Th1rteen R3asons Why, la serie viral, la serie de la que todo el mundo sigue hablando incluso semanas después de su estreno en Netflix, (y eso, que lo que ahora es viral tiene sólo unas pocas horas de duración). La serie cuya protagonista está muerta porque se ha quitado la vida. La serie cuyo tema central es el bullying  seguido de un trágico suicidio. Todos los medios se hacen eco de ella, todos tienen algo que decir al respecto, y la polémica está servida porque algunos alertan de que su visionado puede incitar al suicidio. Bienvenidos al mundo de la adolescencia.

n

  • ¿Qué? Hannah Baker, un bellezón con cierto parecido a Miranda Kerr, es una adolescente de 17 años que sufre cada uno de los días de su corta vida. Cuando «se le enciende la bombilla», decide dejar constancia de las 13 razones por las que lo ha hecho.
  • ¿Cómo? Se ha convertido en el centro de la diana de todas las miradas y rumores del Instituto de secundaria de su ciudad. Cada murmullo le asusta. Hannah, graba en cintas viejas de cassette, trece relatos crudos, que sólo da acceso a los implicados en su muerte.
  • ¿Cuándo? En el transcurso del segundo curso del Instituto, tras una serie de acontecimientos, que van de mal a peor.
  • ¿Dónde? California como telón de fondo, podría ser en cualquier Instituto.
  • ¿Por qué? El lugar con menos humanidad del mundo es el Instituto, donde nadie piensa en como afectan en realidad las acciones de cada uno. Hannah Baker  no encuentra otro camino al que aferrarse, sólo le queda poner fin a su vida.

La serie está apadrinada por Selena Gómez (productora ejecutiva), la Reina de Instagram (118 millones de seguidores), y basada en la novela de 2007, Por trece razones del escritor Jay Asher, que se convirtió en todo un éxito de ventas en el año 2011. Mismo año en el que se compraron los derechos para la creación de esta bomba. El gigante Netflix se hizo cargo de todo lo demás.

1

En la vida real, en el Instituto no son tan guapos, ni llevan semejantes modelazos para ir a clase. El instituto no tiene tanto glamour ni los dientes tan blancos. Se les ha pasado colocar en plano a algún perdido en chándal, acné o corrector dental. El casting está perfectamente perfilado en sus roles: el rico, el pringado, el rarito, etc. (a alguno que otro se le notan los años de más, con diferencia). En la vida real, el lenguaje no está tan «moderado» y va mucho más allá de llamar «puta» a la protagonista. Pero en la vida real estamos rodeados de personas que ya no están, que han dejado de existir, de suicidios de niños y adolescentes que no han podido más. Todo se engrandece a esas edades, pero la presión no disminuye, igual necesitas ayuda y a nadie parece importarle. ¿Cómo puede alguien plantearse hacer algo así? Si tu hijo es un santo, y tu niña un ángel.    Ya, sobre todo eso.

https://www.youtube.com/watch?v=JebwYGn5Z3E