Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

https://promocionintegraldelasalud.wordpress.com/ 

promociondelasalud.sepis@gmail.com

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE: JUNIO

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE JUNIO

“Llamaron sus amigos al médico, tomole el pulso, y no le contentó mucho y dijo que, por sí o por no, atendiese a la salud de su alma, porque la del cuerpo corría peligro. Oyolo don Quijote con ánimo sosegado…” Así describía Miguel de Cervantes el lamentable estado de salud de su Ingenioso Hidalgo tras sus excesos y desatinos, duelos y quebrantos.

Es frecuente al hablar de cómo llevar una vida con estilo saludable, que muchas personas respondan que ya se lo plantearán cuando les duela algo. No debemos pecar de exceso de confianza en la infalibilidad de nuestra naturaleza pensando que podrá compensar hasta el infinito nuestros excesos y las consecuencias sobre la salud que tendrán nuestros vicios.

Llega un momento en el que los mecanismos de adaptación y compensación de nuestro organismo se agotan y aparece la enfermedad.

Los hábitos saludables nos transforman de forma progresiva. Necesitan un cierto tiempo para que se note sus efectos, así que la impaciencia no es buena consejera en promoción de la salud. Debemos actuar con prudencia y confiar en que una vida con estilo saludable es una inversión segura en nuestra vida.

Si has decidido llevar un estilo de vida saludable, no tienes por qué hacerlo solo, pide ayuda, pide consejo, apóyate en un grupo. Por muy complicada que sea tu agenda y escaso tu tiempo libre, si cuentas con el adecuado asesoramiento, verás que en cualquier circunstancia se pueden poner en práctica estrategias adecuadas para cuidar tu salud. Abre tu mente a la salud. Elije cuidar tu salud. Aprovecha las ocasiones que se presentan cada día, por pequeñas que te parezcan, para practicar algún hábito saludable y verás cómo lo extraordinario se va convirtiendo en ordinario y fácil. No es sano aceptar la derrota de antemano ante nuestros vicios. Solo tienes que decidir luchar contra tus debilidades.

Cada persona puede llevar una vida con estilo saludable por su propio camino. No cometas el error de contemplar modelos inalcanzables. Que esos modelos te sirvan para motivarte y estimularte, pero no quieras copiarlos, porque eso podría desanimarte y provocar tu abandono. Debes diseñar tu propia estrategia usando lo mejor de ti para cuidar tu salud.

Hay personas que necesitan, como don Quijote, “tocar fondo” para pedir ayuda y reconducir su estilo de vida: “Yo tengo juicio ya libre y claro, sin las sombras caliginosas de la ignorancia que sobre él me pusieron mi amarga y continua leyenda de los detestables libros de caballerías. Ya conozco sus disparates y sus embelecos, y no me pesa sino que este desengaño ha llegado tan tarde, que no me deja tiempo para hacer alguna recompensa leyendo otros que sean luz del alma.”

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE: MAYO

Paseo a orillas del mar

“Paseo a orillas del mar” es uno de los óleos más conocidos del impresionista Joaquín Sorolla. Sus largas pinceladas transmiten serenidad, calma, una brisa fresca acariciando los vestidos y el sol del atardecer a orillas del Mediterráneo. Mientras escribo este artículo percibo el mismo aroma a mar que debió percibir él a principios del siglo XX. Mientras escribo este artículo disfruto de una preciosa luz primaveral.

El frío del invierno dio paso a la primavera. En nuestra mano no había nada para poder acelerar este proceso, solo había que saber esperar, por eso hoy quiero escribir sobre la paciencia.

¿Para qué tanta prisa? ¿Para qué tanto nerviosismo? ¿Para qué tanto agobio? ¿Para qué tantos afanes? ¿Para qué tantas preocupaciones? ¿Para qué tanta impaciencia?

