Son 100 años de historia del Restaurante Casa Carmela, desde que comenzó como cambiador para los bañistas de la Malvarrosa, hasta ahora que es uno de los lugares más reconocidos para disfrutar de una verdadera paella valenciana.

restaurante Casa Carmela

El tradicional establecimiento, decorado con azulejos valencianos inspirados en motivos marineros y frutales, a parte de ser un punto de referencia para la paella valenciana, también goza de una ubicación privilegiada, asentado sobre la Villa Carmen, y frente al paseo Marítimo de la Malvarrosa.

Se trata de un negocio familiar que comenzó el bisabuelo de Toni Novo, el actual dueño, que adquirió el establecimiento en 1922 y le bautizó con el nombre de su esposa. Al principio se dedicaron a acoger y alimentar a los bañistas, con los animales que tenían en el corral de atrás del edificio y las verduras que adquirían de la huerta familiar. Desde un principio se especializaron en la receta de la paella de Doña Carmela, que se realizaba con leña de naranjo y materia prima de calidad y proximidad, con una capa fina de arroz con sabor ahumado. A día de hoy es la misma receta la que se sigue ofreciendo.

En los años 70 se realizó la primera reforma, que consistió en ampliar la concina, las barras y el salón-comedor, también ampliar el número de paelleros a leña. Todo ello fue a partir de la fama adquirida por sus arroces y las paellas cocinadas a fuego de leña. Años después, en el 1989, ampliaron la terraza-salón y modernizaron el establecimiento.

Actualmente hay espacio para 200 comensales, y 40 paelleros de leña. El restaurante se ha convertido en un punto de referencia para paellas de encargo o para celebraciones de cualquier tipo. Cuenta con un salón señorial, un comedor reservado y una terraza. Sigue manteniendo la tradición familiar tras cuatro generaciones y respeta por encima de todo la receta de la bisabuela Carmela y la materia prima de calidad y proximidad.

Otras noticias de interés: