Poética 2.0 es una app para que la gente descubra la poesía a través de la tecnología. Sus cofundadores, Mar Gómiz y Ángel Salguero nos cuentan cómo surgió este proyecto y en qué consiste

Poética 2.0 es una app para que la gente descubra la poesía. Cuéntanos más sobre ella.

Ángel: Poética 2.0 es un proyecto muy personal para nosotros, y que une además dos de las cosas que más nos interesan, que son la cultura y la tecnología. Ahora los dispositivos que llevamos siempre encima, los móviles o las tablets o incluso los ordenadores portátiles, se han convertido en nuestra ventana al mundo. Nos informamos a través de ellos, nos entretenemos, conectamos con nuestros amigos… y nosotros pensamos que son también el vehículo ideal para difundir la cultura, en nuestro caso la poesía, y llevarla a un público nuevo. No pretendemos ser el sustituto de los libros, todo lo contrario: queremos ser el ‘anzuelo’, buscamos emocionar, sorprender… Conseguir que quien se acerque a alguna de nuestras antologías audiovisuales descubra lo mucho que le gusta la poesía (aunque no fuera consciente de ello) e invitarle a seguir profundizando. Cuando contamos lo que hacemos, más que de ‘apps’ nos gusta hablar, como te he dicho, de antologías audiovisuales: son recopilaciones temáticas de unos 25 poemas recitados en vídeo por grandes actores y actrices y, cuando es posible, por los propios poetas, acompañados por los textos originales. Hay recopilaciones de poesía clásica española y de poetas contemporáneos, y también monográficos dedicados a figuras como Federico García Lorca, Bécquer, Santa Teresa, Estellés, o la gran poeta valenciana María Beneyto. Hemos tenido la suerte de trabajar con grandes intérpretes de teatro, cine y televisión y todos han estado encantados de colaborar. Para ellos es muy especial poder situarse ante la cámara, mirando directamente al objetivo (o sea, al espectador) y recitar un poema y representar y hacer suya toda la emoción que está ya sobre la página. En el caso de los poetas, también hemos sido muy afortunados al poder grabar con Francisca Aguirre, Antonio Gamoneda, Juan Carlos Mestre, José Manuel Caballero Bonald, Ana Rossetti, Julieta Valero, Almudena Guzmán, Vicente Gallego o Juana Castro, por ejemplo. Creemos que es un documento audiovisual único.

¿Qué utilidades tiene?

Mar: Muchísimas, más allá del disfrute del poema, la poesía es increíble pero tiene muchas utilidades. Cuando nuestra generación aprendía aquello de ‘Con diez cañones por banda/viento en popa a toda vela… además de jugar a piratas estábamos ejercitando la memoria y desarrollando la imaginación, ampliando nuestro vocabulario… y si lo recitábamos en voz alta mejoraba nuestra expresión oral…

Ángel: Nuestro trabajo busca principalmente que la gente descubra la poesía, que la DISFRUTE (así, en mayúsculas) y que se beneficie de todo lo que la poesía puede ofrecerle. Porque la poesía, no sé si lo sabes, puede tener un efecto muy positivo en los más jóvenes: Está estudiado, por ejemplo, que potencia las capacidades críticas y de comunicación, que aumenta el vocabulario y fomenta la empatía y también la afición y el amor por la cultura. Nuestras antologías ya se están utilizando en clase, por ejemplo, con alumnos de Primaria y Secundaria, y los resultados han sido muy buenos. Algunos profesores nos han dicho que al ver los poemas recitados de esta manera les llegan mejor a los estudiantes y que incluso se quedan con ganas de más. En estos tiempos que nos ha tocado vivir, en los que muchas clases se imparten online, pensamos que esta es una muy buena solución para introducir la poesía en un entorno digital

Puedes encontrar desde los poetas más antiguos hasta los más actuales, ¿no?

Ángel: Así es. Como te decía al principio tenemos recopilaciones de poesía clásica, en castellano y también en valenciano, que van desde la Edad Media hasta los siglos XIX y XX.

Hay poemas de autores como Garcilaso, Quevedo, Lope de Vega, Cervantes, Espronceda, Rosalía de Castro y Bécquer, y en valenciano puedes encontrar por ejemplo a Ausiàs March, Jordi de Sant Jordi, Joan Timoneda, Teodor Llorente o Constantí Llombart. En un monográfico dedicado al Siglo de Oro recuperamos asimismo figuras más desconocidas, como la poeta Cristobalina Fernández de Alarcón, que tan bien nos recita Kiti Mánver. Hay antologías también de Santa Teresa, Bécquer, Lorca, Vicent Andrés Estellés, María Beneyto y Joan Fuster, y dos recopilaciones de poetas contemporáneos en castellano y valenciano.

