EN SU DÉCIMO ANIVERSARIO Y TRAS 6 MESES DE CIERRE TEMPORAL, SE ACTIVA LA EXHIBICIÓN, FORMACIÓN Y CREACIÓN ESCÉNICA EN EL CENTRO CULTURAL DE RUZAFA

Generar confianza en el público es la máxima aspiración de una temporada teatral que arranca en Sala Russafa arropada por un protocolo de seguridad e higiene, tanto para los espectadores como para los trabajadores, alumnos y artistas que van a pasar por el Centre Cultural i Docent alojado en el barrio de Ruzafa. “Estamos convencidos de que la cultura es segura y queremos que nuestro espacio sea un lugar donde sentirse protegido, en el que disfrutar de un buen espectáculo y olvidarse de todo lo demás”, señala Juan Carlos Garés, director de centro.

Ahora se cumple una década desde que levantaron oficialmente el telón. Nada que ver la actualidad con aquel panorama, que también era complicado por una crisis económica que acumulaba sus efectos desde hacía un par de años. “Fue muy arriesgado inaugurar entonces, una cuestión de pura vocación, lo mismo que esta reapertura.Pero durante los 6 meses de cierre temporal al que nos vimos abocados por el estado de alarma, hemos pensado mucho en cómo queríamos que la gente volviera a disfrutar del teatro. Y estamos tratando de responder a las necesidades de un público que creemos que también tiene ganas de regresar a las butacas”, apunta Garés.

El 17 de septiembre será el momento de poner en marcha la tramoya de nuevo y enfrentarse a la temporada más incierta, pero también la más ilusionada porque celebran su décimo aniversario. “En estos años no hemos parado de luchar para mantener el centro abierto, para ir ampliando la oferta cultural y docente, perfeccionar muchas cosas… Ahora incorporamos un frente nuevo. Pero queremos seguir adelante porque creemos que la cultura es parte de la salud de una sociedad, que hace falta proporcionar a la gente otros estímulos, invitarles a reflexionar, a sentir, a divertirse, incluso a evadirse”, comenta el director de Sala Russafa.

THREESOME LEVANTA EL TELÓN EN LA DÉCIMA TEMPORADA DE SALA RUSSAFA

La programación de esta nueva temporada incorpora junto a las nuevas propuestas aquellas que no pudieron llevarse a cabo en los meses de marzo, abril y mayo por el cierre temporal dada la crisis sanitaria.

Es el caso de Threesome, una pieza de la compañía Alarcón&Cornelles, que se incluía en Cicle de Companyies Valencianes con el que el teatro, desde su inauguración apoya al talento de los profesionales de la escena autonómica. Del 17 al 20 de septiembre y dentro del programa Oh! La Cultura Tardor del Institut Valencià de Cultura, se estrena la versión para escenario de esta pieza, estrenada en el Festival Russafa Escénica 2019, en un espacio no convencional. Ahora se muestra una nueva puesta y dirección de escena para esta versión libre de Tape, obra del norteamericano Stephen Belber, que también fue llevada al cine protagonizada por Ethan Hawke, Robert Sean Leonard y Uma Thurman.

En este caso, Rafa Alarcón y Fran de la Torre dan vida a los personajes masculinos mientras que Silvia Valero (17 y 20 de septiembre) y Iolanda Muñoz (18 y 19 de septiembre) interpretan al vértice femenino de este triángulo, un trío de amigos que se reencuentra tras 10 años sin verse.

Jerónimo Cornelles firma y dirige esta versión que salta ágilmente entre el humor negro y el drama, trayendo la trama al contexto español para reclamar cambios legislativos que distingan la violación del abuso sexual.

Tras este arranque vendrán nuevas propuestas, alternando por primera vez en el tiempo los ciclos de compañías valencianas y nacionales, con piezas como Susan y el diablo (24 sept – 4 octubre), Diktat (22-24 oct.) y La Pícara de Sevilla (30 oct- 1 nov), cuyo estreno estaba previsto para el pasado mes de marzo. Las piezas para adultos convivirán con montajes para niños y niñas, como Ximpun (10-17 oct) o Els viatges d’Àlex i Elena (24 y 25 oct). Esta programación regular, donde tienen cabida la danza y distintas maneras de acercarse al teatro, se completará con la producción navideña que realizan la sala y Arden, además de una nueva edición del Festival de Talleres de Teatro Clásico. También estará presente la música y a lo largo del año se irán desarrollando las actividades que celebran el décimo aniversario del centro cultural.

“Junto a la programación regular, vamos a seguir trabajando para promover la escena con nuestras residencias creativas, de las que en 2020 disfrutan 5 compañías. Y con la formación, que se mantiene con talleres de teatro, danza y danza-teatro”, explica Juan Carlos Garés. El objetivo es recuperar la actividad en todas las facetas del centro cultural, adecuándose al momento presente.