Comer bien, sobre todo en primavera

autor-noticia-icon

COMPARTIR

La importancia de comer bien, sobre todo en primavera

 

Es cierto que de tantas veces que hemos escuchado aquello de “mens sana in corpore sano” parece que haya ido perdiendo credibilidad. Pero incluso los expertos avalan la importancia de una buena conexión cuerpo-mente en la que los hábitos diarios juegan un papel imprescindible. Parece de lógica, pero rutinas como consumir unos alimentos determinados son nuestros mejores aliados para incentivar la sensación de bienestar.

 

Además, saber que a través de nuestra dieta se pueden generar y potenciar las llamadas “hormonas de la felicidad”. Nos ayuda, no solo a cubrir nuestras necesidades nutricionales, sino también a estar más felices en general. Y parece que a estas alturas todos buscamos lo mismo y nos conformamos con poco: comer rico y ser felices.

 

¿Pero de verdad hay alimentos que nos hacen más felices? Sí, has leído bien, aunque resulte difícil de creer. El intestino está directamente conectado con el cerebro. Por eso, el consumo de ciertos nutrientes ayuda a producir y liberar hormonas como la serotonina y la dopamina. Este proceso cuida de nuestro organismo y genera en nuestra mente una sensación de alegría. Será cierto, por tanto, ese refrán de que “a barriga llena, corazón contento”.

 

No obstante, la primavera es conocida por ser un periodo de cambios y en ocasiones es complicado encontrar una balanza. Por eso te proponemos una lista de alimentos saludables que harán que tu cuerpo se regule mejor durante esta temporada. Al despertar del letargo invernal dejamos atrás alimentos más densos y calóricos. En definitiva, esos platos a los que tu abuela se refiere como ‘platos de cuchara’, que nos ayudan a protegernos del frío. Ahora, en cambio, apostar por una dieta más ligera y fresca se convierte en la mejor opción (y con este calor, la única viable). Apunta.

Mejores alimentos para la primavera

Las frutas y verduras de colores brillantes como son las fresas, los arándanos, las espinacas o las zanahorias. Además de resultar apetecibles a simple vista son ricas en antioxidantes, que protegen nuestras células y hacen que luzcamos una piel radiante. Pero, viviendo en Valencia y como no podría ser de otra manera, las naranjas (o, en su defecto, cualquier cítrico que nos aporte Vitamina C) se convierten en la fruta favorita de muchos paladares. Asimismo, fortalecen nuestro sistema inmunológico y combaten las alergias estacionales tan comunes durante esta época del año.

Incluir pescados grasos como el salmón, las sardinas o el atún nos proporcionará Omega-3 que beneficia la salud cardiovascular y reduce la inflamación. Y si no eres mucho de pescado puedes decantarte por frutos secos como las nueces. Por último, integrar alimentos ricos en fibra como legumbres o cereales es fundamental para mantener un sistema digestivo regular y asegurar un buen funcionamiento.

Aunque ya sabemos eso de que no existe fórmula para la felicidad o una dieta infalible, sí podemos apostar por una primavera en la que nutrirse, tanto por dentro como por fuera, sea lo más importante.

TAGS

COMPARTIR