Juan Gea fue también uno de los protagonistas de 'L'Alqueria Blanca' en Canal 9

Juan Gea lo dejó todo por su amor a la interpretación. El actor valenciano renunció a un trabajo estable por la incertidumbre del teatro. Una prolífica carrera en la interpretación repleta de reconocimientos avalan esa difícil decisión, que hoy más que nunca se ve refrenda por su éxito en la televisión con el “Ministerio del Tiempo”, un auténtico fenómeno de masas que acaba de dar el salto internacional con el respaldo de Netflix.

 

El Ministerio del Tiempo se ha convertido en una serie de culto. ¿Juan Gea sabe cuántos ‘ministéricos’ hay?

Hay una barbaridad de ministéricos súper fieles. Vayamos dónde vayamos de gira con el teatro, entre el públicos siempre viene alguien del club de ministéricos a pedirte un autógrafo. Hacen concentraciones por toda España, se van a hacerse fotos a la puerta del ministerio que está en Madrid al lado de Cascorro y que es un palacete que está medio en ruinas lleno de graffitis, recorren los emplazamientos por dónde hemos rodado. ¡Es una locura!

Las audiencias dicen que tantos como un millón y medio cada semana…

No es una barbaridad pero hay que tener en cuenta el horario que se ha retrasado y que la hora de inicio del episodio no es fija porque el programa que hacen antes cada día dura una cosa (Hora Punta). Además estamos viviendo un paso intermedio entre la forma tradicional y la nueva manera de ver la televisión, poco a poco se va imponer la televisión a la carta por internet. Para mí la televisión al final se va a quedar para los informativos, los concursos, los directos y, quizá, las series diarias esas de después de comer. El resto de series y películas se verán en las plataformas interactivas.

¿Entonces ya miráis tanto las audiencias como las visualizaciones en internet para saber si una serie tiene éxito?

Pues todavía no nos las pasan. El otro día en una rueda de prensa los periodistas nos las pedían y no se las supimos decir. Lo único que sabemos es que llegó un momento de la segunda temporada que en España llegamos a batir a Juego de Tronos.

La verdad es que ‘El Ministerio del Tiempo’ está consiguiendo hitos inauditos como que Lope de Vega sea ¡trending topic!

¡Cualquier cosa que sucedía era trending topic! Y muchas más cosas curiosas. Por ejemplo en ese capítulo decimos que Lope de Vega escribió ‘La Dama Boba’ porque se enamoró de nuestro personaje Amelia durante la misión en el tiempo, pues la Casa del Libro nos pidió que si les podíamos adelantar los temas que íbamos a tratar porque la ‘Dama Boba’ se había agotado tras el capítulo.

Está muy bien que una serie consiga promover la cultura y nuestra historia de esa manera.

Y no queda ahí la cosa, hasta el mismo Museo del Prado nos comunicó que las colas para ver las Meninas habían aumentado tras el capítulo de Velazquez y que los folletos que tenían de él se les habían agotado como nunca antes. Tiene una influencia bestial.

El éxito de la serie es tal que Netflix, ni más ni menos, ha comprado los derechos. ¿Qué supone su llegada?

Pues que la van a traducir y difundir a más de 180 países, ¡casi nada! Lo único que nos ha pedido es que rodemos muchos más exteriores para hacerla más atractiva.

¿Y cree que una serie de ficción basada en la historia de España puede triunfar fuera?

Al fin y al cabo son aventuras y, además, ya hay países que han comprado los derechos pero para hacerla ellos como, por ejemplo, Portugal que hace ‘O Ministerio do Tempo’ con mucho éxito.

Lo cierto es que está muy bien hecha. En este sentido lo primero que llama la atención es el vestuario y los escenarios.

Para mí el vestuario es de Oscar. La gente que está en vestuario, maquillaje, peluquería y atrezzo están haciendo un máster que cuando salgan de allí pueden trabajar dónde quieras, porque es increíble lo bien que lo hacen.

Juan Gea

¿Y cómo se lleva ser el padre de Torquemada?

Bueno tampoco se sabe seguro, puede que sea el padre o sólo que hiciera en esa época de padre de Torquemada y vengo de mucho más atrás y soy una especie de vampiro con más de novecientos años, ¡cuidado que no se sabe seguro! -risas-.

Bueno lo que sí sabemos es que Juan Gea antes de que le picara el gusanillo de la interpretación trabajaba en la Caja de Ahorros de Valencia. ¿Cómo se deja atrás una vida estable y se da el salto al vacío?

Era uno de esos trenes que pasa una vez en la vida y o lo coges o puede que no pase nunca más. Estaba en la Caja de Ahorros de aquí del Parterre cuando se fundó, pero por esa época yo ya hacía teatro con el Teatro Obert a base de pedir permisos a cuenta de sueldo o también me ponía enfermo de vez en cuando. Recuerdo que una vez que teníamos que actuar en Vitoria y no me quedaban días de vacaciones, fingí un accidente y luego me tocó pasarme quince días en la oficina con un corsé para disimular.

¿Cuándo da el salto definitivo?

Pues iba alternando mi trabajo con el teatro hasta que Miguel Narros, uno de los mejores directores teatrales que ha habido en España, montó una compañía y convocaron unas pruebas para hacer la obra ‘Seis personajes en busca de autor’ y me cogieron a mí. Estuvimos de gira y volví a la Caja, pero al mes me llamó para un papel en ‘El rey Lear’ y esto ya eran palabras mayores. Aún así me apañé como pude y lo hice con la intención de volver después a mi puesto de trabajo. Pero cerrando la gira en Madrid me llamaron dos directores y se me presentó en el camerino Lluis Pascual, fundador del Teatre Lliure y director del Centro Dramático Nacional de España. Ahí ya dije, ¡lo dejo todo!

¿A Juan Gea a qué momento le gustaría viajar como en el Ministerio del Tiempo?

Iría a los últimos años de la dictadura, cuando empezaba a abrirse paso la democracia en España y había mucho movimiento político, porque aunque yo era muy jovencito recuerdo marcharme a la taberna Los Pajaritos con tu rebeca de lana y presenciar grandes tertulias sobre política, teatro y cantidad de temas interesante. Era una época que se veía que esto estaba cambiando y no sabías qué estaba por venir, pero era emocionante. Ahora estamos en otra época casi antagónica.

¿Cómo recuerda Juan Gea la época de L’Alquería Blanca?

¡Fue un boom! Mantuvo a flote Canal 9 durante años, hasta que se hundió. Cuando la cadena hacía un máximo de audiencia de un 9%, nosotros hacíamos un 33%. En Valencia tuvo éxito pero en los pueblos fue impresionante. ¡Incluso desfilábamos en las procesiones con los santos y la banda! Cuando yo me marché empezaron a tener problemas porque los bancos no aceptaban las garantías de Canal 9.

Luego se intentó estirar el chicle pero ya no fue lo mismo. Ahora dicen que cuando vuelvan a abrir la cadena autonómica se baraja recuperarla y aunque la gente cuando vas por ahí te lo piden, yo creo que hay que dejarlo ahí. Fue muy bonito, estuvo muy bien,  pero hay que pasar página e intentar hacer cosas nuevas.

Artículos relacionados:

Entrevista con Jorge Sanz y David Trueba