Mario Vaquerizo: «Dentro de la progresía veo cosas que no me gustan»

Todos atentos: ¡vuelve Mario Vaquerizo! Con su peculiar estilo y manera de contar las cosas, escribe y publica su cuarto libro. Hablamos con él para conocer más detalles sobre su trabajo en negro sobre blanco, aunque en esta entrevista el rockero también se sincera sobre su vida y sus ideas.

 

Entrevista con Mario Vaquerizo

¿Cómo surge la idea de este libro?

En realidad no es mía, es de mi editora, Olga, de Espasa. Es el cuarto libro que saco con ellos y todos ellos han sido por encargo, lo que no quiere decir que sean menos míos. 

Me propusieron escribir sobre niños y en un primer momento dije que no, porque creo que escribir para niños no es fácil. Yo siempre escribo de una forma muy periodística, que es mi profesión, y digamos que mis libros no dejan de ser reflexiones sobre distintos temas de forma muy profesional. Pero luego dije “¡joder, por qué no! Nunca lo he hecho, ¡voy a hacerlo! Pero lo voy a hacer a mi manera”, y ahí es donde ya sí se puede decirse que la idea del libro es mía.

¿De qué manera planteas esa comunicación con los peques?

Quería hablar a los niños, y a los no tan niños -porque al fin y al cabo después es un libro para todos los públicos-, sobre lo que para mí es el rock y mis rockeros favoritos. El rock no solamente es tener una actitud chulesca, ponerte una cazadora de cuero y hacer canciones un poco ruidosas. Para mí el rock es una actitud ante la vida, es decir, ser dueño de tu vida. Y hay gente que ha perseguido un sueño y lo ha conseguido. Y es por eso que en este libro mis rockeros favoritos son múltiples y variados, porque empieza con Michael Jackson, termina con Alaska y siguen con…

¡Lola Flores!, la consideras muy rockera…

Sí, porque como te decía para mí ellos son rockeros porque han hecho en todo momento lo que han querido. Más allá de su propuesta musical, es su actitud ante la vida, de querer conseguir sus sueños y acabar consiguiéndolos.

Por otro lado también es que yo tengo una visión de la música muy ecléctica, nunca he sido nada dogmático. Y ahí es de donde surge mi idea del libro, un batiburrillo de rockeros que para otros no lo son, pero para mí los son más que muchos otros con chupa de cuero. Probablemente si este libro lo hubiera escrito otra persona habría elegido otros 50 rockeros distintos.

«Me di cuenta de que lo que me gustaba era hacer otras cosas diferentes a lo que hacían los niños de mi edad»

Según esta definición, ¿tú eres muy muy rockero?

Sí, claro. Todo aquel que tiene como lema en su vida “querer es poder” para mí es un rockero. Yo me considero totalmente un rockero, de hecho tengo un grupo de rock, rock-pop, que son las Nancy Rubias. 

Desde pequeño me gustaba mucho la música. Primero quise ser John Travolta, que me parece un rockero porque a mí me cambió la vida ver con cuatro años la película de Grease; me di cuenta de que lo que me gustaba era hacer otras cosas diferentes a lo que hacían los niños de mi edad. Me resultaba mucho más divertido ver un programa musical que se llamaba Aplauso que estar jugando a las chapas o al fútbol. Era un programa que se echaba en la Primera cadena, cuando solo existían dos canales de televisión en España, y para mí es el verdadero programa musical en cuanto al contenido que daban, porque podías ver a Rocío Jurado y luego, por ejemplo, a Los Ramones. De hecho fue allí la primera vez que los vi, y a la vez estaba Camilo Sexto, que también está en mi libro. 

Por todo ello, yo sí me considero un rockero, y toda la gente que he puesto en el libro los he puesto porque son dueños de su vida y son personas que te pueden gustar o no, pero son… únicos. Aunque bueno, yo no soy único, soy un copión, un rockero copión, pero bueno, agradezco que estas personas me hayan influido mucho para ser lo que soy hoy en día.

¿Y cómo llegas a conocer todas las historias que recoges en el libro?

Documentándome muchísimo, eso es lo que más me gustó. El libro en realidad está escrito de forma muy sencilla, pero en todo momento lo que pretendía era mostrar la historia en clave de cuento de mis rockeros favoritos a gente que a lo mejor no sabe ni quiénes son. Habrá muchos niños, adolescentes e incluso muchos señores, que no sepan quiénes son los Cramps o quién es Marilyn Manson. Entonces lo que pretendo es captar el interés a través de anécdotas basadas en su infancia o que no fueran muy conocidas, para motivar ese interés y que la gente diga “uy, este me ha caído bien por lo que he leído en el cuentecito, voy a seguir investigando y descubriendo, voy a seguir escuchando sus canciones”. 

