Gretel Stuyck comenzó como bailarina, enseguida se dieron cuenta que la cámara la adora y comenzó su carrera de presentadora y actriz. Ahora triunfa en el teatro, tele, cine, profesora de baile… Una mamá y artista todo terreno, con mucho que decir todavía.

Gretel Stuyck entrevista

-¿Eres actriz de vocación?

renault clio LIMITED 620×250

Soy artista de vocación. Empecé bailando. Acabé muy pronto la carrera y entré en el Centro Coreográfico, cuya directora Rosángeles Valls era también la directora de la Compañía Ananda Dansa, que combinaba el teatro y la danza. Estuve cinco años en Ananda, me fui becada a París a estudiar y trabajar como bailarina y al volver fui a Madrid a trabajar en un musical y estudiar teatro.

-¿Siempre quisiste serlo?

Desde que recuerdo sí. Disfrutaba mucho bailando y mostrando en el teatro todo lo que aprendía. Bailaba en las reuniones familiares, cantaba…

-¿Cuándo lo descubriste?

Creo que la primera vez que pisé el escenario, con diez años, que por cierto fue en el Olympia que acaba de cumplir 100 años, una proeza.

La danza me ha acompañado desde pequeña. Mi tía Margarita Pons es profesora de ballet y nos daba clase a todas las primas en su casa. Tenía una barra y un espejo en una habitación… Ahora mi tía es profesora en el Conservatorio y a mí la vida me ha traído a Valencia, a enseñar todo lo que he aprendido en estos años de profesión. Y vueltas de la vida, yo doy clases de ballet y teatro a mis sobrinas, y mi tía asiste a mis clases de Training Ballet para mantenerse en forma.

-¿Cómo fue la época de Canal 9?

Maravillosos. Entré en Canal 9 como bailarina y una realizadora decidió hacerme una prueba para presentar un programa de música: Cap i Cua. Y fui enlazando, Tela Marinera desde Madrid, Un milió en joc…me gusta mucho la cámara. Y me da mucha pena que Valencia no tenga una televisión por la mala gestión y la avaricia de unos pocos.

-Tu has trabajado aquí, danos tu visión, ¿Cuál es el panorama de los actores en Valencia?

Llevo alejada de la profesión valenciana desde hace mucho tiempo. He ido viniendo a trabajar en cine y tele puntualmente pero ahora eso ya no existe. Me da mucha pena que tantos actores valencianos con talento, tengan que estar en Barcelona o Madrid por la falta de mercado aquí…Creo que el panorama está tan negro que sólo puede ir a mejor, por dar una visión esperanzadora.

-¿Cuál es tu mejor recuerdo en tu vida profesional?

Una de mis mejores compañeras de reparto en cine ha sido Carmen Maura. Me enseñó cosas importantísimas del cine. Muchas. Es maravillosa, y esa película, “Arroz y Tartana” fue un placer. Y la función “El Joc dels Idiotes”, en Barcelona, me cambió la vida. Allí conocí a Rafa Cruz, mi marido y padre de mis dos hijos.

-La última obra Tupper Sex es un exitazo. Cuéntanos…

Un éxito sí. Tres años de gira y casi uno de temporada en Barcelona…ciencia ficción con los tiempos que corren.

-Próximos proyectos, sueños…

Próximos proyectos muy interesantes que como buena actriz supersticiosa no puedo revelar…pero por Barcelona también. Y mi gran proyecto actual que es a la vez un sueño es LA MÁQUINA. Un centro de teatro y danza que hemos puesto en marcha Rafa y yo, con una acogida que ha superado nuestras expectativas. Un centro de enseñanza y exhibición al que estáis todos invitados. www.lamaquinateatro.es