El ciclo de comedia europea «De què riuen a Europa?» ofrece cada noche, de martes a domingo, un repaso por la historia del cine a Europa hasta el 8 de agosto.

El CCCCinema d’Estiu del Centre del Carme viajan esta semana a la Grecia de los años cincuenta, la Yugoslavia de los ochenta o la República Checa de los noventa y se detiene en la que se considera la obra maestra de los grandes del cine, Willi Forst, con «Maskerade», rodada en la Alemania de 1934.

Willi Forst es un cineasta legendario que une la sagacidad de Ernst Lubitsch con el virtuosismo coreográfico de Max Ophuls. Sus películas fueron versadas a Inglaterra y los EE.UU, mientras que él insistió en quedarse en su Austria natal.

En el cine de Forst un paseo por la ciudad puede narrarse siguiendo una sombra, o un melodrama victoriano puede sacudir con un azote sexual. Se sitúa siempre en el ángulo más insospechado, la cámara emana un fulgor inesperado que recupera un momento exquisito de la vanguardia de los años veinte.

«Maskerade», que se proyectará el domingo 26 de julio, pertenece a un género austríaco llamado «wiener film» (película vienesa) que combina comedia, romance y melodrama y transcurre en la Viena de finales del siglo XIX y principios del XX.

‘Mia zoi tin ehoume’

La película que abrirá esta semana el ciclo del Centre del Carme es la griega «Mia zoo tin ehoume» («Solo se vive una vez», 1958).  Su director Yorgos Tzavellas es reconocido como el cineasta griego que mejor abordó el neorrealismo, con una obra que estuvo marcada por una época en que el país atravesaba grandes penurias económicas.

Seguidamente, el miércoles 22 llega a la pantalla del Carme «Maratonci arce pocas ni krug» («Maratón familiar»), producida en la antigua Yugoslavia de 1982 y que parece predecir la desaparición. Esta película explosiona al estilo Arthur Penn (‘Bonnie y Clyde’), anunciando aquel género de gángsters que popularizaron las productoras americanas.

El jueves 23 se podrá ver «Knoflíkáři», de producción checa y dirigida por Petr Zelenka. El cine de Zelenka es singular porque plantea cuestiones que nadie se había formulado. En esta película, medio siglo después de la bomba de Hiroshima, se intenta responder a la pegunta: «¿cómo expresaron su impotencia los japoneses de la ciudad si en su idioma no hay insultos ni palabrotas?»

El viernes 24 se proyectará «Voksne mennesker» (‘Dark horse’, 2005), una cara B de su película «Noi, albinoi» (2003). El cineasta Dagur Káry abandona su país por Dinamarca y lo celebra poniendo una lente curiosa y surrealista al objetivo de su cámara, siguiendo los deliciosos compases de Slowblow, el grupo de música garaje que lidera el mismo cineasta.

El sábado 25 los asistentes podrán disfrutar de «Microbe et Gasoil» (‘Microbio y Gasolina, 2015). Es la película más reciente del ciclo esta semana. El último film de Michel Gondry narra con extrema gracia y convicción la peripecia descabellada de Théo y Daniel, unidos para buscar nuevos horizontes.

El cinema d’estiu del Centre del Carme arrancó con fuerza la semana pasada, colgando el cartel completo en todas sus sesiones. Hasta el 8 de agosto se ofrecen 21 películas de la comedia europea, muchas inéditas en España, en versión original con doble subtitulado (castellano y valenciano).

Las proyecciones tienen un aforo limitado y la reserva previa se gestiona en www.consorcimuseus.gva.es