Decidida a viajar con mi hijo a tierras de D`ALT L`EBRE, en concreto al pueblo costero L`ATMELA DE MAR, ya que es un destino al que puedo acceder fácilmente en ? y es un pueblo pequeño que parece bastante accesible para disfrutar de una SEMANITA de playa y paseos. Ya que mi BLOGG incluye como parte importante, accesibilidad e inclusión hacia las personas con distintas diversidades funcionales, quiero denunciar desde aquí, el MAL servicio que ofrece RENFE para “ayudar” a subir y bajar del tren a personas con dificultades, ya que habiéndome dicho que estando en el punto de información media hora antes de la salida, sin previa llamada, bastaba para usar sus servicios sin problemas.

Pues bien; llegó y me encuentro con que hay un solo trabajador de ATENDO, para ayudar a  5 personas (una de ellas en silla de ruedas), así que según el, cómo no podía con todo, a mí no me podían ayudar a subir al tren: a mí me dejaban en tierra, sin ayuda, a una mujer que posee un 10% de visión, y que para colmo, viaja con un niño pequeño y con equipaje para 2, claro está. Ante mi impotencia porque no podía leer ni la vía ( cuando saliera, claro), ni llegar y subir sola al tren, (estamos hablando de que ya el tiempo que tenía eran escasos 10 MIN, habiendo llegado con más de 30 MIN. de antelación), solamente una trabajadora se “apiadó de mí”, y no sin antes tener que soportar comentarios totalmente DISCRIMINATORIOS  hacia mi condición, metiéndose en terrenos personales (tu marido no se puede quedar contigo?, vas demasiado cargada para ser…..el qué?? Ciega???) etc,  etc…pude coger el tren por los pelos, con un berrinche tremendo y con mi hijo de 5 años asustado perdido y sin nadie que lo controlara. Así que desde aquí, DENUNCIÓ esta desagradable situación que por desgracia se repite en mi día a día y tengo que soportar, tan solo porque intento hacer una vida normalizada y si, SOLA, con mi hijo pequeño, como miles de personas, como miles de mujeres que crían solas a sus hijos, lo único que me diferencia a mí de ellas es, que yo tengo mucha menos visión.

Dicho esto, que una vez llegada a destino quedó como Pura anécdota que ya denunciaré donde corresponda, L, AMETLA DE MAR nos recibió con los “ brazos” abiertos, al igual que sus habitantes, simpatiquísimos y amables allá x donde íbamos. Al parecer, ésto es habitual en tierras de D, alt L, EBRE, para nuestra satisfacción.

Los restaurantes del puerto ofrecen tapas , arroces y distintas variedades de pescado típico de la zona.

El puerto de L, AMETLA, es pequeño y coqueto, muy recomendable para pasear y descubrir sus restaurantes.

Los colores blanco y azul, típicos de la zona y muy marineros.

Para ser un pueblo pequeño, L`AMETLA, tiene una gran oferta gastronómica, basada principalmente en su riqueza pesquera, donde el atún rojo, que aquí se cría también en PISCI factoría, es el plato “Estrella” del lugar. Para degustarlo, qué mejor entorno que el pequeño y pintoresco puerto, donde se hace presente, la vida de los pescadores que es la mayor fuente de ingresos del pueblo, y después el turismo, claro.

Los restaurantes, se suceden uno tras otro alrededor del puerto y todos ofrecen gran variedad de tapas y pescado, mariscadas y parrilladas para dos, menús degustación que oscilan entre los 18€ y 24€, con una bebida y postre incluidos.

Aunque viajando con un “enano” de 5 años al que el pescado no le motiva todavía demasiado, no me pareció la mejor oferta, aparte de que los restaurantes sitos en los puertos (esto así, en general), siempre suelen ser más caros que los del pueblo.

Una terraza muy acogedora

Buen café, precios asequibles y productos artesanales en “ bambina”

Va por ustedes!!

