Por Nuria Salom

Fotos Fernando Ruiz

Macarena no para. Es pura energía. Corretea hacia arriba y abajo con su móvil, y es que está promocionando varios proyectos a la vez. Además de la serie ‘La que se avecina’, viene a Valencia a presentar la comedia ‘Amor en Polvo’ de los directores Juanjo Moscardó, Suso Imbernón y la guionista valenciana María Minguez.  También acaba de pre-estrenar ‘Los Rodríguez y el Más Allá’, una divertida y disparatada película familiar de Paco Arango. 

La conocemos más por su vena cómica, pero si tuviera que elegir ahora mismo se decantaría por el drama. Lo cierto es que lo borda, aunque también tiene un don natural para hacer reír. Además es una profesional muy preparada. Hizo bachillerato en EEUU, estudió arte dramático en Londres, habla francés…

Una cordobesa todoterreno, divertida como su Lola de LQSA.

– ¿Cómo es tu personaje en ‘Amor en Polvo’?

A ver, es que me estoy volviendo loca. Estoy promocionando tres pelis al mismo tiempo. En esta me llamo Mía. Es una película que trata sobre las relaciones de pareja. La sinopsis sería una pareja convencional de toda la vida, que tiene una crisis de pareja y piensa que a lo mejor teniendo sexo con otros, pueden solucionar sus problemas.

Te hace plantearte si realmente se pueden tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, si se puede ser así de moderno y no sufrir,  si es importante tener una pareja estable con la que te gusta hacerlo todo… En resumen, reflexionas sobre muchas cuestiones de las relaciones sentimentales.

– Y tú en este caso eres la moderna.

Sí, la progre, la que no cree en el amor, la que ha experimentado más veces el intercambio de parejas. De todos modos luego da un giro la película. Los convencionales se abren al mundo y Mía empieza a creer en el amor.

– ¿Y Macarena es más liberal como Mía, o convencional como el matrimonio?

¡Uyyy eso no te lo confesaría nunca! Lo que te puedo decir es que creo mucho en el amor. Además he tenido una familia estupenda, mis padres han estado juntos toda la vida. Me encanta el concepto de familia. Es muy importante, sobre todo si tienes hijos.

– ¿Cómo ha sido el rodaje con dos directores.

Yo había trabajado ya alguna vez en películas codirigidas y piensas… ¿Te imaginas que discuten en mitad del rodaje? ¿Y si es un desastre? Pero para nada. En Musarañas había dos directores también y se complementaban a la perfección. Fue como la seda.

Y esta vez muy bien también. Es cierto que a veces uno te hacía una corrección como actriz, o te decía un comentario y después llagaba el otro y te aconsejaba justo lo contrario. A veces no sabes a quién hacer caso. Pero la verdad es que ha sido muy agradable, son muy amigos y se llevan muy bien.

Además me hace ilusión apoyar a gente en su primera película. Ellos tienen ya una carrera como profesionales, pero esta es su primera peli. Me encanta estar junto a personas que tienen mucho que contar todavía y una carrera por delante. Me parece maravilloso porque a mi también me apoyó alguien al principio. Alguien me dio la oportunidad.

– ¿Es una película dirigida a la gente de cuarenta y..?

No necesariamente. Es que casualmente los actores estamos todos rondando esa edad, pero la temática es universal. Gente que tiene crisis en el matrimonio, que quiere experimentar cosas nuevas, realmente la hay de todas las edades. Te vas a identificar con ellos tengas la edad que tengas.  No va sobre la crisis de los 40, si no sobre relaciones de pareja, de amor y el sexo.

– Hace poco trabajaste con Garci y antes con Alex de la Iglesia. En principio son como la noche y el día…

Sí, cada director es un mundo. No tienen nada que ver entre ellos. Son dos grandes figuras de la historia del cine, totalmente referentes. A la hora de trabajar a Garci le gusta el cine clásico, el ritmo lento… Y Alex todo el ritmo frenético, realización vertiginosa…

– ¿Y con qué te sientes más cómoda?

En realidad te diría que en el ritmo frenético de Alex, porque es a lo que estoy más acostumbrada por ‘La que se Avecina’. En cuanto a técnica no tiene nada que ver la serie y el cine, pero en el ritmo sí.

Garci es lo opuesto. Se requieren muchas pausas. Por eso es un gran reto para mí. Y que me pongan retos como actriz es lo que más me gusta.

-¿Prefieres la comedia o el drama?

Me dicen que soy actriz de comedia o de cine de terror y no es así.  El cine de terror puede ser una comedia, o dramático, que es el que yo he hecho. He trabajado más en comedia, pero casi te diría que prefiero el drama fíjate. Quizá porque llevo 12 años haciendo comedia en la serie, y claro, cambiar siempre está bien.

-¿Te gusta que te identifiquen con Lola?

Hay una gran diferencia entre que te llamen ¡Lola, Lola!, a que te digan, hombre Macarena, me encanta Lola, gracias por hacerme reír… Eso es una maravilla.

Cuando te paran y dicen muchísimas gracias por hacerme feliz. Es el piropo más bonito.

– Es un personaje genial.

Sí, además ella va… viene y así me da tiempo a hacer otras cosas. Cuando me voy en la ficción, que Lola se marcha a rodar fuera, es que realmente me voy a hacer una peli u otro proyecto.

– Dicen que se acaba…

¡No! Tenemos por emitir muchos capítulos todavía. Y en enero seguimos rodando. Esto va para largo.

Otras noticias de interés:

LOS PRODUCTOS GOURMET QUE NO PUEDEN FALTAR EN NAVIDAD