La pequeña, pero no por ello menos bella, Serra del Castell de Xàtiva se encuentra muy manipulada por el ser humano: en una ladera abundan las urbanizaciones; en la otra, senderos por doquier, algunos asfaltados, con cultivos de secano e instalaciones de riego por goteo; en la cima, el famoso y espléndido castillo que visitaremos; en medio del monte, un frontón abandonado; las casas de Xátiva empiezan a apenas dos metros del monte; si bien es cierto que algunas zonas se presentan más asilvestradas, con pinares, romero, estepas blancas, aliagas y otra vegetación típica mediterránea.

Xàtiva figura en cualquier listado de los pueblos más bonitos de la Comunitat Valenciana. ¿Y qué mejor que subir a la torre más alta del castillo para divisar la capital de La Costera y su entorno? Dicho y hecho, tomamos en la Estación del Nord el cercanías que pasa cada 20 minutos hacia Xàtiva, y en unos 40 minutos nos plantamos allá. Primera parada en la ciudad: el centro turístico que recomienda una ruta por la calle a la vuelta de la esquina llamada “Portal del Lleó” y con el castillo en el horizonte, no hay pérdida, disfrutaremos del aire antiguo de esta ciudad.

La ladera hacia el castillo aparece escalonada, por lo que favorece la subida sin exponerse al sol permanentemente. Una vez arriba, aparte de las asombrosas vistas, el castillo dispone de varias exposiciones interesantes, sobre todo dedicadas a la vida de los antiguos usuarios del castillo y de armamento en el mismo, incluso podemos adentrarnos en los calabozos, o tomar algo en el restaurante. Si estamos cansados para bajar, el tren turístico sube y baja dos veces al día al menos.

La mayor parte de los muros del castillo es de técnica islámica o de estilo gótico. Desde su torre más elevada podemos contemplar la maravillosa sierra y todo su entorno: al norte, la ciudad de Xátiva y su huerta; al sur, las tierras de secano y las sierras Grossa, Mariola y Benicadell; al oeste la frontera con Castilla.

Estas son las fotos de la excursión en el mismo orden que los pasos dados:

1

Desde la oficina de turismo, empezamos la ruta hacia el castillo

2

En el horizonte, la sierra nos saluda

3

Xàtiva esconde edificios asombrosos en sus calles

5

Mural de Toni Espinar

10

Comencemos a subir hacia el castillo

13

Subiendo por el monte del castillo, a veces nos giramos para contemplar la ciudad

15

Seguimos subiendo por el monte

16

Un verdor que quita el hipo

17

En la ruta del Castillo encontraremos otras rutas secundarias

18

Diversas rutas alternativas se ofrecen en el camino

19

Mirador de restos arqueológicos

21

Alcanzamos la entrada del Castillo

23

Hemos llegado al castillo, admiremos sus murallas

24

Un castillo impresionante desde su interior

25

Microreserva de flora

26

Vistas desde el castillo al horizonte

29

Es un gran castillo que recorrer

30

Vistas de la ciudad desde el castillo

31

Exposiciones dentro del castillo

32

Variedad de exposiciones dentro del castillo

33

Cuidado hasta el detalle cada rincón del castillo

34

Una gran afluencia de público en el castillo: merece la pena mucho

35

Wow, qué vistas de los montes alrededor del castillo

36

Fuente en el castillo

38

Cuanto más subimos, más impresionan las vistas en el castillo

39

Xàtiva desde lo alto del castillo

40

Impresionante perder la vista en el horizonte

41

La ciudad a los pies del castillo

42

El urbanismo feroz estropea un poco la vista en ciertas zonas

43

Desde lo alto también resulta tan bello como perderse por sus callejuelas

44

La Sierra del Castillo de Xátiva en tiempo de primavera

51

El entorno del castillo está precioso de flora mediterránea en plena explosión primaveral