Así que, me decido a  investigar” y comenzamos a callejear un “tortuoso Vasco que antiguo lleno de subidas, bajadas y escaleras, con lo cual, he de “aparcar” en la mochila, el bastón y confiar en el “buen hacer” de mi hijo que hace muy bien de guía, la verdad y me va diciendo si hay obstáculos en el camino (aunque hay que decir que de vez en cuando se le olvida y acabo tropezándome, en fin, mal menor estando de vacaciones, pienso para consolarme) ; y lo primero que llama la atención es, que hay varias heladerías/ creperias; la verdad es que hace bastante humedad en el pueblo, aunque la brisa marina llega y se agradece encarecidamente. Paramos en la primera que nos llama la atención por su colorido verde pistacho y su acogedora y coqueta terracota, entre callejuelas. Se llama “bambina” y enseguida nos damos cuenta que no nos hemos equivocado, primero porque los helados son artesanales y utilizan producto italiano , además de tener precios asequibles, el café también está muy bueno. La simpatía de su dueña, hace que no me resista a probar un granizado de mojito , venciendo el calor una vez más; también con productos naturales, está delicioso, creo que repetiré seguro.

Una gran plaza, con un atractivo parque infantil, rodeada de bares y restaurantes donde poder elegir

Ya mas fresquitos, continuamos la marcha y llegamos a una bonita plaza con un  parque infantil como motivo central , rodeado de restaurantes para poder elegir.

Gran idea!! Ya que se puede comer o cenar tranquilamente mientras l@s niñ@s van y vienen y sin peligro ninguno, porque además, otra de las ventajas de este pueblo es, que a las horas punta, cuando más gente circula, ponen vallas y se corta el tráfico, disfrutando de calles peatonales.

Una gran oferta que va , desde desayunos a 2€,generosas tapas, burgueses y platos combinados

Llama la atención que sin embargo, no se coma de menú en ninguno de estos restaurantes; aunque tienen una gran oferta y variedad donde se puede desde desayunar por 2€, hasta comer un buen plato combinado por 9,50€ con algo de pescado de la zona, o las típicas tapas , que si bien es cierto, salen a precio de pueblo pequeño que vive del turismo ( lo cual es bien comprensible), el tamaño de los platos es buen generoso en todos los lugares.

En uno de estos restaurantes, EL GLOP, se bebe una copa de vino blanco de la zona, por 1,20€, mientras tú “enano” disfruta del parque; además tienen una amplia carta con BURGUER y platos combinados más que apropiado para ir con niñ@s, y por unos 4,50€.

Recomiendo callejear el pueblo, ya que hay diferentes ofertas y muy variadas de precio, para poder elegir, pero como siempre, cuanto más nos alejamos de las plazas o del mar, más económico resulta comer. Es este el caso de BURGER 3, que además de servirte con gran amabilidad, disponen de 1 menú infantil por tan solo 5€ que incluye bebida, Hamburguesa, pero hechas en la carnicería del pueblo, nuggets( caseros) o pasta y para los adultos, gran surtido de originales burgers con pan artesano, deliciosas, además de las típicas tapas del lugar, por lo que cada día tienen unas, diferentes; pez raya, calamares, mejillones, pulpo etc…. realmente sorprendente.

Una jornada muy agradable , donde podemos disfrutar de las instalaciones

Como última propuesta, podéis ir a pasar una jornada muy agradable en el camping Náutic L`ATMELA, situado Justo entre dos playitas al lado de la playa de L`Alguer; podéis pasar un rato en sus playas y después, si consumes o comes allí, disfrutar de lo lindo en familia, de las instalaciones del camping, que dispone de una gran piscina para adultos y una pequeña infantil. Disponen de menú para niños por 7,50€ y todo tipo de arroces, platos combinados etc para nosotros. Una opción más que apetecible si queremos comer tranquilos, sin arena y mientras los peques se bañan en la piscina.

En general, la orografía de este pueblo costero, no lo hace especialmente accesible; de hecho, no he visto ninguna persona en silla de ruedas,,aunque en verano, todas las terrazas están a pie de calle; por la parte que me toca, lpocas veces he estado en un sitio donde sus habitantes Sean tan amables y sonrientes, por lo tanto me han ayudado en todo lo necesario. Recomiendo 100% este encantador pueblecito de las tierras amigas de D`ALT L`EBRE.