Además, los poemas aparecen interpretados por varios actores, ¿cómo funciona esto? ¿a qué actores podemos encontrar interpretando sonetos?

Mar: Todas las apps tienen un funcionamiento similar: Se abren con una pantalla gráfica que incluye imágenes aleatorias de los actores y poetas —cada vez que se entra en la aplicación aparecen fotos o ilustraciones distintas. Las antologías temáticas incluyen un índice de poetas con fichas biográficas ilustradas de cada uno y el enlace a los poemas que se incluyen, y otro de intérpretes, también con breves biografías y los títulos que recitan. Los monográficos se abren con un gran índice de poemas, encabezado por una biografía del poeta, con los enlaces ordenados por libros de forma cronológica.

poética 2.0

Rodaje Fuster Empar Canet Foto: Arantxa Roig

Al pulsar en cualquiera de esos enlaces se entra en la página del poema, con la ventana de vídeo (que puede verse a pantalla completa) y el texto íntegro. Desde allí se puede regresar a cualquiera de los índices o, también, ir pasando a otros poemas haciendo clic en los iconos que aparecen a la izquierda de la pantalla y que facilitan la navegación.

Podemos encontrar a actores como Emilio G. Caba, Adriana Ozores, Ana Fernández, Carlos Hipólito, Daniel Albaladejo, Miguel Rellán, Arturo Querejeta, Mario Gas, Mª Luisa Merlo, Ana Villa, Víctor Clavijo, Lucía Quintana, María Galiana, Amparo Pamplona, Carlos Olalla, Vicky Peña, Kiti Mánver, Alberto Closas, Lucía Espín, Lucía Álvarez y valencianos como Jordi Ballester, Xavo Giménez, María Albiñana, Francesc Anyó, Verónica Andrés, Ana Conca, Marina Vinyals, Sergio Caballero, Rebeca Valls, Àngel Fígols, Josep Manel Casany, Cristina Soler, Maite Gil, Paco Alegre, Amparo Valle, Estela Martínez, Antonio Valero, Mamen García, Teresa Lozano, Empar Canet, Álvaro Báguena, Silvia Rico, Blanca Beneito y Pilar Almería.

¿Qué emociona más: leer un poema o que te lo relaten?

Ángel: Son experiencias distintas. Un poema es, quizá, la conexión más directa entre el autor y el lector. La persona que lee aporta sus propias circunstancias, su bagaje, a esa lectura y lo que extrae del poema está directamente relacionado con ello. Leer es una experiencia única e íntima y nada puede sustituirla. Dicho lo cual, al ver cómo un actor o un poeta recita el texto puedes reconocer aspectos en los que tal vez no habías reparado al leerlo por primera vez y que te hagan verlo desde una perspectiva completamente distinta. Que enriquezcan tu experiencia con ese poema. Por eso lo vemos como dos maneras de consumir poesía que se complementan entre ellas. Te pondré un ejemplo: en el monográfico que hemos dedicado a Federico García Lorca está el ‘Pequeño vals vienés’, ese poema que Leonard Cohen convirtió en canción y que todos hemos escuchado miles de veces. Sin embargo, la actriz Ana Villa lo hace completamente suyo al recitarlo y consigue algo muy difícil, que es que sientas que lo estás descubriendo por primera vez.

Mar: Efectivamente, son experiencias distintas, a veces te va a apetecer leer y otras que te lo cuenten. Yo ahora mismo si tengo opción elijo audiolibro…¿por qué? Porque en este mundo loco en el que vivimos con mil cosas es difícil pararte del todo, pararte a leer así que si tu móvil te dice que aún no has caminado lo suficiente pues una buena opción es salir al jardín más cercano a mover las piernas mientras alguien con acento argentino te cuenta Rayuela.

Y además de estas dos experiencias, leer o que te lo cuenten, hay una tercera y es que actores y actrices se pongan en la piel del poeta mirándote a los ojos y te trasladen sus versos sólo para ti.

¿La poesía está en desuso o está más viva que nunca?

Ángel: La poesía está muy viva. No hay más que ver la cantidad de eventos, festivales, talleres y presentaciones que han ido surgiendo en los últimos años y el interés de las editoriales por seguir publicando. También cabría preguntarse si verdaderamente todo lo que se consume ahora es poesía o no, pero eso es otro debate.

