis novelas, unos se quedan con las historias de amor, otros con la trama histórica, otros solo con el thriller y otros se quedan con un compendio de todo.