Vivimos en una sociedad sometida a continuas tensiones; una sociedad que nos invita a experimentar una existencia vacía de sentido, triste e infeliz, muy infeliz. No es casualidad el constante incremento de las ventas de fármacos ansiolíticos y antidepresivos.

¿Y si nos proponemos dedicar tiempo y esfuerzo a cultivar la paciencia?

Cuando somos conscientes de una dificultad o queremos conseguir algo bueno, la paciencia es el arte de vivir el paso del tiempo con serenidad, con calma, con paz interior; es el arte de saber esperar.

Claro que me gustaría conseguir ya un planeta limpio, sano y fértil con personas sanas y felices viviendo en él. A través de la prudencia, la perseverancia y la

constancia, seguiré escribiendo sobre consejos de vida saludable y seguiré proponiendo a las personas que se acercan a mi trabajo, modelos para disfrutar de una vida sana y feliz.

Si solo nos dedicamos a atender lo que se puede lograr a corto plazo, con resultados inmediatos, corremos el riesgo de desatender todas esas cosas, que por su propia naturaleza, necesitan mucho tiempo. Es bueno dedicar la vida a proyectos que quizá no podamos ver fructificar en su totalidad, pero la generosidad nos impulsará a iniciar lo que puedan disfrutar las siguientes generaciones.

Una actividad frenética e irreflexiva puede llevarnos a impacientarnos por la actividad misma perdiendo de vista incluso su objetivo generando nerviosismo, agotamiento, frustración, tristeza y agresividad.

La paciencia nos ayuda a conseguir nuestros buenos propósitos. Alivia el sufrimiento y el dolor de los tiempos de espera, aquieta la mente, anima el entendimiento, es un buen antídoto para la tristeza, calma los pensamientos inútiles y destructivos, modula las emociones y las pasiones y desarrolla hábitos eficientes para recuperar y conservar la calma, la serenidad, la alegría y la paz interior.

“La paciencia todo lo alcanza”, así lo dejó escrito Santa Teresa de Ávila.

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE: ABRIL

La aplicación cotidiana de la disciplina nos conducirá a lograr nuestros propósitos. Claro, este principio choca frontalmente con una sociedad que huye del esfuerzo y del sacrificio. Todo lo valioso requiere esfuerzo.

Entregamos nuestro tiempo para ocuparlo en asuntos mundanos y somos incapaces de comprometernos para realizar alguna actividad trascendente, útil, constructiva y que cuide nuestra salud.

El camino que conduce a una vida feliz pasa por la adquisición, mantenimiento y desarrollo de una vida con un estilo saludable. Para adquirir hábitos saludables necesitamos repetirlos una y otra vez, pues cada uno de ellos, al practicarlos, deja una huella en nuestra vida que facilita que sigamos adquiriendo otros nuevos. Es como si fueran formando un entramado en el que si crecemos en determinados hábitos, facilitamos e incrementamos los demás.

En todo este proceso, los rivales a los que nos enfrentamos son la falta de tiempo y la pereza. Si queremos vencerlos tendremos que contrarrestarlos con diligencia y determinación.

Los hábitos saludables que vamos adquiriendo no deben quedarse como actos aislados, sino que debemos integrarlos en un estilo global de vida que nos acerque a la salud y a la felicidad. Cuanto más tiempo dediquemos a practicar estos buenos hábitos, mayor será nuestra predisposición a elegirlos.

Una vida con estilo saludable es la base fundamental para una vida feliz. No basta el afán de adquirir buenos hábitos, es preciso aprender a ponerlos en práctica e integrarlos en nuestra agenda y para ello, quizá necesitemos una adecuada dosis de serenidad y paciencia.

Nuestra sociedad, a través de la tecnología ha conseguido ofrecer cada vez mayor diversidad de fuentes de placer y diversión, pero no consigue generar felicidad. Con frecuencia, utilizamos eufemismos para anestesiar nuestra conciencia. Esperamos una felicidad puramente humana acompañada de bienes materiales y exenta de cualquier tipo de dolor o sufrimiento.