Lo que más me gusta a la hora de escribir es el proceso de documentación, como periodista que soy yo siempre me he documentado. Como periodista seguro que tú quieres sacar a la luz algún detalle que no se conozca de mí públicamente, quieres hacer una pregunta para que yo te dé un titular que no sea el mismo que doy siempre, entonces ahí está tu trabajo, y ese ha sido el mío, investigar, subir a la biblioteca y coger todos los libros que me he comprado a lo largo de mi vida sobre estos artistas, documentarme… pero en todo momento contrastando mucho la información, y eso es lo que me llevaba más tiempo. 

«¡Estoy en contra de la wikipedia!»

¿Has tirado de wikipedia?

¡Nooo! ¡Estoy en contra de la wikipedia! Me parece una cosa nefasta y no entiendo cómo se puede otorgar la categoría de enciclopedia a un archivo en el que cada uno puede colgar cualquier cosa. Eso es lo peor que os ha pasado a los jóvenes de ahora, que tenéis muchas ventajas con el acceso a internet y a la información, pero muchas veces ese acceso es un poquito contraproducente, por eso hay que saber hacer buen uso de las nuevas tecnologías, que no todo el mundo sabe y no toda la información está contrastada.

¿El problema de salud que has hecho público recientemente han afectado la elaboración del libro?

No han influido porque si hubiera seguido igual de malo que estaba, no habría hecho el libro. De hecho se me dijo “Mario, si no puedes hacerlo no lo hagas”, pero como no me podía mover me vino bien para realizar el trabajo de documentación.  Coger toda esa pila de libros y reencontrarme con historias de gente que admiro y descubrir también cosas que no sabía de ellos fue también una cura.

Entrevista con Mario Vaquerizo

¿Cuál de todas esas historias te sorprendió más?

La historia de los Cramps, me encantó ver que en el fondo eran un matrimonio típico y tópico, un matrimonio de señores mayores que vivían en Los Ángeles con sus cuatro gatos y sus coches descapotables de los 50, como el matrimonio típico norteamericano y, después, los fines de semana hacían el salvaje en sus conciertos.

¿Tú eres más salvaje fuera o dentro del escenario?

La gente tiene una imagen de mí como más alocada, pero soy muy responsable y una vez que he adquirido un compromiso, lo cumplo porque no me gusta dejar colgada a la gente, y sobre todo porque no me gustaría que me lo hicieran a mí. Afortunadamente mis problemas de salud no son tan graves como los de otras personas, entonces pude tirar hacia delante con esfuerzo. Y después, mucho fisio. Estoy ya con ganas de volver al gimnasio, porque no me dejaban, pero ayer ya me dieron la buena noticia de que puedo volver al gimnasio y volver a estar mejor, porque ahora ya me he quedado un poco gordo, pero bueno.

«Estoy hasta el coño, con perdón, de la dictadura y la tiranía de lo políticamente correcto, que no deja que te expreses tal como eres»

Hablabas de política hace poco y decías que el 28A ibas a votar al partido que te diera el sobre más bonito, ahora ya, tras ver los resultados de las elecciones, ¿contento?

Te voy a decir una cosa… yo soy periodista, y pensaba que controlaba el medio periodístico, porque salgo mucho en la televisión, en la radio, en los medios de comunicación… pero ya no sé si hablar de política, porque después todo se tergiversa… A ti te obligan a dar un titular, y entonces tengo que estar constantemente dando explicaciones de lo que he dicho… Que igualmente lo voy a decir, ¿sabes por qué? Porque estoy hasta el coño, con perdón, de esta especie de tiranía y dictadura de lo políticamente correcto, que no te deja que te expreses tal como eres. 

En esto de la política el problema es que yo no soy dogmático, entonces hay cosas de un lado que me encantan y a la vez otras que me repatean y viceversa. ¿Qué ocurre? Que estoy en tierra de nadie, soy un maricón raro que se dedica a escribir y hablar solamente del rock, porque hablar de política es complicado… Mis ideales son muy liberales y progresistas, pero muchas veces dentro de la ‘progresía’ veo cosas que no me gustan. 

¿Los resultados? Me guste o no me guste tenemos que aceptarlo, la democracia tiene eso, que tienes que aceptar en todo momento la decisión de la mayoría, te guste o no. No me desagrada lo que ha salido, pero me hubiera gustado que saliera otra cosa.

Entrevista con Mario Vaquerizo

OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS: ENTREVISTA CON LA ESCRITORA FIONA BARTON