Un exótico restaurante en Arrancapins.

Como un soplo de aire, proveniente de tierras lejanas, sorprende, y para bien, este exótico restaurante, situado en pleno corazón de Arrancapins.

Más de 20 años de experiencia les avalan, ya que el primer restaurante TARIQ, que aún funciona exitósamente, fue abierto en Godella como negocio familiar; y eso se nota, en este nuevo TARIQ, con la misma experiencia pero con ganas de innovar en los platos y mimar, todavía más, los detalles. Es este, uno de esos sitios donde se nota que todo está pensado; desde la arriesgada elección de un total look” en tonos púrpura, que te envuelve en la calidez exótica que el lugar requiere, hasta el hecho de que sólo se pueda asistir bajo reserva, asegurándote así, la calidad de sus productos y que no se desperdicie inútilmente comida sobrante, como sucede en la mayoría de sitios.

renault clio LIMITED 620×250

 

Detalles diferentes y elegantes, salpican el local llenándolo de elegancia y buen gusto.

Definiendo su local como “curry lovers”, Dafne y Oscar, han apostado juntos por este innovador proyecto con gran dedicación y esfuerzo, y tras de ellos está una decoración elegante, lejos del típico recargamiento que suele acompañar a este tipo de locales.

Pero no solo eso, escuchando a DAFNE hablar de su restaurante, te explica que su propuesta, pretende desmitificar y acabar con los tópicos irreales, que la mayoría de veces, por desconocimiento, todos tenemos acerca de la cocina indopakistaní, como la dudosa limpieza de los locales o la poca fiabilidad de sus productos.

No debes perderte el menú a mediodía que de martes a jueves tiene un precio de 10,50€

Así que, parece que, además de comer bien, voy a aprender muchas cosas que quiero compartir con vosotros; lo primero, que el hinduismo es una religión, por lo que los originarios de la India, son indios y podrían ser hindúes, budistas e incluso católicos, pero siempre dependiendo de la religión que profesen; lo Segundo es, que el curry, no es una especia como tal, sino un condimento que se compone de distintas especias que varían mucho; pero lo que nos interesa de verdad es, que el curry, es una forma de cocinar ; sobre una “ base” de un gustoso caldo, los currys pueden ser de pollo, legumbres, y un largo etcétera, de los cuales, son expertos en este restaurante, por lo que se definen como “curry lovers”.

2 cocineros: uno indio y otro pakistaní, certificado de carne jalal y un auténtico hornotandori”, donde hornean el delicioso NAN o pan de queso, son garantía de que vamos a comer bien, y de una forma lo más auténtica posible a la cocina indo – pakistaní.

Entre semana, con un menú más que asequible, podemos comer por 10,50€ una bandeja que, inspirada en el THALI (o almuerzo típico  indio que dispone diversos platos), compuesto de arroz basmati, el NAN  o pan de queso y un CURRY, que cada día es diferente. Con esta combinación alimentaria, además de salir más que satisfechos, nos aseguramos de tener todos los nutrientes y proteínas que nuestro organismo necesita. Este menú, también incluye una bebida y el CHAI, o té negro infusionado en leche y con una mezcla de jengibre, canela, clavo etc,  y que es una auténtica delicia para nuestros sentidos.

También podemos degustar, sus samosas que, como también nos explican, son picantes en boca, no en estómago, desmitificando de nuevo la creencia de que la comida indo-pakistaní es siempre picante. Ademas de todo esto, tienen por supuesto una amplísima carta donde los celiacos y los vegetarian@s, tendrán variedad para elegir y salir satisfechos de este local, donde se nota en cada plato y en cada detalle, que CREEN y DISFRUTAN de lo que hacenAdemás, el restaurante es accesible para sillas de ruedas, accediendo por la puerta trasera, sin ningún problema. Y para personas ciegas o con baja visión, podríamos decir que la buena disposición y amabilidad del personal, facilita bastante la tarea.

Asi que, considero este restaurante tanto por su diseño interior, apetecible menú, saber hacer y accesibilidad un restaurante diferente y muy, pero que muy recomendable.

TARIQ está en c/ Pintor Vila Prades, 21, 46008, VALENCIA. Tel. 961062245 (bajo reserva).

Los lunes cerrado.

 

Y aquí, la BLOGGUERA que más disfruta y mejor paladea, se despide hasta la próxima entrada… no os la podéis perder!