Algunas personas se embarcan con entusiasmo a buscar la fuente de la felicidad en lugares equivocados que no generan otra cosa que dolor y engaño en sus vidas y no hacen más que alejarse de ella haciendo que experimenten una profunda sensación de frustración, confusión, agotamiento, tristeza y enfermedad. Decepcionadas, abandonan su búsqueda justificando su decisión con el argumento de que en esta vida la felicidad es una quimera, que realmente no existe.

En mi consulta he tenido que escuchar el testimonio de muchas personas que han perdido su salud, su alegría y grandes sumas de dinero por fiar su búsqueda en actividades falsamente calificadas de “humanas”, de infinidad de talleres, canalizaciones, reconexiones… todo un oscuro y penoso laberinto de atractivos nombres que prometen “superpoderes” y espectaculares resultados. Todo mentira porque nada de eso les ha funcionado y así lo pierden todo, porque la verdadera felicidad tiene otro origen: ¿Será espiritual? ¿Será que la única fuente que colme nuestra sed de felicidad sea Su Providencia?

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE: MARZO

Kintsugi

El Kintsugi es un arte que nació en Japón a finales del siglo XV con la finalidad de reparar fracturas en la cerámica usando barniz de resina mezclado con polvo de oro, plata o platino. Tras este arte hay toda una filosofía que propone reparar con belleza y armonía las roturas sin pretender disimularlas ni ocultarlas, sino mostrarlas como parte de la historia de ese objeto.

Los embates de la vida nos dejan el corazón roto en mil pedazos y como vivimos en una sociedad que no tolera la imperfección, no acepta las cicatrices, no entiende el sufrimiento y evita el dolor, sentimos cómo se va apoderando de nuestro estado de ánimo la tristeza y la frustración.

Buscar refugio en la superficialidad, anestesiar nuestra mente o embotar nuestros sentidos, no es la solución.

Si nos hacemos barro dócil, permitiremos que las manos del alfarero recompongan esos mil pedazos en los que quedó roto nuestro corazón. La humildad permite que él actúe, nos desbloquea, abre puertas, tiende puentes…

Humildad para escuchar y fortaleza para actuar. La virtud de la fortaleza nos permite vencer las dificultades y los obstáculos que surgen ante nuestros buenos propósitos. Es la virtud de las personas que transmiten seguridad, confianza, convicción.

Vida Saludable

Cuando sabemos que nuestra vida tiene sentido, que tenemos un cometido, que nuestra actitud es la de mejorar y recomenzar cada día, somos capaces de cultivar la virtud de la fortaleza. Si queremos adoptar un estilo de vida saludable, debemos aplicar la fortaleza en cada una de las pequeñas decisiones que tomamos a lo largo del día porque todas juntas influyen decisivamente sobre nuestra salud.

Para llevar una vida con estilo saludable, además, necesitaremos tener la suficiente iniciativa, firmeza y energía para decir no a toda la presión que debemos soportar y que nos arrastra a adoptar hábitos poco saludables que, si bien en un principio se nos ofrecen como luminosos, liberadores y placenteros, dejarán huella en nuestra vida y no nos permitirán gozar de una buena salud de cuerpo y alma en el futuro.

La promoción de la salud te propone desarrollar una fuerza interior capaz de buscar la belleza y la armonía en tu vida necesarias para gozar de una buena salud y vivir feliz.

Observa e imita la pureza y la inocencia de la naturaleza que no se resiste ni pone obstáculos a que se manifieste en ella toda la belleza y la armonía de la creación. Ella simplemente permite que ocurra. Los tulipanes no ponen obstáculos ni se resisten a que se manifieste en ellos la belleza y la armonía.

Artículos relacionados:

Entendemos por Salud un estado de bienestar físico, psicológico, social y espiritual