Si queremos hacer una correcta higiene bucal, además de lavarnos los dientes 2 ó 3 veces al día, tenemos que limpiarnos la lengua para reducir las bacterias que se acumulan en la boca. Si nos olvidamos de esta parte, la limpieza no será ni total ni perfecta.

Y es que, en la lengua se concentran muchas bacterias debido a la rugosidad de su superficie, y en sus pequeños surcos pueden acumularse restos de alimentos llegando así a provocar caries, enfermedades bucales o mal aliento.

Por ello, de la misma forma que lavamos los dientes de manera diaria, se debe hacer lo mismo con la lengua para prevenir, así, las infecciones que las bacterias o los alimentos acumulados puedan provocar.

Alvarado Dental Clinic

Así pues, son muchos los beneficios que tiene el hacer una correcta higiene bucal, como por ejemplo;

Menor riesgo de enfermedades: el hecho de limpiar la lengua, y reducir de esta manera la acumulación de bacterias y restos de comida, el riesgo de padecer caries u otras enfermedades bucales será menor.

Desaparición del mal aliento: la halitosis o mal aliento muchas veces viene provocada por la acumulación de alimentos y/o bacterias en la lengua por lo que si la limpias, esto puede no aparecer nunca o desaparecer.

Baja probabilidad de tener caries: de la misma forma que las anteriores, el hacer que la boca esté limpia de bacterias y de restos de alimentos ayudará tener unos dientes sanos y el riesgo de sufrir por caries será inferior.

Se recomienda que la limpieza lingual se realice, al menos, una vez al día y después del cepillado de dientes.