¡Resérvate el mes de Julio! El Festival Fib y el Low contará con estas artistas para su cartel del verano 2019. 

Monterrosa es un grupo que salió a la luz el verano del 2018. Rocío Saíz y Enrique F. Aparicio, dos amantes de la música y de la vida, trabajan duro para enseñar al mundo una visión diferente. Además, con sus canciones tratan de mostrar a la sociedad “las verdades” sobres la cosas. 

Con diferentes proyectos en mente, ambas cantantes compaginan la nueva gira de Latencia con sus anteriores trabajos. Rocío lleva 7 años con el grupo de Las Chillers y Enrique, a parte de ser DJ y cantante, trabaja como periodista en una academia de cine. ¡Unas verdaderas torbellinos con mil cosas en la cabeza!

¿Cómo surgió la de idea de crear este proyecto?

Rocío: Cuando me encontraba de gira con Las Chillers conocí a Sergio, nuestro manager, quien me presentó a Enrique que era DJ. Después de esto, de “manera orgánica” Sergio y Enrique se venían con Las Chillers de gira y tocaban en nuestros conciertos. Yo, me interesé por este tipo de música y empecé a pinchar. Fue cuando le sugerí a Enrique montarnos un grupo desde la inexperiencia pero con mucho amor y mucho cariño por lo que estábamos haciendo, que todavía no le poníamos nombre. Y así nació Monterrosa.

¿Qué nos podéis contar de este caos mágico que está viviendo Monterrosa en tan poco tiempo?

Enrique: A nosotras mismas nos sorprende lo rápido que están pasando las cosas porque hace tres días Facebook nos recordaba que hacía apenas de un año desde nuestro primer ensayo. Nos llaman para actuaciones en salas, en festivales y nosotras estamos «quietecitas» para que no se rompa esta mágia. Pero bueno, en esta sociedad en la que se crea tantísima música, pues bueno a lo mejor destaca que se tenga algo que decir.

¿Cómo os planificáis para poder llegar a todo y no dejar de lado ninguno de vuestros anteriores grupos-trabajos?

Rocío: Cariño yo hace años que decidí no tener vida sexual. Ojalá lo que vivimos ahora dure tanto como Los Secretos aunque hay muchísima responsabilidad. Te confirmo que es un falso mito la idea que tiene la gente de que los grupos de música ganan mucho dinero. A veces pierdes más que ganas, supone muchas hipotecas, muchos gastos…

Enrique: Además, nosotras tenemos claro lo que queremos, que es hacer música. Seguiremos haciendo esto hasta que nos emocione.

Me sorprende es la facilidad con la que os habéis llevado un tema clásico de Masiel al techno pop. ¿A qué se debe?

Enrique: Masiel es un gran referente para nosotras y una inspiración constante. Es como un empeño musical el sacar de nuevo a la luz a la gran figura de la cantante española y artista total. Casi la hemos traducido más que versionado.

En Manipulaste ¿Habláis de experiencias personales?

Rocío: Manipulaste sale de la experiencia con mi ex novia. Pero esta canción abre otras vías de manipulación empezando por las que vivimos en nuestro día a día. Tuvimos dudas sobre el titulo de la canción porque era muy duro pero para eso hemos venido, para contar las cosas sin tapujos. Hay que decir en voz alta me estás manipulando ya sea a tu pareja o a tu amigo. Somos muy autocríticos y nos gusta aprender de nuestros errores.

En 1992 cuando decís “no sé como el mañana se volvió ayer”. ¿Se podría decir que es una especie de crítica a la sociedad actual? Contadme por qué decidisteis hacer este tema.

Enrique: La crítica que hemos hecho, la formulamos verbalmente hacia fuera pero realmente nos la estamos haciendo hacia dentro. Quiero decir esto es un homenaje al «flying free», al año olímpico, el año de la expo es el año Alcácer. Es el año en el que España se convierte en un país desacomplejado respecto a su riqueza y su posición en el tercer mundo. Es un reflejo de todas esas promesas que nos hacían en estos años y que no se han cumplido. Vivimos peor que nuestros padres, quiero decir, más inseguros porque los valores de nuestros padres y madres no nos permiten vivir en este mundo pero tampoco se nos deja sustituirlos.

«El discurso lo tenemos claro pero hay un tapón gigante de otra sociedad pasada que no nos deja ponerlo en práctica» afirma Enrique de Monterrosa.

¿Qué opináis acerca de las críticas de algunos adultos hacia los jóvenes con temas como las modas o los pensamientos progresistas?

Enrique: Las cenas de Navidad son un terreno plagado de minas. A nosotras nos atacan por quiénes somos, no por lo que pensamos. No llegamos ni a temas ideológicos.

Rocío: Las cenas de Navidad también nos ayudan mucho a saber qué es lo que no queremos en nuestra vida y a saber que debes salir de ahí.

Además, sois uno de los grupos que reivindica y da visibilidad al colectivo LGTBI. Me he fijado que en vuestras letras solo utilizáis el género femenino. Me gustaría saber vuestra visión acerca del género.

Enrique: Nosotras usamos siempre el femenino inclusivo porque despierta preguntas. Si siempre nos referimos con «nosotros» no llamamos la atención. Lo que mola es que yo que soy percibido socialmente como un hombre independientemente de como yo me identifique utilice el femenino. Ponemos foco en el género y despertamos estas preguntas.

Rocío: El género ni nos limita ni nos define.

Otras noticias de interés:

ENTREVISTA CON MARTA MISSISSIPPI, AUTORA DE «PRINCESAS Y LOBAS»