El pasado jueves 26 de septiembre viví una de la experiencias más emocionantes de mi vida. Se cumplían los cincuenta años de la publicación del disco Abbey Road de los Beatles. La compañia Apple me envío la invitación para asistír por la tarde noche junto a mi hija Abril, a una sesión Dolby para escuchar la nueva edición remasterizada del famoso disco en los propios estudios 2 de Abbey Road en Londres.

Cogimos un avión y nos encaminamos en una tarde algo lluviosa hacia los estudios donde los four fab habian grabado en 1969 el que sería a la postre el último disco del famoso cuarteto. Al entrar en los estudios nos invadío un espiritu de densidad musical y nos sentimos arropados por todas aquellas figuras internacionales que han pasado por alli: Beatles, Queen, Pink Flid, Amy winehouse, Lady gaga… como explicar en unas palabras todo lo que estamos viviendo en directo. Tras recorrer algunos pasillos entramos en el famoso estudio 2, alli todo continuaba tal y como hace medio siglo estaba dispuesto en una sesión de grabación del cuarteto de Liverpool. La escalera que conducia a la pequeña sala de control, el aislamiento beige en las paredes para mejorar la acústica, el suelo de parquet y por supuesto los micrófonos e instrumentos originales: el famoso bajo hoffner de Paul al igual que el famoso Mellotron utilizado en tantas canciones como Strawberry Fields y otras.

La atmosfera era inmejorable. Tras una breve presentación por parte de Gilles Martin, hijo del gran productor de los Beatles, las luces se oscurecieron ambientadas por ligeras proyecciones en sombra, cerramos los ojos y tuvo lugar la magia, aquel mágico sentimiento. Pareceriera que Lennon, Mccartney, Harrison y Starr, estuvieran alli mismo en una de sus últimas sesiones. Los pelos se nos pusieron como escarpias al escuchar en un sonido impecable y remasterizado las diferentes canciones del disco, desde el rockero «Come together», «I want you», pasando por las baladas melódicas como «Here comes the sun», del que han realizado un nuevo video muy recomendable de ver, «Something», mi favorita, con su solo instrumental mas acentuado que nunca hasta llegar a piezas mágicas como el «Because», esa canción imbuida por la influencia de Beethoven, en la que ese trabajo de remasterización ha provocado que los magnificos coros salgan a la palestra elevando la sensación auditiva a límites insospechados por mi hasta ahora.

Al término de aquella sensacional experiencia no podiamos imaginar la sorpresa que aun nos aguardaba aquella noche londinense. Deberíamos haber intuido algo al cruzarnos en la puesta del estudio a Taron Egerton, el protagonista de la nueva película «Rocketman» sobre la vida de Elton John pero lo más increible fue al salir a la calle, pues se había montado un gran revuelo. Descendían de dos coches primero Ringo Starr con Barbara Bach y al poco tiempo Paul Mcartney con su actual esposa. Ambos nos dedicaron un cariñoso saludo e hicieron gestos de amor y paz con lo que se ganaron aún más si cabe nuestro cariño. Se dirigían al acto en los propios estudios de conmmemoración de tan afamado aniversario.

Al salir a la puerta exterior nuestros corazones latían intensamente y no podíamos dar crédito a los que habíamos vivido hacia escasos minutos. Finalmente para cerrar con broche de oro tan increible noche nos hicimos, como no, esa famosa foto tantas veces retratada cruzando la calle cual improvisados Beatles del siglo XXI.

Al día siguiente antes de regresar a Valencia, decidimos realizar un breve tour beatlemaniaco y pasamos por la casa de Sir Paul en Cavendish Avenue, no lo vimos esta vez, estaría descansando el hombre,jeje y después pudimos visitar el antiguo edificio de Aplle en Saville road donde los Beatles realizaron su última actuación en la famosa azotea en enero de 1969. Oh my god, what experience!