¡Ya ha llegado la Navidad a nuestra casa!

Quería hacer una corona para decorar la puerta de nuestra clase, así que he decido probar primero como quedaba en casa y así decorábamos también nuestro hogar, además queda claro que dentro vive una maestra…

Los materiales son sencillos, compré goma eva de purpurina verde oscuro y goma eva mate verde claro para hacer contraste, después, utilicé pintura de dedos roja.

Solo necesitamos las manos de nuestros niños, en este caso, las manos de goma eva brillante son las de mi pareja, las verde claro las mías y como tenemos un perro decidí que los frutos rojos del acebo fueran sus huellas (pintura no tóxica y lo hice en 1’). Finalmente le coloque el lazo y lo colgué con una ventosa a la puerta (de las que llevan colgador).

Para clase lo haré con las manitas de mis alumnos y después estamparán sus huellas con la pintura roja para hacer los frutos, así que el lunes me pongo en marcha.

¿Qué os parece la idea? ¿Os gusta?

Es una manera diferente de hacerles partícipes en la decoración navideña del aula, ¿no creéis?

FAMILIAS: Es un recurso maravilloso para hacer partícipe a toda la familia, divertido, barato y estupendo para pasar un rato todos unidos, que SIEMPRE es necesario.

Espero que os guste, si lo hacéis con vuestros alumnos o con vuestros hijos, podéis mandármelo por RRSS y así veo vuestros resultados.

¡Feliz Navidad!