Prevenir el dolor de espalda es indispensable hoy en día. Muchos de los trabajos actuales se llevan a cabo a través de horas y horas en posición de sedestación, a penas levantándose unos minutos para tomar un café o al bar de la esquina a almorzar y voler a sentarse de nuevo.

Además de la comodida de desplazarse en coche o en transporte público que nuevamente incluye estar sentados, por lo que al cabo del día son muy pocas horas en las que realmente damos movimiento al cuerpo.

Lo normal es que la mayoría de la gente no le presta atención a su espalda ni a la importancia de cuidarla hasta que siente dolor. Este tipo de dolor no se debe tomar a la ligera y lo más recomendable es en primera instancia acudir a un epecialista (en traumatología o fisioterapia) para que evalúe el estado actual y así determine el tipo de problema del que se trata.

Lamentablemente, en la sociedad actual, cada vez es más frecuente encontrar personas jóvenes con hernias discales o protusiones y todo ello a causa de problemas de malas posturas, inexistencia de actividad física y estar mucho tiempo en la misma posición.

Además de tratar el dolor, el especialista seguro que te aconsejará que practiques ejercicio físico para fortalecer toda la estructura que conforma la zona media, para mejorar y prevenir, para ello, lo más recomendable es que acudas a un profesional del ejercicio físico, un entrenador personal titulado y capacitado.

5 formas en las cuales un entrenador personal te ayuda a prevenir el dolor de espalda a través del ejercicio físico

A continuación te enumeramos algunas medidas muy importantes que los entrenadores personales cualificados adoptarán para minimizar el riesgo de dolor de espalda y además ayudarán a la mejora de la postura corporal, todo ello a través del ejercicio físico que nunca debemos olvidar, que además de aportar beneficios estéticos (que es lo prioritario para mucha gente) ofrecen muchísimos más a nivel salud, tales como prevención de dolencias, de posibles problemas cardiovasculares, osteoarticulares, psicológicos, etc.

Debemos pensar que el ejercicio físico debe ser tomado en serio y formar parte de nuestra vida, tal como cualquier otra necesidad primaria (alimentarnos, hidratarnos, etc.)

Te contanos cómo trabajaría un entrenador personal cualificado en el caso de prevención del dolor de espalda:

1.  Utilizará métodos adecuados para evaluarte

Siempre se lleva a cabo una evaluación de la postura para identificar cualquier área potencialmente débil o inestable, y tras ello, se realiza un plan de entrenamiento adecuado con ejercicios físicos específicos, con un seguimiento y evaluación para confirmar los hallazgos.

2. Prevenir en lugar de curar

Los ejercicios de activación muscular y el trabajo de movilidad al inicio de un entrenamiento pueden contribuir en gran medida a asegurar que la mayor parte de la carga durante el entrenamiento se dirija a la musculatura correcta, asegurando una estabilización continua y supervisión constante para evitar una mala técnica que pueda perjudicarnos.

La musculatura específica a trabajar y en la que se debe enfocar el entrenamiento, dependerá de la evaluación específica del profesional del ejercicio.

3. La Biomecánica como estudio.

Las mentes pensantes de la biomecánica identificaron que los movimientos de flexión-rotación del tronco eran, con diferencia, la causa más importante de lesiones de espalda en la población general.

Hasta el 80% de las lesiones de la parte baja de la espalda están ligadas a este movimiento, particularmente cuando están bajo carga.

El entrenador personal se mantiene siempre alerta para asegurarte que los ejercicios que elija para ti sean seguros y los realices correctamente.

4. Desarrollará el plan perfecto para ti

Para prevenir ese dolor de espalda, mejorarlo y además, buscar otros objetivos particulares que te propongas, un servicio adecuado de entrenamiento personal te ofrecerá una planificación de ejercicios a medida que aliviarán tu espalda y además estarán encaminados a conseguir esos otros objetivos que te has planteado (pérdida de peso, estar en buena forma física, ganar masa muscular, perder grasa, rendimiento deportivo, etc.)

Un profesiona del ejercicio físico te ayudará para que fortalezcas toda la estructura de la zona media y todos aquellos grupos musculares que son indispensables para sostener el tronco en una posición erguida y correcta.

5. Mejorará tu propio aprendizaje

Ponte en manos de un buen entrenador personal y experimenta el placer de practicar ejercicio físico, de esta manera obtendrás una experiencia de satisfacción, eliminarás el estrés y te sentirás mucho mejor contigo mismo/a y por lo tanto con los demás.

Conclusión

En resumen, recuerda, solo tienes una espalda, así que debes cuidarla y protegerla. En lugares especializados, tales como Cohens Fitness Club en Valencia, podrás encontrar especialistas en ejercicio físico que entenderá tu problema y programará el plan perfecto de ejercicios para ti.

Confía en profesionales y verás que empezarás a sentir los beneficios del ejercicio mucho antes de lo que te puedas imaginar.

Imagen cortesía de Designed by Freepik