Todo apuntaba a que la falla municipal de las fallas 2020 sería indultada, pero finalmente arderá a puerta cerrada en menos de una semana

Hace unos días la falla municipal se actualizaba, los artistas le colocaron una mascarilla a la figura central porque se podían cancelar las fallas, pero no la sátira. Sin embargo, esto no fue suficiente para indultarla. La falla del Ayuntamiento de València arderá en una fecha desconocida, pero antes del 19 de marzo. Será así para evitar la asistencia del público, ya que la cremà de estas fallas 2020 será a puerta cerrada.

Los propios artistas, Manolo Martín y José Ramón Espuig, han explicado que es imposible desmontarla sin que sufra daños irreversibles, por lo que deberá ser quemada. Para no incumplir las precauciones sanitarias, se hará sin público, por lo que se cortará el acceso a la plaza del Ayuntamiento. No obstante, como es lógico, estarán presentes los pirotécnicos y, además, se les permitirá asistir a la Fallera Mayor y su Corte de Honor.

El diseñador Escrif inicialmente mostró su voluntad de «mantener la gran meditadora (figura principal de la falla) en la plaza hasta que se reanuden las fallas», pero esta petición no tuvo éxito. Finalmente, el diseñador pidió «paciencia, calma y esperanza». «Estos son precisamente los valores que transmite la gran mujer meditando en la plaza del ayuntamiento. Esto también pasará», dijo Escrif aludiendo al lema de la falla.

Esta misma medida se aplicará también a las fallas de Especial que ya estén plantadas, si su desmontaje provocara daños irreparables en ellas.

Entonces, ¿tendrán las fallas 2020 de julio una falla grande? Todavía no se sabe. Pero, lo que sí sabemos es que se plantará la falla infantil, que no estaba previsto que saliera a la luz hasta el 14 de marzo, por lo que sigue intacta en el taller de los artistas.


OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS: LÙ, EL ESPECTÁCULO QUE REIVINDICA LA CREATIVIDAD COMO FORMA DE AFRONTAR LA VIDA