Muchos de los poemas actuales caben en un tuit, ¿cuánta influencia están teniendo las redes sociales?

Ángel: Siguiendo con lo que te apuntaba en la respuesta anterior, y esto ya es una opinión personal, yo creo que no es correcto llamar poesía a todo lo que circula en las redes sociales. La poeta Pilar Verdú, que dirige el taller de poesía Polimnia en Valencia, dice que la poesía no consiste sólo en escribir palabras o frases bonitas, que es lo habitual en redes sociales. La poesía aporta algo más, una carga de profundidad, un descubrimiento… Las redes han favorecido la aparición de una estética superficial y de unos autores en su mayoría muy jóvenes que están quitando espacio en las estanterías a otros poetas más canónicos. De todas formas es cuestión de opiniones, insisto, y lo que importa es que la gente lea y que, tal vez, comience con uno de estos poetas mediáticos y luego descubra a Borges, a Rosalía, Gil de Biedma o a Francisco Brines (apunta Mar).

¿Para qué dirías que sirve la poesía? ¿Qué tiene de diferente y especial que no tenga una novela?

Ángel: «Los poetas son los seres más imprescindiblemente inútiles que hay sobre la tierra», decía (en uno de sus poemas, precisamente) el autor valenciano Marc Granell. La poesía no posee una finalidad práctica, igual que no la tiene un cuadro de Picasso o una obra de teatro de Beckett. No tiene por qué contar una historia como las novelas, aunque también puede hacerlo. Un poema, en el fondo, es el retrato de un instante, una impresión, una radiografía de una idea, una invitación al lector para que se apropie de él, lo complete con su propia experiencia vital y lo haga suyo. No tiene planteamiento, nudo y desenlace. Sigue sus propias reglas y parte del desafío es intuirlas y descubrir el rastro que ha dejado el poeta o, también, trazar un camino propio.

Mar: Uno delos libros que estoy leyendo en estos momentos se llama La inutilidad de la poesía, jajajajajaja y es un repaso universal por distintas corrientes y autores.

Como dice Francisco Brines la poesía es una mano amiga que ayuda a entenderte, algunos poemas son herramientas para la vida e instrumentos para lo espiritual.

Recomiéndanos tres libros de poesía que todo el mundo debería leer.

Ángel: Quizá suene a tópico pero yo creo que conocer los clásicos es fundamental: saber de dónde venimos para saber a dónde vamos. Yo recomendaría la poesía completa de Antonio Machado, que se puede encontrar en una edición de bolsillo muy asequible; una buena antología de los poetas del Siglo de Oro y, por supuesto, el ‘Poeta en Nueva York’ de Federico García Lorca.

Y para finalizar, dinos tres poetas actuales que merezca la pena descubrir.

Ángel: Bibiana Collado es una joven poeta valenciana que ha publicado recientemente ‘Violencia’, un poemario magnífico y desgarrador sobre los malos tratos. Antonio Praena, por su parte, es otro gran poeta que también está a punto de publicar nuevo libro, ‘Cuerpos de Cristo’. Su poesía está llena de humanidad, con una mirada a veces implacable, y la capacidad de sorprender en cada verso. Y Ana Castro es otra autora joven que ha escrito ‘El cuadro del dolor’, un libro influido por sus experiencias personales que no deja indiferente al lector.

Mar: Raymond Carver dormía siempre con un libro de Machado en su mesilla porque le daba tranquilidad y yo podría decir que siempre tengo un montón de libros cerca de mi cama porque como decía Francisca Aguirre son una prenda de abrigo. La antología que lleva este título de la poeta alicantina,  otra de Szimborska y el poemario de Aurora Luque que ganó el Loewe son mis prendas de abrigo esta temporada.

María Beneyto es otra autora que merece más reconocimiento y que me descubro leyendo una y otra vez, en concreto este poema Cotidiana llegada es uno de mis favoritos:

Silvia Rico recita ‘Cotidiana llegada’ de María Beneyto en la Sala Escalante

Y ya sé que me he pasado de tres pero tengo que decir que he disfrutado muchísimo con la poesía de Joan Fuster a quien hemos dedicado una colección recientemente. (La podéis ver en este enlace).

Una última cosa para acabar: Para los que no se atreven con la poesía porque creen que no la van a entender, este pensamiento de T.S Elliot que hemos puesto recientemente en nuestras redes:

‘La auténtica poesía puede comunicar antes de ser comprendida’

T.S. Elliot